Psicopatía, psicópatas y complementarios

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

[ Principal ] [ Artículos ] [ Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ]

Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]
 

Carta


Las redes de la neurosis


Saludos destacado Dr. Marietan
Le felicito por su gran labor como profesional
Mi nombre es M, tengo 25 años casi cumplo 26. Graduada de la universidad.
Ni siquiera puedo comprender lo que me pasa, es algo tan amplio, que puedo sintetizarlo, en que estoy en nada. No tengo deseos de nada, no se que hacer. Me parece que tengo una enfermedad "rara" tal vez nací con alguna cosa "extraña" que fisicamente no se ve, porque no hay rasgos físicos pero si se evidencia en mi conducta.
Desde que tengo uso de razón no soy féliz, no soy una persona normal. No fuí una niña como las demás. Por ejemplo: recuerdo que a la edad de cinco años siempre estaba sola en recreo los demás niños jugaban y yo siempre tenía un miedo, siempre había una o dos personas a las cuales tenerles miedo. Estas personas eran sustituidas por otras. Del colegio me iban a buscar porque yo tenía dolores de estómago.
De pequeña fui sumamente delgada lo que me acarreba las burlas de conocidos y familiares.
Me surgió una fobia a los odontólogos y a los médicos la cual sufrí fuertemente durante años.
Puedo decir al menos que hasta los 14 me divertí jugando con los ñinos vecinos. Es la única época que compartí casi de cerca con personas. Después de hay por lo único que me he relacionado con gente de mi edad es por estudio. Lo cual me ha pasado factura, más en un país como este República Dominicana, donde las únicas maneras de conseguir empleo es por "amiguismo" o por ser hijo de "alguien".
La fobia anterior a los médicos y odontólogos la controlé (a los 18 años) gracias a una psiquiatra a la cual acudí, ella considero yo, era excelente, pero tuvo que emigrar del país pues no le estaba yendo bien.
Mis habituales nervios los cuáles consistían en : sudores en las axilas lo que me afecto muchisimo, manos y pies fríos, vértigos, opresión en la cabeza, debilidad general, una vez llegué a tener unos días en los que vomitaba todo lo que ingería, me hicieron pruebas médicas lo que me encontraron fue una leve infección en la orina, entre otros. A los 19 años para los 20 se transformaron en ataques de pánico.
Los dos primeros fueron en la universidad, los siguientes en casa. Luego me dí cuenta de que estos fueron fuertes pero en realidad antes de estos ya yo no podía andar en malls o en tiendas grandes porque se me entraba una desesperación, sudores, se me nublaba la vista quería regresar a casa rapidamente. Luego de los episodios de pánico en la universidad y el más fuerte que se presentó cuando yo estaba sola de noche en casa, no pude ir casi a ningún lugar. No quería quedarme sola en casa pero tampoco podía salir afuera. Cuando empecé a salir fuera contaba las calles para saber cuán lejos estaba.
Al único sitio que podía ir , al cual asistía con dificultad era a la universidad. Me alejé de todos, o mejor dicho de las pocas personas con las cuales me relacionaba, como ya le he expresado desde pequeña siempre tuve miedo y fui solitaria.
Con todo esto a mi edad no tengo deseos de nada, ya que, no tengo ni una ilusión para vivir. Los jóvenes de mi edad están trabajando, viviendo su vida, casandose. Yo estoy interpretando el papel de la amargada, próxima solterona, la que no quiso crecer nunca ante los ojos de los demás. Vivo escóndida, no hablo con nadie, ya no contesto ni al teléfono. En realidad nadie sabe de mi suplicio solo ven a una joven solterona, que no le gusta socializar.
Posterior a la psiquiatra (ella me encantaba), he asistido a dos psicólogas. Con la primera fuí solo a tres sesiones. En la sesión no.1 me dijo que yo lo que estaba viviendo era como un parásito, también se rió en mi cara , me dijo que a mi había que enseñarme hasta besar, que ella era capaz de subirme en un bus y mandarme a otra ciudad para que se me quitara el miedo. Yo en ese momento muriendome del miedo con lo díficil que me fue desplazarme a la consulta tenía muchas naúseas.
Con la segunda psicóloga fuí hace unos meses cuando ya podía andar sola, fuí a muchas sesiones, aunque no me agradaban del todo. Ella me preguntaba cosas no me dejaba responder las preguntas, decía cosas como "y eso que tiene que ver" "yo no te voy a coger pena" "tu misma te metiste en esta situación" . Entonces no sé para que me preguntaba yo solo contestaba lo que ella me preguntaba. Una vez me preguntó "¿qué es lo que te sientes?" yo le respondí sobre mis síntomas y ella me contestó "ah eso no es nada". La verdad que esa actitud de restar importancia o de dar cero importancia a lo que siento yo me molestó bastante aunque no le dije nada pues tal vez sea una técnica. Soy yo la que se lo que me siento, y eso de dar pena es lo menos que hago prefiero no ver a nadie antes de estar dando lástima. lo mío no lo hablo ni con la almohada.
Pues bien seré yo la que estoy loca de remate, igual no entiendo nada.
¿Cómo una persona puede sentirse con esos miedos, con tantos miedos desde que es un pequeñin? Es algo completamente anormal. No pretendo excusarme de que nací así, pude haberlo aprendido a temprana edad no lo sé. Lo único que sé ahora es la situación en la que estoy , no tengo deseos de nada, todo me cuesta . Por más que digo que voy a hacer algo no lo hago. Es como si no existiera fuerza en el mundo que me haga reaccionar, parezco una muerta viviente. Pasó más de un mes sin asomarme a la puerta de mi casa, pasó días sin abrir la boca para decir una palabra excepto que mi mamá o mi papá me pregunten algo.
Gracias por escuchar

 



 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI