Psicopatia Dr.Hugo Marietan

P

Psicopatía, psicópatas y
complementarios


Sitio del Dr. Hugo Marietan


htpp://
www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ]
Artículos ] Psicopatía ]
Esquizofrenia ]
Docencia ]
Poesías y cuentos ]
Otros Autores ]
Curso de Psicopatía ]
Semiología Psiquiátrica ]
Enlaces ]
Cartas comentadas ]
Depresión ]

Carta comentada

Saliendo de la ciénaga

Me llamo Mara soy una mujer de 59 años, y vivo
en España, aunque soy de origen Iraní, país
donde nacimos toda mi familia. A los 6 años mis
padres me trajeron a vivir en España y desde entonces
vivo en este país.
Tengo un padre, una madre y un hermano que estoy convencida
tienen los tres una psicopatía gravísima,
amén de una perversidad, neurotísmo y sadismo
bastante profundo, y mi hermano aparte de lo anteriormente
descrito, también una psicosis y un trastorno gravísimo
de personalidad
He visto en su página web http://www.marietan.com/material_psicopatia/error3.htm
la respuesta que da usted a un hombre que al parecer ha
convivido con una mujer psicópata, respuesta que
me ha parecido sumamente interesante y esclarecedora para
mi.
Como le he mencionado anteriormente, he crecido en el
seno de una familia totalmente desestructurada, a lo cual
hay que añadir que viniendo de una cultura en la
que la mujer NO representa absolutamente NADA, cualquier
“rebeldía” por parte de ella, tenga la
edad o condición que tenga, se considera sumamente
grave.
Hasta los 55 años (estando ya casada y con hijos
mayores), soporté toda clase de humillaciones,
vejaciones, malos tratos tanto físicos, psíquicos,
psicológicos y hasta sexuales (no incesto total
pero si deseos de ello por parte de mi padre) hasta que
dije BASTA (MEA CULPA por no haberlo parado antes como
bien indica usted en su respuesta a este señor),
después de haber ido durante muchos años
a psicoterapia. Esto ha originado – como supondrá
usted, un revuelo familiar tremendo, ya que – y como le
he mencionado más arriba – el hecho de ser mujer
y provenir de una cultura como la mìa el rebelarme
es imperdonable, por lo que ahora toda mi familia me considera:
loca, mala hija, paranoica, con necesidad de ir a un psiquiatra
para que me medique, etc. etc.
Mi padre, no solo tiene una psicopatía bastante
grave, sino que es un ser totalmente “amoral, perverso,
déspota, cruel, dictador, tacaño de forma
sádica y cruel, maltratador y sádico. Amoral
y perverso porque lo mismo le daba (ahora tiene ya 83
años y un principio de demencia senil) una niña
de 15 años que una mujer de 40. La cuestión
era imponer sus deseos e intentar acostarse con ellas,
bien a la fuerza o por consentimiento (estuvo hace muchos
años una noche en la cárcel por intentar
violar a una mujer), lo cual significa que ha estado engañando
a mi madre toda su vida, e incluso ha llegado a traer
a su “querida de turno” a nuestra casa a comer
con nosotros. Déspota, cruel dictador, maltratador
y sàdico hasta la saciedad: con mi madre, conmigo,
con mi hermano a quien incluso seguía pegando hasta
que tenía 32 o 33 años solo porque llegaba
tarde de noche, y con todo aquel que ha tenido a su alrededor.
Es un hombre muy rico y ha utilizado y sigue utilizando
el dinero como arma de poder para manipular y controlar
a todo aquel que tiene a su alrededor. Desde que tenia
yo unos 15 años y hasta ahora – si es que me ve
– me dice lindeces como:

1.- Mara, cuando te vas a morir (eso cada vez que me
ve desde que tenía 15 años)
2.- Mara, tienes las tetas muy pequeñas y nadie
se va a casar contigo ni te va a querer (desde que tenía
15 años)
3.- Mara, no se como tu marido no le da asco tocarte,
porque a mi me daría asco tocarte

