Lo bipolar por una bipolar – Las Mentiras

L

Un testimonio sobre lo bipolar de acuerdo a las vivencias de una mujer que tiene estos cambios en las fases tímicas. No hemos tocado los escritos recibidos para que el profesional pueda contar con este inapreciable material. Ella ha dado su total consentimiento y exigió para su colaboración que se la nomine con su nombre real; sólo se han preservado los nombres de terceros.

11) Mi etapa de mentirosa

De dónde salió eso? Ah, me lo regaló Ma.

Es necesario comprarte 3 tailleurs en el mismo momento?

No los compré; Ce. me los presta para que los luzca así le hago propaganda a su boutique.

Ma, Merchedes, 5 pares de zapatos nuevos? Y esas carteras haciendo juego?

No son nuevos, los llevé al zapatero para que los arreglen y a las carteras las volvieron a lustrar.

Caríssima, esta lámpara es nueva ¡

No, S., me la regaló Ca., como sabe que me gustan las antigüedades… Era de su abuela

Diálogos así mantenemos Mon Homme y yo desde hace 29 años.

Un bipolar que es gastador compulsivo, es generosísimo consigo mismo y con los demás.

Pero… también es embustero

Manipula – miente – engaña

Su familia – sus amistades – escuchan azorados las “mentirillas”, que, obvio, no creen. Se pronuncian frases irónicas como “qué suerte tenés”, “qué generosa es Ma.”… “Siempre te regalan o te encontrás cosas… o hacés canjes…”

Este estado compulsivo por comprar aparece durante la fase maníaca. Cuando comienza a hacer efecto el litio, desaparece el episodio maníaco y la compulsión gastadora.

En los períodos de estabilización emocional (yo lo llamo “estar en equilibrio”) y en los episodios depresivos, no te interesa comprar ni un alfiler.

El bipolar con la compulsión por el juego, en la fase maníaca se jugará madre, mujer e hijos y mentirá.

A. B. – mi padre – fue un jugador compulsivo.

Investigando mi genética bipolar, descubro que yo la heredo de él.

Personalidad, actitudes, carisma, talentos, inteligencia, me vienen de Don B.

Las “mentirillas” de un bipolar son creíbles hasta ahí nomás; es decir, familiares y amigos, no las creen, pero… deben aceptar porque si no aparece la agresividad física y verbal del bipolar maníaco.

Los bipolares fabulamos de tal manera, que nuestro carisma y liderazgo manipula a extraños y terceros y así conseguimos todo lo que queremos comprar.

Alguna vez conté que llegué a comprar un auto 0 km. al contado sin dar 1 dólar.

La Concesionaria creyó que pagaría CASH, a los 15 días.

Subí al auto – estaba con mi hermana -, llegué a mi hogar, estacioné del lado de mi departamento (la casa está en esquina). Busqué a Sergio, lo llevé al ala de la casa que me pertenece, le mostré por una ventana el auto, se preguntó “de quién será? Es 0 km”, le entregué las llaves y le dije “ES TUYO”.

(Aún no se sabía que era bipolar)

No cuento el final, porque es vergonzante. Duró el auto en cuestión 7 días en mi poder.

Conozco una bipolar alcohólica y gastadora compulsiva. Nos vive mintiendo en sus episodios maníacos. (Y eso que sabe que yo soy bipolar y visitamos al mismo psiquiatra)

Lo interesante de nuestras mentiras, es que somos conscientes de que estamos engañando y que no nos creen ( al menos yo)

Vivo mintiendo y justificando plenamente los gastos útiles e inútiles.

Me hacía falta… Lo quería tener…Necesito verme diferente… Te lo regalo porque tengo ganas… Porque me caes bien…

En el año 2002 se diagnostica mi Trastorno Bipolar y comienzo a usar litio.

Desde el 2005 hay mucho control de mi compulsión gastadora.

Un signo: Cuando me descubro visitando boutiques y comprando mil boludeces inservibles, me digo “Merceditas, estás entrando en euforia…” (hay algunas mentiras piadosas, pero los gastos son menores)

Un síntoma: Junto a los pequeños gastos actuales, aparece la verborragia, la creatividad, la líbido… 3, 4 días sin dormir…

Estoy en un episodio maníaco.

Desde el 2005 no recurro a mi psiquiatra.

Me auto-medicamento con la misma dosis de litio de mantenimiento e incorporo 3 mg. por día de tranquinal .

No uso el chaleco de fuerza químico Risperín, ni hipnóticos o antipsicóticos o antiepilépticos.

Ahora mi crisis maníaca me dura 15 días, 1 semana.

A pesar de mis mentiras, ya conozco mi Mente Bipolar

Sobre el autor

Hugo Marietan

Agregar comentario

Hugo Marietan

Nacido en Buenos Aires, en 1951

Médico, Facultad de Medicina, Universidad de Bueno Aires, 1981, MN 62757

Médico Psiquiatra, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, 1986

Formación Docente: Egresado del Curso de Formación Docente Pedagógica en Ciencias de la Salud y Carrera Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires

Docente Adscripto a la Carrera Docente Facultad de Medicina. de la Universidad de Buenos Aires desde junio de 1991 a la fecha.

Académico Titular de la Academia Internacional de Psicología de Brasil (2002)

Para ver el curriculum completo: https://marietan.com/curriculum/

Redes Sociales

Puedes seguirme en las redes sociales e interactuar conmigo.