Psicopatía, psicópatas y complementarios

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Cuentos

50 cuentos del tío 50

Recopiladas de diferentes fuentes

 

Infórmese, y sepa si es un candidato a caer en un cuento del tío: si es de esos ambiciosos que no se conforman y que siempre están pidiendo más.

 

1) Lo primero fue la bronca. Descubrir que al coche le faltaba una de sus ruedas justo en el momento en que se disponía a usarlo. Después fue la sorpresa, al encontrar una carta en la que el ladrón de la rueda atribuía su acción a una urgencia, se disculpaba y prometía devolverla. A la mañana siguiente la sorpresa fue mayor. La rueda estaba en su lugar como si nunca hubiera sido robada, acompañada por una carta de agradecimiento y entradas de regalo para ver un espectáculo, como una forma de compensación por las molestias causadas. Sorprendido, el dueño de casa no pudo evitar que se le dibujara una sonrisa ante el curioso accionar del anónimo ladrón. Y junto a su mujer decidieron usar las entradas. El problema fue cuando regresaron. La casa, que había quedado vacía, había sido totalmente desvalijada.

 

2) Derramar sobre las ropas de un transeúnte algún alimento (en estos días el más frecuente es un helado) e inmediatamente montar una escena en la que varios desconocidos, entre ellos una mujer atractiva, rodean al afectado preocupados e interesados en limpiar su ropa. La escena es un distractivo para permitir que otra persona robe la billetera de la víctima.

 

3) El de la mujer embarazada que finge estar descompuesta, pide entrar en una casa para usar el baño y una vez que está adentro, generalmente acompañada por otra persona, aprovechan una distracción del dueño de casa para robar.

 

4) Las empresas de servicios públicos, suelen advertir sobre el accionar de algunos de estos "cuenteros del tío". Empleado falso que va casa por casa pretendiendo cobrar facturas del servicio y que elige como víctimas a ancianos que viven solos.

 

5) Inescrupulosos que al ver una pérdida de agua en la vereda se presentan como empleados de la firma, anuncian que van a reparar la falla, pero le piden al vecino que pague el costo de los materiales. Una vez que el vecino lo hacen, desaparecen.

 

6) La lista de "cuentos del tío" es interminable, aunque algunos prefieren ser catalogados en ámbitos policiales como verdaderas estafas. Entre ellas se cuentan la venta de presuntos decodificadores de TV por cable que en realidad consisten en artefactos sin ninguna utilidad, la oferta de cursos y trabajos inexistentes y hasta la oferta de planes de vivienda "truchos".

 

7) Otra de la modalidad es a través del teléfono. Los delincuentes llaman diciendo pertenecer a una entidad bancaria que tiene que proporcionarle un supuesto pago retroactivo de una jubilación. Luego, concurren a la casa y cometen el acto delictivo.

 

8) “el cuento del tío” para robar computadoras portátiles.

Un periodista fue víctima hace unas semanas de esta modalidad en un bar de Av. Corrientes y Maipú. Mientras cenaba con un colega, un hombre bien presentado se sentó en la mesa contigua y lo saludó, tras reconocerlo por sus trabajos televisivos. Adoptando una actitud simpática y “cholula”, el individuo se mostró torpe dejando caer varias cosas al piso. En un descuido, le cambió el maletín de la notebook al periodista sin que éste lo notara. Minutos después, se dio el gusto de saludarlo y partir del lugar. Cuando el periodista levantó su maletín vio que la notebook había desaparecido y que ese modelo de estuche era levemente diferente al que tenía.

 

9) En las últimas horas, el gerente comercial de un grupo de medios caminaba llevando la notebook en su estuche, a la altura de Florida y Av. Corrientes. Una chica le advirtió que la ropa estaba manchada con mostaza y le ofreció un pañuelo de papel para que se limpiara. El ejecutivo puso por un instante su notebook en el piso para abocarse a limpiar la mancha, cuando otro joven le señaló el lugar donde habitualmente “ensucian” a la gente. Cuando éste se dio vuelta para ver, se generó un instante de confusión y alguien le dijo “te afanaron la computadora, el tipo se fue para allá” y le señalaron el sentido contrario al que había partido el ladrón.

