Psicopatía y psicópatas

Sitio del Dr. Hugo Marietan

PRINCIPAL - ARTÍCULOS - PSICOPATÍA - ESQUIZOFRENIA - DEPRESIÓN

Otros autores - SEMIOLOGÍA PSIQUIATRICA - Poesías y Cuentos - Cartas comentadas

 

Consultorio Especializado en Asesoramiento de Personas Afectadas por Psicópatas: familiares, parejas y allegados

PARA PROFESIONALES: INTERCONSULTAS Y SUPERVISIÓN

En Buenos Aires: Zona Pueyrredon y Santa Fe:Celular:  (05411) 154 447 4980 Exterior: 0054 911 44474980 Teléfono Fijo: 011 48254697 Exterior: 00 54 11 48254697  o por Vía email: marietanweb@gmail.com

Libros por correo: pedir a María Torres: librosenvio@gmail.com

Es deseable que en un cuerpo sano haya una mente sana.

Hace muchos años que la frase: "mente sana en cuerpo sano" repetida por todos los profesores de gimnasia del secundario, me resultaba incompleta. Sobre todo que cuando uno pasa la adolescencia ve que muchos de cuerpo sano tienen una mente bien podrida. De tal forma que ellos sostenían que la sanidad del cuerpo era acompañada de la sanidad de la mente. Pero veremos que es un error. Así que le sugerí a la filóloga Rebeca Obligado que rastreara el origen de esta re-manida frase. Y este es el resultado de su trabajo:

Mens sana in corpore sano es una cita latina que proviene de las Sátiras de Juvenal. La cita completa es "Orandum est ut sit mens sana in corpore sano" (Sátira X, 356). Nació en la civilización de la Grecia Clásica, pues eran los únicos que realizaban los ideales que esta implica. Ninguna otra civilización de la época se aplicó con tanta devoción a la práctica del deporte y lo interiorizó de un modo tan profundo, impregnando su cultura, su arte, su vida diaria, e incluso su religiosidad y su política.

En Latín
orandum est ut sit mens sana in corpore sano.
fortem posce animum mortis terrore carentem,
qui spatium vitae extremum inter munera ponat
naturae, qui ferre queat quoscumque labores,
nesciat irasci, cupiat nihil et potiores
Herculis aerumnas credat saevosque labores
et venere et cenis et pluma Sardanapalli.
monstro quod ipse tibi possis dare; semita certe
tranquillae per virtutem patet unica vitae.

Juvenal, poeta satírico (sI y II d.C.). Critica la decadencia de la sociedad romana. Hay cierto escepticismo en su obra. Por ello, me importa marcarlo en una traducción algo mejor:

 

Es necesario rogar que en un cuerpo sano pueda haber una mente sana.
Pide tener un ánimo fuerte carente del terror a la muerte,
[un ánimo] que ponga el último espacio de la vida entre los regalos
de la naturaleza; [un ánimo] que pueda llevar adelante todo tipo de esfuerzos,
que desconozca lo que es ser preso de la ira, que nada desee y
crea que las pruebas y crueles trabajos de Hércules [son] mejores
que el placer del amor, los banquetes y las (camas) de pluma de Sardanápalo.
Te muestro lo que tú mismo podrías darte a ti mismo; ciertamente
por medio de la virtud se hace practicable el único angosto sendero de una vida tranquila.

La sátira romana es un género literario formal y no debe confundirse, sin más, con la crítica burlona. Y si bien Juvenal, como Marcial, critica ácidamente las costumbres laxas de la roma de fines del primer siglo. Rebeca Obligado, filóloga.

Septiembre de 2013

 

 

 

 

 

Pedido de libros Marietan
Editorial Atlante, Junin 827, CABA www.editorialatlante.com.ar LOS LIBROS NO ESTÁN AGOTADOS. Envíos por correo, solicitar a María Torres, librosenvio@gmail.com

 

Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com