Psicopatia Dr.Hugo Marietan

P

Psicopatía, psicópatas y
complementarios


Sitio del Dr. Hugo Marietan


htpp://
www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

[ Principal ]
[ Artículos ] [ Psicopatía ]
Esquizofrenia ]
Docencia ]
Poesías y cuentos ]
Otros Autores ]

Curso de Psicopatía ]
Semiología Psiquiátrica ]
Enlaces ]
Cartas
comentadas 
]
Depresión ]

 

Carta comentada:

Yo, Complementaria

Eacabo de descubrir su pagina en ese deseo de autoayuda
y me ha sido tan gratificante encontrar primero lo referente
a Contacto cero y en segundo lugar el identificarme con
la situacion de J. que en mi caso me encuentro enesa antesala
del infierno . Dr.Marietan realmente como dice Gilberto
usted nos abre los ojos y nos ofrece su mano para salir
del abismode este infierno, deseo tener mas material sobre
sus aportaciones que es salud mental, espiritual y física.
tambien desearia su consejo que como complementaria me
ha tocado vivir, con un hombre narcisista, vilento, agresivo,
super infiel chantajista y con demasiada crueldad mental
con el cual convivi con el durante 11 años en ese
círculo de la violencia donde se perdio el respeto,
la dignidad y no se ya si hubo o no amor, era para mi
mi droga sin elcual no viva, creia que algundia cambiaria,
justificaba sus golpes con el clasico “yo lo provoque,
yo tuve la culpa ” como asi me lo hizo repetir no
se cuantas veces hasta que formo parte de mi conciencia,
cuantas veces me hice ciega, sorda u muda ante las ifidelidades
que me llegaban por amistades, familiares, y asi mi sexto
sentido pero todo quedaba en un “estas loca ”
estas enferma de celos ” “es mi vida”
y los clasicos golpes para amaestrarme o domarme y seguir
mi dueño uso de i en le momento que lo deseara
y después sería otra y otra, hasta el dia
que por consecuencia me infeto sexualmente y logico no
lo r5econocio al contrario me voltio la jugada y me acuso
de lo que ya sabran, gracias a dios sali bien de ese trance
ante la atencion medica oportuna. En varias ocaciones
le tuve que apoyar para salir de asuntos legales por motivo
de su violencia o porque en sus fiestas se le pasaban
las copas, los dos estamos dentro de la misma area laboral
y en su momento yo tube la oportunidad de trascender y
como el no estaba contemplado, opte por dejarle mi lugar,
ahora el ha trascendido y me ve hacia abajo y que yo necesito
de el , no el de mi,cuando lo conoci era untipo opacado,
timido, inseguro, antisocial,segun el “separado
de su mujer ” que despues salio la verdad que no
era así y aunque fue tambien motivo para querer
salir de esa relación , venía el chantaje
sentimental y emocional de su parte para que me mantubiera
estática ahí . vinieron problemas con mi
faqmilia hasta llegar a las ofe4nsas verbales y atentados
fisicos, así con mis perternencias y sobre todo
mi dignidad en todos aspectos y “yo seguia ahi”
problemas en todos aspectos y mi autoestima cada vez mas
y mas abajo hasta llegar al fondo para que el la pisoteara,
se burlara , me humillara me subajara y me violentara
fisica, mental, sexyal y emocionalmente, eny “yo
ahi seguia ” creyendo en el “amor” en
mi hombre que en su momento fue tierno,pasional, comprensivo,
inseguro, timido, guapo etc. etc. y que ahora yo lo habia
convertido en un “moustro ” porque le ayude
a elevar su autestima, le di seguridad, lo alentaba con
el “tu puedes “, “adelante”, ”
lo vas a lograr ” “eres mucho ” “me
encantas, eres muy gyapo, eres un super hombre ”
etc. etc y todas las palabritas dulces que uno dice cuando
esta enamorada, cree que su hombre va a ser el que conocio
por siempre, que sus promesas, juramentos y mentiras son
verdades.Hasta el día que frente a mi tengo la
realidad el cuadro mas amoroso “el y ella ”
tomados de la mano con una relación de tiempo que
todo mundo conocia menos yo, tambien resurge la esposa
con su hijo, otro hijode una relación que tuvo
antes de conocernos y para rematar sale aparece otro milagro
que este señor hiso con un miembro de mi familia
que ha marcado nuestra existencia y familia para siempre,
que a decir verdad fue lo que me hizo despertar y dejar
esa relación con coraje, dolor, impotencia, depresion,
amargura , aislamiento y con esa sed de venganza y hasta
de llegar a matar esa persona (si asi se le puede llamar)
por el daño que me causo moral, fisico y espiritual
asi como dejar marcada a mi familia. Mi mayor paso fue
reconocer esa relación enfermiza, tras varios intentos
salir del circulo de la violencia, creer en que podria
algun dia levantarme, alejarme de todo lo relacionado
a “el”, dejarle el mundo para el solo, pedir
a dios su ayuda para convertir la idea de venganza en
bendiciones , tragarme mi dolor por el amor, tratar de
rehacer mi vida en todos aspectos y creo que poco a poco
voy saliendo de ese infierno . pero que pasa ahora conmigo?
que tengo desconfianza en la gente, que busco diferentes
terapias, que ya no tengo ilusiones, que la depreseion
de repente esta conmigo, mi craracter se agrio, me considero
con autoestima baja por gorda,vieja, fea etc. etc. que
ahora yo soy la timida, antisocial y antipatica y mas
cualidades que podria enumerar, en tanto “el ”
disfruta la vida con esa nueva pareja jovem , delgada,
bonita, simpatica, inteligente, etc etc, y que4 cuando
en mi esta en proceso Contacto Cero ; el psicopata marca
y manda mensajes a mi celular para seguir como depredador
mental. Por favor le suplico conteste me presente Dr.
Marietan pues el final de esta historia es lo mas trágico
porque resulta que aún puedo seguir sintiendo un
sentimiento por ese ente que creo nose quiere escapar
de mi pensamiento y temo ser Masoquista. No fui victima
fui complice . Deseo ser una nueva mujer renoveda internamente
para tomar seguridad y en mi rostro se vuelva a dibujar
una sonrisa porque e vuelto a creer en mi y en la gente
en el amor jamas. Gracias por atenderme. M, de México

