Reportaje: Políticos psicópatas

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Noticia

Una soga para el asesino

 

"Las maté porque eran infieles, Dios me va a ayudar a salir libre"

 

La Verdad - Sergio Villasmil - Maracaibio - 26/02/2009 00:01 26

La Fría. Ramón Eladio Salcedo Guerrero (42), conocido ahora como el "Monstruo de Las Mesas", tras asesinar a martillazos a su pareja, Yolismar Navarro Roa (27), y a su pequeña hijastra, Solanger Marina Navarro (7), y confesar además haber hecho lo mismo con su primera esposa, ratificó no estar arrepentido de lo que hizo: "Las maté por infieles. Dios me va a ayudar a salir de la cárcel y una vez libre comenzaré una nueva vida con otra pareja".

Estas frías palabras dejaron a los funcionarios boquiabiertos, quienes están convencidos de haber detenido a un psicópata y asesino en serie. "Logramos incautar el martillo de construcción tipo porra con la que mataba a las víctimas y recuperar la osamenta de su primera mujer, Lola Iraiza Ovalles Castro (33), los cuales fueron encontrados en una zona montañosa de La Fría", destacó el comandante de la Policía Municipal de Francisco Javier Pulgar, Gilberto Hidalgo.

Vecinos y familiares de la primera esposa ayer no salían de su asombro. Ellos no sabían nada de su paradero desde el mes de marzo del 2008. En aquella oportunidad Salcedo informó a la familia de su concubina que ésta se fue con otro hombre y lo dejó.

Salcedo lloraba desconsolado, fingiendo que Lola se había ido con otro. La familia no colocó ninguna denuncia puesto que creían en lo que les decía el desesperado hombre. "Cómo puede ser posible que Lola se haya marchado sin importarle los niños", decía el criminal entre sollozos en aquel momento.

 

Caso reciente

Yolismar Navarro Roa (27) y su pequeña hijastra, Solanger Marina Navarro (7), fueron vistas por última vez el 29 de diciembre del 2008, cuando ambas llegaron a su casa ubicada en la calle 3 con carrera 14 del sector Pueblo Nuevo, en La Fría, estado Táchira.

Esa noche se escucharon gritos y golpes dentro de la vivienda, sin embargo nadie se atrevió a asomarse a ver lo que pasaba, desde entonces jamás las volvieron a ver. "El señor Ramón decía que se habían ido para Valencia, pero allá tampoco estaban", dijo una amiga de la víctima, quien no quiso identificarse.

La infortunada mujer tenía otro hijo de un añito que vivía con sus abuelos en Valencia, estado Carabobo. Ninguno de los dos niños eran hijos del psicópata. Los cuerpos fueron encontrados en el sector Las Mesas de Seboruco del estado Táchira.

Después de varios días el asesino llegó a la escena del crimen, inclusive saludó a los vecinos. "El llegó antes del Día de Reyes acompañado de otro sujeto, sacó algunas cosas y no volvió jamás, nosotros teníamos el presentimiento de que ese hombre había matado a Yolismar y a su hija, entonces avisamos a la Policía", indicó otra vecina.

El homicida colocó unas bases de cemento encima de la fosa para simular una construcción y evitar que los cadáveres fueran encontrados.

 

No le dio tiempo

Yolismar había manifestado a sus amistades que se iría a Valencia a ver a su madre a quien tenía tiempo que no visitaba, excusa que serviría para deshacerse definitivamente de Salcedo, quien la amenazaba con quemarla viva. Amenaza que cumplió la noche del pasado 30 de diciembre cuando acabó con la existencia de su compañera y su pequeña hijastra, a quienes no quemó pero las masacró a martillazos.

 

Mata con un martillo a su mujer y a su hijastra

La Verdad - Sergio Villasmil - Francisco Javier Pulgar - 25/02/2009 00:01 25

Ramón Eladio Salcedo Guerrero, de 42 años, de profesión agricultor, señalado de asesinar a su mujer Yolimar Navarro, de 27 años y a su hijastra de siete años con un martillo, fue detenido el pasado lunes en horas de la noche en la población de Pueblo Nuevo El Chivo, en el sector Las Rurales del municipio Francisco Javier Pulgar, por efectivos de la Policía Municipal de esa entidad

 Salcedo se encontraba prófugo desde el pasado 10 de Febrero, fecha en la cual una comisión Contra Homicidio de la Policía científica, sub-delegación La Fría, estado Táchira, había encontrado los cuerpos de dos personas enterradas en el interior de una vivienda ubicada en el poblado de Las Mesas de Seboruco.

 "El monstruo de Las Mesas" como le llaman en el Táchira asesinó a su familia cuando se encontraba borracho utilizando un martillo, luego los enterró en el patio de la vivienda ubicada Pueblo Nuevo, en la calle 3 con carrera 14, identificada con el número 14-78, de la Fría Estado Táchira, donde todo perecía estar normal.

 El homicida se encontraba enconchado en casa de una sobrina desde hace cinco días. Un funcionario de la Policía Municipal logro visualizar el sujeto mediante una fotografía y de inmediato pidió refuerzos logrando aprehender al solicitado.