 

10) Hay cuentos que llegan vía e-mail: los estafadores envían correos masivos como si fueran de un banco y le preguntan al cliente si quieren cambiar su contraseña o actualizar sus datos. Así obtienen la clave y vacían la cuenta. “En algunos casos investigan a los clientes. En otros, actúan al voleo porque saben que alguien va a caer en la trampa”, sostiene Ezequiel Sallis, especialista en seguridad informática de la consultora I Sec.

 

11) Otra forma es enviar un mensaje de texto dando un número 0800 y pidiendo que llamen. Graban el mensaje original del banco y una opción pide el número clave.

 

12) Hay otros que requieren otro tipo de organización. Una mujer encontró, para su sorpresa, que su terreno estaba publicado para la venta en una inmobiliaria. Se descubrió que una banda buscaba terrenos baldíos y casas vacías y conseguía copias de las escrituras. Con un documento falso y con la complicidad de un escribano, fraguaban una venta a un integrante de la banda.Después publicaban en una inmobiliaria la propiedad y esperaban que apareciera un comprador, que sólo compraría una escritura fraguada.

 

13) Otra organización decía vender maquinaría agrícola y camionetas doble tracción a muy buen precio antes de que fueran rematadas por la Aduana. Publicaban avisos en Internet, tenían línea telefónica y una secretaria. Establecían contactos con dueños de campos. Cuando la víctima llegaba a Buenos Aires, para ganar su confianza, le ponían un custodio para que se sintiera protegido. La compra, afirmaban, había que hacerla en efectivo. Los estafadores les decían que tenían que ingresar al Congreso con el dinero a terminar unos papeles para “destrabar” la maquinaria. El comprador esperaba en el bar junto al custodio, quien al rato iba a comprar cigarrillos. Nadie aparecía nunca más.

 

14) También hubo casos de oficinas instaladas para búsquedas laborales. Los interesados en conseguir trabajo debían pagar 30 pesos para “gastos administrativos”. Llamaban una y otra vez esperando tener la suerte que nunca llegaba. Hasta que un día ya nadie respondía. La oficina estaba vacía.

 

15) A la hora de alquilar hay que estar muy atento. Una modalidad de estafa frecuente es que una persona con documento falso alquile un inmueble, pero en vez de habitarlo tome varias señas para subalquilarlo. Se hace humo con el dinero de muchos y no hay nadie a quien reclamar.

 

16) Esta versión ocurre en un taxi.

Alguien llama al taxista al celular y escucho que él le dice que no van a poder operar a la nena porque aún no terminaron de juntar la plata para pagar el stent y que perderían el turno del garraham. al tipo se lo veía bastante alterado, como era lógico en esas circunstancias. la cuestión es que antes de bajarme le pedí sus datos, le prometí publicar en la mayor cantidad de sitios posibles la historia para que terminara de una vez de juntar la plata y le dí $15 más el importe del viaje que, por suerte, era todo lo que tenía en ese momento  Finalmente el celular en cuestión no existía, y era todo una farsa

 

17) Mujer en apuros: Un hombre y una mujer se conocen en una web de citas por Internet. En el 80 por ciento de los casos, el timador juega el papel de ella, y además se convierte en una mujer espectacularmente atractiva, hasta el punto de que las fotos pertenecen a modelos profesionales (“¿ésta eres tú? ¡Soy el hombre más afortunado del mundo!”, dice una de las víctimas). Después de semanas de cortejo, la pareja queda en verse. Sin embargo, poco antes de la cita, ella se ve obligada a viajar a Nigeria por motivos de trabajo. Al llegar sufre un atraco, le roban el dinero y el pasaporte, y resulta herida. Ingresa en un hospital privado, pero no puede pagar la factura. Tampoco puede costearse el hotel. La embajada de Estados Unidos le exige demasiados papeles o se niega a ayudarla. Sola y desvalida en un país extraño, ella se desahoga con su novio, aunque, en principio, sólo le pide apoyo sentimental: “¿De verdad quieres que te lo cuente? No creo que puedas ayudarme”, dice, con astucia, un estafador en uno de los mensajes. El novio no sólo le da apoyo moral, sino que le ofrece ayuda financiera. A partir de aquí, ella empieza a pedir: 500 dólares para la factura del hotel, otro tanto para el hospital, más de mil para el billete de vuelta, otros mil para un supuesto impuesto nigeriano por salir del país sin pasaporte... Cuanto más paga él, más promete ella, incluido el matrimonio. Y si él empieza a sospechar, ella recurre al envío de supuestas pruebas (como un pasaporte escaneado) o al chantaje sentimental: “Si no me crees tendré que decirte adiós”.