 

M
Has entendido, tu intelecto ha comprendido el error y
la socavación. Mas tu vieja esclava, la vieja esclava
del psicópata, aún permanece vigorosa y
atenta a los movimientos de su amo. Sabes todo de él.
Vives, gran parte de tu vida, en torno a lo que hace él.
Y te amargas, y sufres, y envidias. Te miras: gorda, fea,
vieja, antipática. La miras: delgada, bonita, joven.
Pero, por sobre todas las cosas, la vieja esclava ve que
ella está con él, disfrutando. Ella gozando
de la abundancia que en parte fue tu obra y tú
masticando un duro mendrugo, y llorando porque crees que
aún lo quieres. A pesar de todo, conociendo todo,
aún lo quieres.
Tu inteligencia ha podido analizar la relación,
el perjuicio, la destrucción de tu persona, y lo
cuentas, pero lo haces como si contaras una película
de otro, de algo que le pasó a otros, a pesar de
que usas la primera persona. Y dejas entrever que la vida,
lo vivo, sigue siendo el estar con él, y que tu
vida tiene el sentido que él le dio, y, ya carcasa,
lloras y te quejas.
Tu carta resume los lamentos de muchas complementarias
y un verdad: el saber no es suficiente, hay que dejar
de lamentarse y comenzar la acción de recuperarte.
Y no lo podrás hacer si sigues mirándolo
a él. Tu mirada debe girar hasta enfocarte a ti
misma, y desde allí diseñar el camino del
retorno, de la salida del laberinto del psicópata.
Debes empezar a ser tú misma (la que fuiste antes
del psicópata) comenzando por tus pies, por los
dedos de tus pies, hasta que cada dedo sea tuyo y no los
dedos manipulados por el psicópata, no los dedos
en función del psicópata. Usa esa mirada
que te devuelve un estropajo: vieja, gorda, fea, que es
la mirada que adiestró el psicópata, para
restaurarte parte por parte, para que repongas los colores
que él desgastó.
No hay milagros en esto, no hay un salvador que cual héroe
de un comic te saque de este circuito, estás tú,
y las pocas redes afectivas que te dejó el psicópata:
algún amigo, algún familiar, algún
otro que aún te quiera. Debes juntar los añicos,
mirar las formas, y adosarlo a otros añicos que
hagan juego hasta constituir lo que eras.
Tú debes ser tú.
Si lo sigues mirando, seguirás siendo él.
Debes matar a tu esclava que es la que te ha asesinado
a ti, a las que has ayudado a que te asesine. Sacar a
tu esclava es un desgarro, es doloroso, íntimamente
doloroso. Pero debes ser impiadosa con ella, es tu enemiga
mortal. Paga el costo que sea necesario, pero sálvate.
Si sigues mirando a tu psicópata, el seguirá
siendo tu Sol Negro. Y, ya lo sabes, sólo existe
un Sol, un sol que da la vida, que ayuda a crecer, que
te inunda de luz. El sol del psicópata, es una
ilusión que él te ha vendido y que has comprado
gustosa, un espejismo oscuro que te absorbe y no te deja
ser.
Tú eliges.
Dr. Marietan, septiembre 2009

 

 

 

 

 


Si desea dar su opinión o
aporte
escríbame a

consultashm@gmail.com
o
click AQUI

 



Sobre el autor

Hugo Marietan

Agregar comentario

Hugo Marietan

Nacido en Buenos Aires, en 1951

Médico, Facultad de Medicina, Universidad de Bueno Aires, 1981, MN 62757

Médico Psiquiatra, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, 1986

Formación Docente: Egresado del Curso de Formación Docente Pedagógica en Ciencias de la Salud y Carrera Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires

Docente Adscripto a la Carrera Docente Facultad de Medicina. de la Universidad de Buenos Aires desde junio de 1991 a la fecha.

Académico Titular de la Academia Internacional de Psicología de Brasil (2002)

Para ver el curriculum completo: https://marietan.com/curriculum/

Redes Sociales

Puedes seguirme en las redes sociales e interactuar conmigo.