 Ramón Eladio Salcedo Guerrero confesó su crimen en la comandancia de la Policía Municipal de Francisco Javier Pulgar. "Yo la asesiné porque ella me engañaba, la descubrí el pasado 30 de diciembre por eso la maté".

 Enloquecido por los celos y el alcohol llegó a su casa y espero a que sus víctimas llegaran, una vez en la habitación asesinó a martillazos a su concubina, pero la niña descubrió que había matado a su madre y comenzó a gritar, entonces decidió acabar con la vida de la pequeña, luego las sepultó.

 Ramón Eladio Salcedo Guerrero, se encuentra solicitado a la orden del juzgado de Control del estado Táchira, bajo número de expediente I-100.026. El CICPC investiga otros casos.

 

Otra víctima de "El Monstruo"

 Desde hacía un año y nueve meses se encontraba desaparecida la primera pareja de "El monstruo de Las Mesas" de nombre Lola Iraiza Ovalles, de 33 años, una vez detenido el sujeto los familiares comenzaron a preocuparse por la vida de su familiar.

Ayer en la tarde el psicópata confesó haber acabado con la vida de su anterior amor, Lola Ovalles, utilizando el mismo modus operandi.

 Inmediatamente el CICPC logró trasladarse con el imputado a una zona montañosa de la Fría, donde efectivamente se logró encontrar la osamenta de quien en vida fuera su primera pareja.

El hombre quien se atribuye ambos asesinatos, confesó no estar arrepentido de lo que hizo, “las maté por infiel, Dios me va a ayudar a salir de la cárcel y una vez libre comenzare nueva vida con otra pareja”.

 

 

Se ahorca hombre que asesinó a sus dos mujeres y su hijastra

 

La Verdad - Sergio Villasmil - La Fría - 27/02/2009 00:01 27

Ramón Eladio Salcedo Guerrero (42), conocido como el "Monstruo de Las Mesas", tras asesinar a martillazos a sus dos concubinas e hijastra en los meses de marzo y diciembre del año pasado, puso fin a su vida colgándose de su propio pantalón en horas de la madrugada de ayer en el calabozo de la Policía del Estado Táchira, en San Cristóbal.

El imputado sería trasladado el pasado miércoles en horas de la tarde a la cárcel de Santa Ana, pero faltaban unos requisitos para ser referido al penal, por lo que se pospuso su traslado para ayer jueves.

Salcedo permanecía prófugo de la justicia desde el pasado 10 de febrero, luego de que la Policía científica de La Fría, estado Táchira, encontrara los cadáveres de Yolismar Navarro Roa (27) y su pequeña hijastra, Solanger Marina Navarro (7), quienes estaban enterradas en la vivienda que compartían en la calle 3 del sector Pueblo Nuevo de Las Mesas de Seboruco.

En el camino hacia la población de La Fría, lugar donde fueron encontrados los cuerpos de madre e hija, el psicópata confesó haber dado muerte en la primera semana de marzo del pasado año a su primera pareja, Lola Iraiza Ovalles Castro (33), de la misma forma, a martillazos.

Aunque Salcedo repetía insistentemente: "Las maté por infieles. Dios me va a ayudar a salir de la cárcel y una vez libre comenzaré una nueva vida con otra pareja". Pareciera haberse arrepentido a última hora.

 

Captura

Como se recordará, Ramón Eladio Salcedo Guerrero fue detenido en el sector Las Rurales de El Chivo, municipio Francisco Javier Pulgar, en horas de la noche del pasado lunes.

Con la desaparición de su primera mujer, Lola Ovalles, el asesino en serie informó a la familia de su concubina que ésta se había ido con otro hombre y lo había dejado. Salcedo lloraba desconsolado, fingiendo que Lola se había ido con otro. La familia no colocó ninguna denuncia, puesto que creían lo que les decía el desesperado hombre.

 

Un nuevo romance

Meses más tarde conocería a su segunda y tercera víctima, Yolismar Navarro Roa (27) y su pequeña hijastra, Solanger Marina Navarro (7), quienes fueron vistas por última vez el 29 de diciembre del 2008, cuando ambas llegaron a su casa en La Fría, estado Táchira.

Esa noche se escucharon gritos y golpes dentro de la vivienda, desde entonces jamás las volvieron a ver. "El señor Ramón decía que se habían ido para Valencia, pero allá tampoco estaban".

En vista de que Ramón tampoco aparecía y temiendo lo peor, familiares de las occisas colocaron la denuncia en la Policía científica, días más tarde ocurrió el macabro hallazgo.

Familiares y amigos de Ramón nunca imaginaron que ese hombre trabajador del campo, de pocas palabras y algo tímido fuese capaz de cometer tan abominables hechos.

Con la muerte de "El Monstruo de Las Mesas" finaliza la historia repudiable, llena de llanto y dolor que mantuvo aterrorizados a los vecinos del sector Las Mesas de Seboruco.


 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI