Psicopatia Dr.Hugo Marietan

P

Psicopatía, psicópatas y
complementarios


Sitio del Dr. Hugo Marietan


htpp://
www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

[ Principal ]
[ Artículos ] [ Psicopatía ]
Esquizofrenia ]
Docencia ]
Poesías y cuentos ]
Otros Autores ]

Curso de Psicopatía ]
Semiología Psiquiátrica ]
Enlaces ]
Cartas
comentadas 
]
Depresión ]

 

Carta

Un
caso de Síndrome de Munchausen

Aquella hermana que menciono, generalmente demostraba
un papel de “víctima” que le convenía
para conseguir usar a los demás y no hacer las
tareas que le disgustaban, yo se lo decía y ella
reía. Observaba que era una mujer fría,
calculadora, no era cariñosa con sus hijos ni con
su marido. A ella la movilizaba otra cosa: EL DINERO,
para ganarlo se había montado un negocio dentro
del hogar, al que se dedicaba con esmero y lo turnaba
con su labor de enfermera en el hospital, mientras sus
hijos (mis sobrinos que yo adoraba) y yo, muchísimas
veces y por años, hacíamos casi todas las
tareas domésticas.
Al leer el síndrome de Munchausen por poder, volvieron
a mi recuerdo
la conducta que mi hermana tenía con una de sus
hijitas, de unos 6 u 8 años de edad: Mantenía
a la niña en cama y le diagnosticaba reumatismo
infeccioso, o deformante o los dos juntos, no recuerdo
exactamente porque me decía (delante de la nena
que escuchaba muy asustada) “Soy enfermera y conozco
los síntomas, Lilian (la chiquita) tiene reumatismo
y del peor!”. Lo que sí recuerdo perfectamente
es que muy alterada comentaba que la niña iba a
vivir con fiebre toda su vida y que poco a poco se iba
a ir deformando, por ejemplo, se le retorcerían
los dedos de las manos y los pies, etc. A este punto Lilian
la miraba aterrorizada y yo me preocupaba tremendamente,
además de sentir una extraordinaria pena por mi
sobrinita y mi hermana, que en ese aspecto, de repente,
se había tornado en ser una madre muy cuidadosa
y vigilante con la salud de la nena. “Los médicos
son unos h.d.p., no me hacen caso: ¡Los conozco!,
son egoístas, corruptos…” Cambiaba de
pediatra con asiduidad, todos eran “unos caballos”,
“unos brutos que no saben nada”…
Una mañana fui a su casa y la encontré indignada,
pálida de rabia, me extendió un sobre blanco
y me dijo con odio: “Esta carta me la dio el doctor
que atendió a Lilian, me derivó a otro especialista.
¡Me engañó! Me dijo que por favor
no abriera el sobre, que ahí estaba escrito el
diagnóstico de la nena y que sobre eso trabajaría
el médico que me recomendaba. Pero yo no le hice
caso, abrí el sobre, leí la carta y mirá
qué dice!”
La carta, en primer lugar, contenía el informe
de los estudios practicados a Lilian, los cuales TODOS
presentaban resultados normales, demostrando que la niña
no padecía ningún tipo de patología:
“La que realmente padece problemas es la madre, que
insiste en “ver” en su hija una enfermedad inexistente”.
Por último, el médico le sugería
a su colega que trate el caso y que, por su especialidad
tal vez, podría derivar a la madre a un tratamiento
adecuado.
-“No pienso ir a ese médico ni a entregar
nada” – aseveró indignada mi hermana. Yo traté
de disuadirla, de señalarle los resultados de los
estudios, pero siguió llevando a su hijita de hospital
en hospital, la hacía guardar cama, le tomaba la
temperatura y hasta creo que le daba medicamentos. Lo
que es real, que JAMÁS y hasta el día actual,
Lilian no sufre ni sufrió de ningún tipo
de reumatismo de ninguna clase, todo quedó en el
olvido, pero yo no olvidé aquella carta y en ese
momento, como hoy, siento y sentí como un llamado
de alerta con respecto a las “necesidades” de
mi hermana.
Con otros de sus hijos también siempre les descubría
enfermedades, si bien es cierto que donde residía
habían industrias, ella movió cielo y tierra
ante las extrañas alergias de sus hijos, (debido
a la contaminación, decía) incluso su otra
hija, me dijo que la habían operado de los ovarios
y que había sido una intervención equivocada,
para esto mi hermana la había llevado de ginecólogo
en ginecólogo, siempre maldiciendo a los médicos
que no le hacían caso. Este hecho también
me había llamado la atención, pero hacía
años que yo me acercaba muy poco a la casa de mi
hermana, porque no soportaba su forma y menos la de su
marido, ahora yo era una mujer hecha y le marcaba límites
cortantes.
Trabajé muchos años como fotógrafa
y todos los años sacaba fotos en escuelas. Un invierno
había demasiados casos de meningitis y los medios
recomendaban cómo evitar su contagio (era una meningitis
contagiosa la que se había detonado aquel año),
entonces recibo una llamada de mi hermana, exclamando
alterada que necesitaba que yo fuera a ayudarla, porque
sus hijos menores y sus nietos, padecían de meningitis.
Le contesté que era imposible, ya que estaba cumpliendo
mi labor en escuelas y además tenía a mi
hijo preadolescente, que no quería exponer a niños
sanos, que yo podía ser portadora del contagio:
Se ofendió muchísimo, quiso manipularme
con la culpa pero no lo consiguió, ya conocía
sus artilugios, así es que no le hice caso y seguí
con lo mío. Al poco tiempo me enteré que
ni sus hijos ni los nietos habían padecido meningitis,
sino una gripe común, pero lo dijo como al pasar,
mirando de reojo a su familia, como queriendo acallar
mis preguntas.
Mi otra hermana también se “inventaba”
enfermedades, pero lo hacía con su propio cuerpo,
volviendo locos a los médicos, era increíble
cómo se mimetizaba con sus males imaginarios, toda
la familia conocía sus mentiras y hasta lo tomábamos
a risa cuando la veíamos fingir.

 

 

 

 

 


Si desea dar su opinión o
aporte
escríbame a

consultashm@gmail.com
o
click AQUI

 



Sobre el autor

Hugo Marietan

Agregar comentario

Hugo Marietan

Nacido en Buenos Aires, en 1951

Médico, Facultad de Medicina, Universidad de Bueno Aires, 1981, MN 62757

Médico Psiquiatra, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, 1986

Formación Docente: Egresado del Curso de Formación Docente Pedagógica en Ciencias de la Salud y Carrera Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires

Docente Adscripto a la Carrera Docente Facultad de Medicina. de la Universidad de Buenos Aires desde junio de 1991 a la fecha.

Académico Titular de la Academia Internacional de Psicología de Brasil (2002)

Para ver el curriculum completo: https://marietan.com/curriculum/

Redes Sociales

Puedes seguirme en las redes sociales e interactuar conmigo.