Sin contarle, las palizas, vejaciones y humillaciones
a las que me ha sometido tanto a nivel particular como
en presencia de otros. Y usted dirá y con toda
la razón del mundo: y como pudo Mara aguantar hasta
los 55 años todo esto ? Supongo que por mi cultura,
por miedo, por no tener el valor de rebelarme, por no
estar mentalmente preparada, cosa que lamento profundamente.
Mi madre, otro caso tambièn aparte: es una mujer
totalmente y profundamente neurótica. Añádale
a esto que se caso con mi padre siendo como es, lo cual
ha agravado su estado, pues tiene una depresión
crónica desde que yo tengo uso de razón,
y siempre esta drogada tomando un montón de pastillas
para poder soportar la vida que tiene. El problema es
que toda su ira, rabia, frustración y odio lo vierte
“solo y exclusivamente sobre mi”. Yo he sido
SIEMPRE (hasta que dije basta) su cubo de basura en donde
ella ha vertido todas estas emociones negativas. Desde
que yo recuerdo, SIEMPRE ha sentido una especie de odio/mania/envidia
hacia mì, sometiéndome a constantes malos
tratos verbales: puyas, palabras humillantes, hirientes,
etc. Ttal vez porque soy rebelde (ella no pudo rebelarse);
tal vez porque soy màs valiente (ella ha sido y
es muy cobarde y debil); tal vez porque tengo un buen
marido y ella no; tal vez porque tengo unos hijos maravillosos
y ella tiene unos hijos desastrosos: mi hermano una perfecta
clonación de mi padre pero infinitamente peor;
mi hermana (una psiquiatra) casada tres veces y con muchos
problemas personales; y yo que soy la rebelde de la familia
y evidentemente mala hija. La cuestión es que siempre
ha sentido una extrema animadversión hacia mi y
lo demuestra en cada ocasión en la que me ve. Antes
yo nunca le respondía a sus constantes malos tratos
verbales y me los callaba, pero ahora la respondo y esto
le duele y entonces me dice que no quiere verme y que
estoy enferma y necesito ir al psiquiatra y medicarme.
Mi hermano: una perfecta clonación de mi padre
con el agravante de que ha perfeccionado todos sus defectos
y comportamientos nocivos lo cual hace de él una
persona mucho peor que mi padre que ya es decir. Un ser
perverso hasta la saciedad, yo creo que interiormente
homosexual aunque nunca lo declarará y siempre
ha tenido amantes mujeres con las que ha terminado fatal,
insultándolas, pegándolas y maltratándolas
porque es un misógeno; con un trastorno gravísimo
de la personalidad y una psicosis muy profunda: lo mismo
te ayuda muchísimo que intenta destruir tu vida.
De día se dedica a hacer la vida de todo aquel
que tiene a su alrededor un infierno y es – al igual que
mi padre – una persona totalmente amoral y psicopata y
de noche se va a un centro religioso y habla constantemente
de Dios. Maltrata muchísimo a mi madre, sobre todo
a nivel psicológico y en alguna que otra ocasión
físicamente y la tiene totalmente dominada y asustada,
viviéndo ella bajo su total yugo y dominación
en todos los aspectos incluido el monetario, dándole
migajas para sobrevivir, cuando mi padre es un hombre
sumamente rico, pero ahora siendo mi hermano el que de
alguna forma controla el dinero, maltrata a mi madre con
el dinero también.
Curiosamente, mi madre, a quien la única que la
defiende soy yo y es a la única que ataca como
le he mencionado màs arriba, defiende a capa y
espada a mi padre y hermano a pesar de todo el terrible
e insufrible mal trato que ha recibido y sigue recibiendo
por parte de ellos dos.
Mi hermana, aunque oficialmente piquiatra, como profesional
deja mucho que desear. Durante años le contaba
que nuestro respectivo padre tenía la costumbre
de decirme las lindeces que le he mencionado màs
arriba, y encima, siempre intentando tocarme los pechos,
las piernas, queriendo poner su cabeza sobre mis pechos,
etc.e tc…… y ella SIEMPRE me contestaba: no le des
importancia. Hasta que un día tambièn me
harte y le conteste (espero que perdone la expresión):
si aconsejas lo mismo a tus pacientes que vienen con este
mismo problema, entonces tu eres una “mierda de psiquiatra.”
Cuano se lo contaba a mi madre ella me decia que era mi
padre y le debía un respeto. Cuando se lo contaba
a mi hermano me decìa: y que ? es tu padre y tiene
derecho. Asi que un día llegue a la conclusión
de que todos ellos estaban bastante tocados y opté
por – como dice usted – CONTACTO CERO.
A consecuencia de esto y de que saqué a la luz
ante familiares todo lo que había estado soportando
de todos ellos, mis relaciones con mis padres y hermanos
es practicamente nula. Prefiero no verles en la medida
de lo posible. Con mi hermana y con mi hermano si he llegado
a hablar ha sido peor así que ahora el contacto