 

18) - El heredero: Un abogado contacta con el internauta para informarle que heredó una sustanciosa fortuna (cercana al millón de dólares) de un pariente muy lejano, el señor X, que ha muerto fuera de su país de origen (habitualmente, y de nuevo, en Nigeria) en un aparatoso accidente. El heredero tiene que pagar 200 dólares para que el dinero le sea transferido, y entre 500 y 1000 para la factura del letrado. Si la víctima recela, el abogado asegura que no le importa si el fallecido es su pariente o no; sólo quiere entregar el dinero y cobrar su minuta. Aparentemente, a las víctimas les parece una actitud lógica en un abogado. Lo más curioso del caso es que cuando el timador menciona la historia del señor X, las víctimas dicen recordar haber leído sobre el caso. “El poder de sugestión”, menciona el informe.

 

19) Fraude en ebay: A diferencia de la mayor parte de los timos nigerianos, el reclamo de éste no es el dinero fácil, sino la empatía: el timador consigue que la víctima se ponga en su lugar. El estafador compra un objeto en una subasta on line a través de una orden de pago internacional, pero paga por él mucho más de lo que el vendedor pedía originalmente. El comprador explica entonces a su vendedor que se ha equivocado y reclama la devolución del dinero. La víctima asegura entonces que entiende perfectamente el problema y devuelve la cantidad. Semanas después, el banco le informa que la orden de pago no es válida, así que el vendedor se queda sin su producto y sin el dinero de la devolución.

 

20) Hace unos días a mi laburo (soy camarera) entró una señora mayor, bien vestida, bastante alterada que decía haber sido víctima de un robo, que la habían apuntado con un revólver (mostrando una marca en el cuello) y que le habían sacado la billetera. La señora (muy conmovida ella) no podía casi hablar de los nervios, dijo que no había nadie en su casa y que quería volver, que necesitaba plata para el colectivo y tren (decía vivir en una muy linda zona). YO le di 4 pesos, café y una botella de agua casi pido permiso en el trabajo para acompañarla al colectivo...al final se fue sola y prometió llamar para ver cómo había llegado y pasar en el futuro a devolver la plata.

 

21) A mi una vez me hicieron una buenísima. Iba caminando por Munro y delante mío un tipo encuentra un fajo de billetes, me mira y me dice, vamos mitad y mitad? y daaaaleeeeee- le digo. Doblamos por una calle y en eso nos grita una mina que le devolvamos la plata, que le habían dicho que la habíamos agarrado nosotros. A todo esto el tipo le dice que no, que se quede tranquila que la iba ayudar a encontrar la guita que nosotros no éramos chorros blabla, le muestra lo que tenia en los bolsillos y me dice que yo le muestre para que nos crea. Yo como buen boludo (tenía unos 16 años) le muestro la guita que tenía en los bolsillos, eran como 80 pesos. Bueno, el tipo le dice que la va a acompañar a la comisaría. Cuando se dan la vuelta me pone el fajo de billetes en la cintura y me dice que lo espere en la otra esquina para cuando vuelva. Obviamente me fui al carajo, no quería saber más nada, había ido a comprar un pantalón y me había metido en una situación fea. Bueno, al estar yendo para casa me sentía culpable por la mina, al mismo tiempo pensaba en que me iba a gastar la guita. Cuando llego me encuentro con que el fajo era de papeles de diario y no tenia mas plata en el bolsillo. Si señores, el tipo y la mina andaban juntos haciéndoles el cuento del tio al mas boludo que se les cruzara (yo en este caso). El tipo me afano la guita cuando me puso el fajo de billetes y ni cuenta me di, que bien la hizo...un capo. 

 

22) usted esta en la calle o en la puerta de su casa se acerca desde un auto una persona lo saluda muy amablemente diciendole a ya no se recuerda mas de mi ,usted le dice no el contesta soy yo reberto el amigo de su hijo hace tanto tiempo que no nos vemos que veo paso el tiempo ,una vez que lo saluda con un beso le pregunta donde anda su hijo ,usted le puede decir no se en el trabajo esta persona le dice que tiene que dejarle algo para el y no pued ir hasta donde esta el por que se va de viaje a europa le dice qu su hijo le comento que si no lo veia a el era lo msimo que se lo diera a usted (todo una mentira) y le dice que tanbien tiene unos regalos lo invita a entrar a su casa pidieno un papel y lapiz para dejarle una nota a su hijo lo que es totalmente falso ,una vez en su casa le dicen que le tienen que dejar dinero para el por ejemplo u$d 250 le deben y le pagan con u$d 300 asi que usted le tiene que regresar u$d 50 usted ya en confianza va hacia el lugar donde tien sus ahoros y esta gente la espia de donde los saco para darle el buelto despues en la casa le piden agua o la hacenir a otro lugar de la casa para poder sustraerle el dinero sin que usted se de cuenta ,esta es la manera mas liviana que pasa , si usted en ese momento se da cuenta y los queire echar o les dice que no tiene dinero le sacan un arma y la roban con mucha violencia .

 

23) - Un buen empleo: El director de personal de una empresa en Nigeria busca trabajadores para un empleo muy bien pagado: unos 150.000 dólares por seis meses de trabajo. Desafortunadamente, esta importante compañía no tiene dinero para cubrir los gastos de visados, permisos y tasas de inmigración, así que el trabajador debe pagar 1800 dólares. Este es uno de los fraudes más antiguos, pero los timadores ya no se limitan a mandar correos electrónicos no solicitados (spams), sino que eligen a su víctima entre las que buscan empleo en los portales de Internet y cambian la oferta (compañía petrolera, turística...) según el perfil del trabajador.

 

24) Blanqueo de dinero: Es el timo nigeriano más conocido, y también el más simple, porque no está personalizado (suele llegar en forma de correo spam) y porque apela a la pura avaricia. Un funcionario corrupto pide ayuda por Internet para lavar dinero sucio (unos 25 millones de dólares) y ofrece entre el 10 y el 50 por ciento de esa cantidad a quien le ayude. Como él no puede dejar ningún rastro, pide al internauta que pague a los bancos y a los abogados para que realicen los trámites necesarios. Y, de hecho, sigue reclamándole pagos diversos hasta que la víctima se percata de que se trata de un engaño.

 

25) ‘400 ELEMENTOS PARA EL HOGAR A SÓLO 5 PESOS’. Piénselo, es una gran oportunidad. El anuncio ofrecía ‘400 elementos para el hogar’ enviando 5 pesos a una casilla postal. La gente se desorientó al leer... ‘¿400 elementos por 5 pesos?’ Bueno, después de todo 5 pesos no es tanta plata, y seguro que entre los 400 artículos debe haber algunos interesantes y que me puedan servir’. Fueron miles los ‘clientes a distancia’ que se anotaron. Tampoco fueron defraudados: a vuelta de correo recibieron los elementos prometidos. Y no sólo uno, o cinco o diez eran indispensables para el hogar. Todos servían y eran muy útiles en especial después de las comidas. Cada ‘telecliente’ recibió una cajita conteniendo... 400 escarbadientes.

 

26) Pedro estaba en un conocido bar de Palermo, cuando un vendedor ambulante se le acercó y desplegó con tranquilidad el ardid sobre la mesa. Juraba tener contactos en la Aduana y varias notebooks Sony Vaio para ofrecer. No lo obligó a nada. Pero un discurso seductor y el entusiasmo de sentir que estaba haciendo la mejor compra de su vida, lo hicieron caer en la trampa y pagó en efectivo. Al rato se dio cuenta. Había comprado una carcasa de plástico vacía, modificada artesanalmente por estafadores sólo para engañar. la calidad de las computadoras truchas. "Nunca mejor el dicho «todo entra por los ojos». La presentación de las notebooks era impecable. Tenían el mismo peso que una original, stickers truchos con logos de las marcas de los microprocesadores y hasta el logotipo de una importante casa de venta de electrodomésticos. Todo parecía real. Hasta le habían instalado un mecanismo que cuando se encendía, simulaba un software. Pero todo era falso",

 

27) Cámaras digitales. La operación de compra se hace en plena calle, en una plaza o en un bar, frente a decenas de personas. El vendedor muestra el equipo, lo guarda en una bolsa y lo entrega. El comprador, entusiasmado, paga entre 100 y 300 pesos. Agradece y se va caminando. Cuando la víctima abre la bolsa, no hay cámara: sólo un pedazo de jabón tallado con la misma forma del aparato. El vendedor, después de hacer el cambio de bolsa con habilidad, se pierde entre la gente.

 

28) Tarjeta melliza. "Lo llamamos del banco, ¿usted está haciendo extracción en el cajero automático del supermercado en este momento?", dijo la voz del otro lado de la línea del teléfono celular. "No, yo estoy en mi casa. Bueno, entonces alguien está operando con una tarjeta melliza. Le pedimos por favor que tome la suya y la destruya", expresó la misma voz. "Entonces, convencido de que todo es real y ante el peligro de que usen su tarjeta, el incauto usuario la destruye. La conversación sigue y llega un grado de confianza en el que el propietario de la tarjeta termina por entregar al delincuente el código de seguridad. Se consumó la maniobra.

 

30) El pescador de tarjetas. Los delincuentes se valen de un broche de alambre o una tira confeccionada con película de radiografía que captura la tarjeta cuando se introduce en el cajero. Mientras tanto, el malviviente espía en un lugar cercano al cajero el movimiento realizado por el usuario para digitar el código de seguridad, sin saber que no podrá sacar la tarjeta. Convencido de que su plástico quedó trabado, el cliente se retira. Entonces, el delincuente ingresa en el cajero, tira del alambre, rescata la tarjeta, marca el código de seguridad que logró captar y se apodera de los mil pesos.

 

31) La martillera Vottero: A fines de 1998, el juez José Manuel García Porta procesó a Ana María E., quien se hacía llamar “la martillera Vottero” para timar a incautos. A uno de ellos le había vendido a mitad de precio ($ 20.000) un inmueble que caso contrario “saldría a remate”. Para consumar el ardid fraguó cédulas correspondientes a un juicio inexistente, hizo entrevistar en los pasillos tribunalicios al 'cliente' con alguien que se hizo pasar por el juez Claudio Bermúdez y efectuó un depósito en la sucursal Tribunales del NBSF SA por $ 1.113, pero a la boleta que entregó al timado le interpuso un 8 entre el primer y segundo dígito convirtiéndolo en 18.113. La estafa quedó al descubierto cuando el 'comprador' intentó tomar posesión con las llaves falsas otorgadas por 'la martillera'

 

32) Comendador Correa: A fines de la década del '70, letrados de Capital Federal recorrieron el interior del país para localizar a herederos del multimillonario comendador muerto en la soltería hacía algunos lustros. Si bien Correa era su apellido, la descendencia se había multiplicado en una gran cantidad de familias dispersas por distintas provincias argentinas, Paraguay y Brasil. Y eran tantos en estas latitudes que en una oportunidad alquilaron la Sala Moreno en la capital provincial y el teatro 3 de Febrero en Paraná. Los 'herederos' debían arrimar cierta documentación y algo de dinero para 'entrar' en el trámite sucesorio, cuyo final nunca vieron.

 

33) Libretas de ahorro escolares, muy difundidas desde media-dos de la década del '10 y fines de los '60. Se prometía a los tenedores de dichas libretas y estampillas de la Caja Nacional de Ahorro, que el Estado devolvería dichos y añosos depósitos. A cambio, los interesados debían entregar la documentación y 60 pesos bajo promesas de percibir entre 3 y 4 mil pesos. Y nunca más…

 

34) Esta va destinada a los pakis. Una puta seductora promotora ofrece a la víctima descuentos para un boliche. Si él acepta, la promotora le dice que tiene que llenar una ficha dentro del local, que resulta ser un cabaret. Al entrar, a la víctima se le sirve un trago, aparecen 2 chicas más y un gerente que le indica que debe abonar la entrada, los tragos que él consumió y los de las chicas. Si uno no acepta el desembolso, un patovica saldrá a aclarar el asunto... a favor de la casa.

 

35) El billete codificado. "Radio Taxi". El chofer, antes de encender el auto, mantiene este diálogo con ella sin preguntarle siquiera hacia adónde iba a trasladarla:

 

-¿Con cuánto me vas a pagar?

-Con 100 pesos.

-¿Lo tenés codificado por el Banco Central?

-No. ¿Qué es eso?

-No, querida, ahora los billetes de 100 pesos hay que codificarlos.

El chofer arranca con ímpetu al conocer el destino -al que nunca llegaría- e insiste en la misma pregunta.

-¿Cómo no tenés el billete de 100 pesos codificado?

-No, no sé qué es eso... Por favor, explíqueme.

El hombre sube la voz y, con gestos bruscos saca un billete con una "R" escrita en uno de sus lados. "¡Ves! Así tiene que estar el billete. Ustedes, los pasajeros, siempre andan con problemas. A ver... ¡dámelo, dámelo!", le dice a la joven, a quien le quita la billetera. Rápido de manos, el taxista le saca cuatro billetes de 100 pesos que los mezcla con el dinero que él llevaba, y se los cambia por cuatro de dos pesos, que vuelve a colocar en su billetera.

Molesto, el hombre le dice: "¡Ahora, bajate acá, en este cajero, y pedí que te los codifiquen! ¡Bajate, bajate!", le insiste sin darle tiempo a nada. Cuando la joven baja, aturdida y asustada por el maltrato del taxista, se da cuenta del engaño.

 

36) Primero elegían a sus víctimas, siempre del interior del país. Después les enviaban un fax para comentarles que tenían una gran cantidad de mercadería guardada en depósitos aduaneros y, como estaban libres del pago de impuestos, las ponían a la venta un precio muy accesible: 50.000 pesos por un lote completo. En los papeles era un precio muy conveniente". Cuando la víctima caía en la trampa los supuestos vendedores pedían un porcentaje en efectivo por adelantado. "Cuando cobraban el adelanto, desaparecían",

 

37) Gomas baratas. Los delincuentes se tomaron el trabajo de imprimir unos sencillos folletos ofreciendo cubiertas de marcas líderes para vehículos. "1100x20, 900x20, 295x80, 1.200x20, a 700 pesos" era la tentadora oferta. Un producto de ese tipo puede costar más de 1.500 pesos en un comercio habilitado. Los volantes fueron distribuidos en sitios estratégicos, por ejemplo paradores de camiones, estaciones de servicio, y muchos quedaron en los parabrisas de vehículos estacionados en esos lugares. Los interesados debían llamar a un teléfono celular. Un camionero mordió el anzuelo y llamó para preguntar las condiciones del negocio. Lo atendió una mujer, se interesó más aún y acordó reunirse con los vendedores en una estación de servicios. En ese lugar se entrevistó con los sujetos que supuestamente ofrecían las cubiertas. Cerraron trato, y fueron todos a Valentina Sur donde el camionero pagaría y los otros le entregarían la mercadería. Pero una vez llegados al barrio, el camionero fue encañonado por sujetos armados que le sustrajeron todo el dinero que llevaba y desaparecieron.

 

38) A veces los delincuentes publicitan la venta de un producto, por ejemplo un televisor o una computadora, argumentando que deben viajar y se están desprendiendo de sus bienes. Cuando llega el interesado le dicen que acaban de vender el artefacto, pero que un vecino tiene uno idéntico a la venta aunque "sin papeles". Si el cliente acepta, porque el precio es muy ventajoso, lo llevan hasta otra vivienda. Allí le piden el dinero y le dicen que espere porque "ya te lo traemos (al TV o a la PC)". El incauto se queda esperando largo rato sin que pase nada. Es que los "vendedores" huyeron por una puerta trasera y no vuelven a asomarse. Al tiempo ingresa a la casa otro individuo con cara de pocos amigos, que pregunta enojado: "¿y usted quién es, qué hace en mi casa? Salga de inmediato".

 

39) Se hacen pasar por empleados e empresas como LUZ-GAS-TELEFONO -ETC le tocan timbre saben más o menso que viven personas mayores le informan que hay una perdida de gas en su casa que le tienen que cortar el gas y verificar dicha fuga usted en ese momento no se da cuenta que está siendo engañada por estos delincuentes y para solucionar un problema los deja pasar a ver la posible fuga que es mentira y una vez dentro de su casa ellos o el saca un arma y le roba todo lo que puede ..

 

40) Ofertas de trabajo para el hogar con sueldos muy altos: Con propuestas salariales muy provechosas, los potenciales “trabajadores” tienen que entregar dinero para materiales de trabajo y demás, y una vez que pagaron, no saben nada más de sus supuestos empleadores.

 

41) Loterías telefónicas o vía E-mail: Sin que nadie lo solicite, la víctima recibe un llamado en el que se le informa que ha sido incluido en un sorteo de una lotería existente. Luego, se le envía otra comunicación avisando que ganó, y que para hacerse con el premio deben pagar ciertos impuestos y tasas. La historia se repite; el premio es inexistente.

 

42) Regalos falsos A partir de la compra de un aparato pequeño, algunos sitios web ofrecen regalos suntuosos. Quienes realizan la compra son anotados en una “lista de espera”. Pero claro, la mayoría de aquellos que se suman a la lista nunca recibirán nada.

 

43) Telefonía de tarifa Premium: Una carta indica que uno ha ganado un premio (un viaje, por ejemplo) y que para reclamarlo debe llamar a un número con tarifa Premium. Sucede que la llamada a este número tiene un costo elevado, el mensaje automático es largo, y el premio es falso.

 

44) Inversiones irreales: Por teléfono, se ofrecen inversiones en acciones, vinos o piedras preciosas. Las acciones no cotizan en ningún mercado y son mucho más baratas de lo que uno las pagó. Y las piedras están guardadas en cajas fuertes en celosos bancos Suizos, por lo que la inversión no puede verse.

 

45) Premiado. Se le anuncia a un profesional que se ha hecho acreedor de un premio de una célebre fundación por sus trabajos en determinada materia, y que deberá viajar hasta algún lugar remoto del mundo para recibirlo. Los organizadores prometen costear los gastos de pasajes y estadía para asistir a la ceremonia de premiación, mientras que el engañado sólo deberá hacer un depósito en alguna cuenta para cubrir los gastos de tasas y demás. No hace falta explicar más.

 

46) Heredera.  Nos llega un mail donde una chica muy atractiva -por lo que se ve en la foto-, nos cuenta que su acaudalada familia ha caído en desgracia por la persecución política y nos ruega que rescatemos su fortuna transfiriéndola a nuestra cuenta bancaria. Para formalizar esa operación nos pide enviarle una pequeña suma al pastor de su iglesia. Naturalmente, si lo hacemos, nunca volveremos a saber de nuestro dinero, ni mucho menos de la bella heredera.

 

47) Pasame la contraseña. Un alto juez recibió un mail enviado supuestamente por T, la proveedora de internet de tribunales, en el que se le pedía que revalidara todas sus contraseñas y datos personales. El juez supuso que se trataba de una gestión administrativa de rutina y lo informó, pero luego la empresa le confirmó que había sido víctima de un "intento de robo de información". El valor de la información: Cada uno de los datos personales tiene un valor en el mercado negro de internet: los de una cuenta bancaria se cotizan entre 10 y 1.000 dólares, los de una tarjeta de crédito, hasta 20 dólares; una identidad completa, hasta 15 dólares; y las cuentas de subastas en línea, hasta 18 dólares". También las direcciones de correo colectadas en cadenas de mails se venden: una base amplia y actualizada para marketing cuesta hoy unos 100 pesos.

 

48) Phishing (pescadores): "Hola, somos Andy y John, los directores de Messenger. Antes que nada pedimos perdón por la interrupción pero Messenger está por cerrar. Esto sucederá porque muchas personas desconsideradas tienen varias cuentas diferentes. En este momento sólo contamos con 578 plazas libres y por eso, en breve, el servicio tendrá costo. Pero si respondes este mensaje confirmándonos tus datos personales, el servicio será gratis para ti. De lo contrario nos veremos obligados a cerrar tu cuenta".

 

49) Bancario. A través de un correo electrónico se invita al usuario a clickear un enlace que lo redirige a un sitio idéntico al banco original, en el que se le solicitan datos privados". Si se trata de un supuesto banco, el número de cuenta y la clave de acceso a ella que ingresamos sin sospechar el engaño puede ser usado luego para hacer operaciones en el banco real.


 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI