Psicopatía, psicópatas y complementarios

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

[ Principal ] [ Artículos ] [ Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ]

Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]
 

Carta

Mujeriego


Complete datos de la persona que se presume como psicópata:

Edad: 38

Estado civil: Divorciado

Profesión, estudio o trabajo que realiza: Jefe de marketing

Lugar de residencia actual, ciudad y país: Madrid, España

Sexo: Hombre

Otro dato de interés:

Datos de quien contesta el cuestionario (imprescindibles):

Edad: 30

Lugar de residencia actual, ciudad y país: Madrid, España.

Profesión, estudio o trabajo que realiza: Diseñadora gráfica.

Sexo: Mujer.

¿Qué relación tiene o tuvo con esta persona?: Durante tres años fui su amante y posteriormente pareja.

¿Cuánto duró/dura la relación?: Casi 6 años.

¿Cómo la conoció?: En el trabajo.

¿Qué le atrajo/ atrae de esta persona?: En un inicio no sentía ningún tipo de atracción ya que sabía que estaba casado. Me resultaba una persona “cotilla” y problemática. Posteriormente él inició un acercamiento hacía mi de amistad. En ese momento tuve la sensación que teníamos muchas cosas en común; gustos, hobbies, formas de pensar y actuar…

¿Qué es lo que más le hacía/hace sufrir? Sin lugar a duda, la indiferencia.

A. Satisfacción de necesidades distintas

A1. Uso particular de la libertad

¿Cree que todo es posible? Por supuesto, en cuanto se refiere a las relaciones personales. Ha estado manteniendo relaciones paralelas con chicas del mismo trabajo. En la época en que estábamos juntos de pareja y en la misma compañía de trabajo, llegó a mantener relaciones paralelas con dos chicas más. Sin tener miedo a ser descubierto.

Impedimentos: ¿Tolera las frustraciones y los fracasos? Recuerdo una vez, en el que él me había dejado por una chica del mismo trabajo, (él, ella y yo trabajábamos los tres en la misma compañía). Fue de después de las vacaciones de verano. Ellos llevaban aproximadamente 6 meses de relación, en los cuales yo seguía manteniendo contacto con él. Volvía a ser de nuevo su amante. Antes de marcharnos de vacaciones él me dijo que a la vuelta la dejaría y volvería conmigo. Que era yo a la que él quería de verdad. En aquel momento le dije que durante las tres semanas no deberíamos saber nada el uno del otro. (Aún así, él hizo cuanto pudo por mantener contacto telefónico conmigo). A la vuelta, el primer día de trabajo, quedamos en vernos a escondidas y me dijo que me quería y quería estar conmigo. Le dije que NO, que yo ya no quería estar con él… Se puso agresivo, a llorar, se derrumbó de rodillas y empezó a gritar “todas las descalificaciones posibles que se pasó por su cabeza”, a sacudirme con fuerza…

A2. Creación de códigos propios

¿Respeta la ley y las normas comunes?. Es curioso porque la mayoría de gente; familia, amigos… que han vivido esta historia de cerca acaban diciendo lo mismo; no es normal lo que hace.

¿Sigue su propia ley y sus propios códigos? Sin lugar a dudas, aunque aparentemente, la gente que no lo conoce desde la intimidad no sea consciente de cuales son sus própios códigos.

¿Carece de remordimientos o de culpa? Esta es una pregunta difícil para mi. Si que creo que carece de remordimientos (solo en algunos momentos de “lucidez” puede llegar a sentir algo de culpa, pero son pocos y breves). Hace poco me echaron del trabajo debido una decisión equivocada. Después de que él me engañara con la 1era chica del trabajo yo me marché a otra empresa. Permanecí durante un año, hasta que él me pidió que volviera con él, para ayudarlo, que formábamos un buen equipo. Yo no quise y el se enfadó mucho echándome en cara que no lo quería por no ayudarle por nio creer en su proyecto, nuestro proyecto. Dejé el trabajo (a pesar de mi nudo en el estómago). Al mes estaba con otra de la empresa, mi compañera de mesa. Aguanté durante 9 meses, hasta que la empresa de donde me fui me volvió a llamar para trabajar de nuevo con ellos. Durante este año, he aguantado como he podido, ya que su nueva pareja vino a trabajar conmigo. He conseguido reaccer poquito a poco mi vida pero hace dos meses me echaron porque no encontraban ético mis idas y venidas. Fue una decisión mía y la asumo. El hace un mes se puso en contacto conmigo para decirme que se siente culpable. Pero, no se porque, tengo la intuición/sensación que solo quería lavar su imagen. Solo muy en el fondo lo siente.

¿Le echa la culpa a los demás de sus errores? Si, yo fui la que tuvo la culpa de que se rompiera su matrimonio. La chica por la que me dejó la primera vez, tuvo la culpa de que él y yo no acabáramos juntos (esto me lo dijo ella en su día).