es CERO; con mi padre ya es imposible porque con su problema
de demencia se pasa 20 horas al día durmiendo y
si no duerme no abre la boca y solo piensa en su “dinero”.
Con mi madre que me tiene un odio mortal (aunque ella
jura y perjura que no es así) tampoco puedo hablar
porque siempre tiene alguna palabra humillante hacia mi.
Sobre todo ahora que mi querida hermana la ha convencido
de que yo tengo “paranoias” y que necesito medicarme.
La verdad, es que todo esta situación me produce
tanta angustia y ansiedad y me ha llegado a obsesionar
tanto que no puedo dejar de pensar en ellos constantemente
y son como fantasmas en mi vida, por lo que me he visto
en la necesidad no solo de seguir viendo a mi psicoterapeuta
para yo poder tener cierta estabilidady poder llevar una
vida normal con mi marido e hijos, sino que he tenido
que solicitar la ayuda de una psiquiatra para que me de
algún tipo de medicación para sentir menos
angustia/ansiedad y dejar de tener esta obsesión
(es decir, parar de pensar en todos ellos a todas horas).
Intenté en su momento y desde hace cuatro años
mandar a mi madre, hermana y hermano, cartas, emails,
hablarles personalmente, pensando (todo absolutamente
inutil) que entenderían, comprenderían y
aceptarían que se han equivocado mucho, que me
han hecho muchísimo daños irreversibles
para el resto de mi vida, pero no solo todo ha sido en
vano, sino que lo único que he conseguido es que
digan que soy mala hija, que estoy loca, que tengo paranoias,
etc. etc.
He tenido que gastarme un dineral en psicoterapia, en
hablar con varios psiquiatras en la ciudad en la que vivo
y que conocen a mi familia para darme cuenta de que tengo
una familia totalmente “anormal, perversa, psicópata,
sádica y neurótica y que lo único
que pretenden es destrozar mi vida para ellos poder sobrevivir
porque supongo que no soportan verme feliz con mi marido
e hijos.
Y lo peor es que ellos NO sufren en absoluto todo esto.
La que sufre soy yo y lo único que tengo en mente
constantemente desde hace muchos años es que los
quiero ver muertos a todos porque pienso que será
la única forma en la que me liberare totalmente
de tanta maldad y perversidad. Será mi liberación
completa, porque mientras vivan, y hasta el último
aliento de sus vidas, no cejarán – si yo lo permito
claro o si me acerco a ellos – destruirme a mi y a mi
vida.
Tengo que confesar que gracias a Dios y a la ayuda de
mi psicoterapeuta, he podido salir de este círculo
tan “tóxico” que es como yo llamo a mi
familia biológica y formar mi propia familia con
mi esposo es hijos en la que reina el amor, el cariño,
el respeto, el apoyo y la armonia. Al menos mis padres
no han conseguido contaminarme ni mental ni emocionalmente
pero si fisicamente pues padezco de “fibromialgia”
desde hace 33 años. Y esta dolencia empezó
a raiz de mi primer matrimonio que empezó de forma
traumàtica y acabó de forma mucho màs
traumàtica pues me casé con mi primer marido
(también Irani) conociéndole tan solo 15
días por “huir” de mi familia tóxica
y pensando que me liberaría de ellos y caí
en manos de otro psicopata y maltratador que empezó
a maltratarme la primera noche de bodas y no acabó
hasta la última noche que viví con el porque
casi me mata. El matrimonio duró año y medio
pero fué absolutamente traumàtico y mi primer
hijo es de este matrimonio. Al menos Dios me bendijo con
un ser maravilloso que es mi hijo mayor.
Yo al igual que este señor que le escribe, siento
una rabia y una ira interior tremenda, frustración
e impotencia por no poder cambiar nada y en alguna que
otra ocasión verdaderos deseos de venganza. Pero
sobre todo y por encima de todo y aunque sé que
todo esto NO es nada bueno para mi salud mental y física,
no puedo dejar de desear la muerte de todos ellos, visualizando
incluso sus cuerpos metidos en ataudes y cerrándolos
yo para estar segura de que nunca màs me harán
daño. No deseo verles sufrir con algun tipo de
enfermedad grave ni con dolores ni nada por el estilo,
aunque he de confesarle que en algunas ocasiones tengo
ganas de ir y matarles a todos de todas las formas que
usted pueda imaginar.
Le pido disculpas por haber tomado la osadía de
escribirle, y de haberme extendido tanto. Espero que no
ocupe demasiado su tiempo y tal vez pueda usted de alguna
forma ayudarme a comprender mejor como tratar con este
tipo de personas (aunque usted dice “CONTACTO CERO”)
porque yo ya he perdido los papeles, cosa muy tipica de
las personas que estamos constantemente acosadas por psicopatas
y perversos.
Agradeciéndole la atención que estoy segura
me dispensará.
Un cordial saludo, Mara

Mara
Has soportado mucho.
Pero estás anclada en el pasado.
Y eso te tortura.
Lo que debes hacer es enriquecer tu presente. Ocúpate
de cosas que te interesen sólo a tí, que
te sirvan a tí, que te ayuden a crecer intelectual
o espiritualmente.
Deja de trabajar para el pasado (lo que estás haciendo
ahora, el pensar constantemente en ellos y imaginando
qué deberías haber hecho, o bucando explicaciones
o tratando de que tus familiares te entiendan). Deja todo
eso. Mira tu presente y levanta la mirada hacía
el futuro: tú futuro.
La cadena que arrastras es demasiado pesada para desarmarla
eslabón por eslabón para “entender
cómo fue hecha”. Déjala así,
entera, en el pasado y aléjate de ella con la liviandad
que da el aire nuevo.
Para de llorar por tí misma y lo que sufriste.
Eso consume tu presente, lo anega de angustia.
Busca, escarba, en lo bueno que tienes y apóyate
en ellos y comienza a trepar por tí, para buscar
a esa mujer que eres y está escondida detrás
de la sufriente; búscate la fuente de donde nacen
esas sonrisas que te debes, donde emanan los buenos momentos,
y bebe esos borbotones como si fuesen tus últimos
actos.
Y cuando te encuentres te darás cuenta porque bailaras
y cantarás hasta con el ritmo del canto de los
pájaros ante el nuevo Sol.

Lo mejor para tí

Dr. Hugo Marietan

 

 

 

 


Si desea dar su opinión o
aporte
escríbame a

consultashm@gmail.com
o
click AQUI

 



Sobre el autor

Hugo Marietan

Agregar comentario

Hugo Marietan

Nacido en Buenos Aires, en 1951

Médico, Facultad de Medicina, Universidad de Bueno Aires, 1981, MN 62757

Médico Psiquiatra, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, 1986

Formación Docente: Egresado del Curso de Formación Docente Pedagógica en Ciencias de la Salud y Carrera Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires

Docente Adscripto a la Carrera Docente Facultad de Medicina. de la Universidad de Buenos Aires desde junio de 1991 a la fecha.

Académico Titular de la Academia Internacional de Psicología de Brasil (2002)

Para ver el curriculum completo: https://marietan.com/curriculum/

Redes Sociales

Puedes seguirme en las redes sociales e interactuar conmigo.