¿Repite errores? Si. Todas las relaciones que ha mantenido son chicas del mismo sito de trabajo. Cuando estaba casado y su hijo tenía 2 años, estuvo relacionado con una chica de su anterior trabajo (yo por aquel entonces no lo conocía, pero con el tiempo lo he sabido). Su matrimonio en aquel momento no se rompió ya que su mujer decidió perdonarle, con la condición de que marchara de la empresa. Él se cambió y a los tres años fue cuando yo lo conocí. Volvió a repetir el mismo patrón conmigo, pero esta vez se separaron por decisión de su mujer. Mantuvimos la relación en silencio (aunque todo el mundo ya lo sabía). Lo que yo no sabía es que a los 6 meses de nuevo volvía mantenía una relación paralela con otra chica de la empresa. Yo me marché, y la chica que ocupó mi puesto de trabajo es actualmente su pareja. Volvió a repetir la misma historia. (Actualmente, aunque no mantengo ningún tipo de relación con él, se que le ha vuelto a ser infiel a esta nueva chica).

A3. Repetición de patrones conductuales

¿Repite de la misma manera las acciones negativas? Si, como he comentado en la pregunta anterior.

¿Tiene algún signo que anticipe sus conductas negativas? En cuanto a las relaciones sentimentales, llega un momento en el que se estanca emocionalmente cuando surgen signos de monotonía en la relación o problemas derivados de la convivencia. Es como si se aburriera… y entonces aparece en escena una chica, una nueva chica, más guapa, más simpática, una chica que esta de moda, de los que todos hablan y entonces es cuando empieza de nuevo.

A4. Necesidad de estímulos intensos

¿Tiene conductas de riesgo? Sin duda. Yo misma he mantenido relaciones sexuales en el puesto de trabajo. Y aunque al principio yo me mostraba reacia el era el que provocaba las situaciones.

¿Se aburre con facilidad? Si. Necesita actividad continuamente.

¿Tiene proyectos de vida a largo plazo? Si, su proyecto vital es conseguir ganar dinero para vivir bien y llegar a se jefe directivo de la empresa.

¿Abusa de drogas o alcohol? No. No era una persona que le gustará beber ni consumir drogas.

¿Tiene conductas raras o perversas en lo sexual? Si. Era agresivo en las relaciones sexuales. Le gustaba morder hasta el punto que a veces me había hecho sangre en la boca. Durante las relaciones era él quien manejaba la situación y le importaba mucho si yo había disfruta do con el acto.

¿Tolera situaciones de mucha tensión? Si. En el trabajo por ejemplo podía dominar muy bien una situación de tensión.

B. Cosificación de otras personas

¿Es egoísta? Tremendamente egoísta. Necesitaba atención continuamente. Si yo decidía ir a tomar un café con una amiga enseguida me reclamaba o simplemente no aceptaba que me fuera con ella.

¿Se cree superior a los demás? Muchas veces se comparaba con otras personas diciendo que era mucho mejor que ellos. Incluso a mi muchas veces me había dicho que era mejor que yo.

¿Todos deben girar a su alrededor según sus deseos? Cuando tenía que dejar a su hijo con su madre y esta necesitaba hacer algo y no podía quedarse con él, entonces se enfadaba y la recriminaba.

¿Hace lo que quiere sin importarle las consecuencias? Ha dejado un rastro a su paso de mujeres que solo son una sombra de lo que eran y vuelve a repetir la historia una y otra vez. Todas las chicas que he conocido que han estado con él, incluída yo, estamos por debajo de nuestro peso, tristes e intentando recomponer de nuevo nuestras vidas. Él, sin embargo, es feliz con su nueva pareja.

Empatía: ¿Le importa los sentimientos del otro? No, recuerdo una vez que lloraba delante suyo por un problema en el trabajo y él se dedicaba a mirar una revista mientras yo le hablaba.

¿Manipula? Si, una de sus especialidades. Cuando muchas veces hablaba con él diciéndole que teníamos que dejar la relación porque no quería hacerle daño a su mujer y su hijo, el me repetía que era una cobarde, que se me quedaba grande todo. A veces, recuerdo que cuando yo le marcaba límites, por ejemplo; me enviaba un sms diciéndome que me quería ver. Yo le decía que tenía que hacer cosas. Y él me contestaba que se lo podía haber dicho antes, que así podía ir al gimnasio. Yo le contestaba de forma seca y ausente y él me respondía que se moría por verme.

¿Seduce? Un seductor nato. Le gustan las mujeres y es curioso porque todas las chicas que hemos estado con él somos muy parecidas entre nosotras. La primera vez que me dejó por otra, ésta era igual que su ex-mujer y la chica con la que está ahora es muy parecida físicamente a mi.

¿Miente? Su mayor virtud. Me ha negado en mi propia cara cosas que he visto con mis propios ojos. Lo más curioso, es que me lo llegaba a creer.

¿Actúa para conseguir lo que quiere? Todo lo que hace tiene un objetivo. Por ejemplo, la chica con la que está, es buena para lucirla en sociedad, y volver a recuperar la estabilidad de familia que perdió con su divorcio.

Coerción: ¿Usa la agresión física para conseguir sus objetivos? En mi caso la agresión llegó en la última etapa de la relación. Según él esto no lo había hecho ni lo hará con nadie más. Una vez intentó forzarme para que tuviéramos relaciones sexuales.

¿Usa la agresión psíquica para conseguir sus objetivos? Es lo más duro de mi recuperación. Me dejó sin “alma”. No eres guapa pero ya me estás bien, No vales para nada, eres una…, eres débil… hasta el punto que después de 6 años el simple comentario de; por qué tiendes así la rompa!, me dejara por los suelos. En el último año, mi sola presencia, cualquier cosa que hacía y decía le molestaba.

Parasitismo: ¿Vive del esfuerzo de otro? Se atribuye el mérito del resto. En el trabajo era muy evidente.

¿Usa a las personas? De hecho no tiene relaciones sólidas de amistad. A su madre por ejemplo la llamaba cuándo necesitaba que se quedase con el niño.

¿Logra distorsionar los valores y principios de los demás? Perdí a muchos amigos durante la relación con él, porque me envenenaba la sangre diciendo que; este era un tal y aquel un cual, y han resultado ser los que durante mi duelo han estado a mi lado.

¿Es insensible? Es tremendamente frío a la hora de juzgar a las personas y los hechos. Yo quedé embarazada y tuve que abortar. Un momento tan delicado y él no me acompañó. Estaba con su hijo y su ex-mujer. Cuando había un problema en la relación huía, y siempre a situaciones o personas más placenteras.

¿Es cruel? Creo que en

¿Humilla y desvaloriza? Personalmente a mi me ha humillado, y yo misma me he humillado. Desvalorizado? La gente más cercana me decían que se avergonzaba de mi. Yo también lo sentía así.

¿Extraña, echa de menos? A su hijo sí. Él siempre dice que es lo que más quiere y echa de menos.

¿Crea tensión y agotamiento en la relación con otras personas? Te chupa la energía, y supo sacar lo peor de mi. Me volví desconfiada, celosa, manipuladora, más insegura de lo que era, agresiva y con unos ataques de ansiedad brutales. Llegué a perder 10 kilos. Nunca nadie me había hecho perder tanto los papeles. Ni tener la sensación de no poder controlar mi rabia y fustración porque era incapaz de darse cuenta del daño que estaba haciendo con sus mentiras e infidelidades. Acabé agotada.

¿Crea relaciones adictivas, dependientes? La relación conmigo lo fue. Fui una perfecta complementaria. Las otras chicas también lo pasaron mal durante la relación con él, pero no se hasta que punto de dependencia.

¿Desea agregar algo más?

De esta relación hace ya un año. Sigo en el proceso de duelo, lo echo de menos cada vez menos, a ráfagas, pero no es a él, sino a mi. El tiempo que he perdido y lo mucho que he descubierto de mi misma aunque haya sido gracias a él. He pasado por la etapa de venganza, y aunque lo he intentado me he dado cuenta que es seguir perdiendo mi tiempo y mi energía, que ahora la empleo para poder rehacer mi vida. No es fácil olvidar, y sobretodo cuando algo o alguien me recuerda que yo sigo luchando y él es feliz. Injusticia... He pasado por el “síndrome del mono”, sudores, escalofríos, temblores, hormigueos en las manos, noches sin dormir y despertándome a las 5 de la mañana mojada en lágrimas. Ahora consigo dormir a pierna suelta y su recuerdo me viene a oleadas. He vuelto a reir aunque a veces lloro de pena, pero no por él, sino por mi. Todo esto en un año!!! Genial, me siento orgullosa de mi. Hace poco más de un mes volví a tener contacto con él, físico y sexual. Era mi manera (a través de mi supuesta venganza) de seguir vinculada a él. Pero no disfruté. Había cambiado algo. He cambiado yo, ya no soy la misma chiquilla que lo conoció, llena de inseguridades y miedos y con ganas de enamorarse de un super hombre. Así que me fui de Madrid a Londres, para estar conmigo misma y darme cuenta que soy capaz de vivir por mi sola y sin cargas a mi espaldas. Y entonces se que llegará, esa persona que me permita vivir y a la vez compartir. Que es como deben ser las relaciones. ´

En cuanto a él… no se si me equivocaré, pero creo que la historia se repetirá.

Saludos,

P

 


 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI