Psicopatía y psicópatas

Sitio del Dr. Hugo Marietan

PRINCIPAL - ARTÍCULOS - PSICOPATÍA - ESQUIZOFRENIA - DEPRESIÓN

Otros autores - SEMIOLOGÍA PSIQUIATRICA - Poesías y Cuentos - Cartas comentadas

 

Consultorio Especializado en Asesoramiento de Personas Afectadas por Psicópatas: familiares, parejas y allegados

PARA PROFESIONALES: INTERCONSULTAS Y SUPERVISIÓN

En Buenos Aires: Zona Pueyrredon y Santa Fe:Celular:  (05411) 154 447 4980 Exterior: 0054 911 44474980 Teléfono Fijo: 011 48254697 Exterior: 00 54 11 48254697  o por Vía email: marietanweb@gmail.com

Carta

La ventana indiscreta


El domingo poco antes de la medianoche, a mi novia le ocurrió algo desagradable mientras lavaba los platos en la cocina. Desde el ventiluz que da a la calle, vio que desde la ventana de enfrente un hombre –flaco, alto, morocho de pelo corto, de unos 30 años- se masturbaba mientras la miraba obsesionado. Lejos de desalentarse por haber sido descubierto, este despreciable sujeto redobló la apuesta: comenzó a masturbarse con más empeño, sin sacarle la mirada a mi horrorizada novia. Cuando ella fue hasta el living a contarme, con la voz entrecortada y al borde de un ataque de nervios, miré por la hendija de la persiana (que estaba baja) y vi a este hombre, que seguía masturbándose y buscando con la mirada a mi novia. Luego apagó la luz y quedó al acecho, mirando nuestras ventanas, con enferma obsesión. Cualquier que haya pasado por la cuadra, le hubiese bastado con levantar la cabeza para verlo: ahora en calzoncillos, con su mano en el miembro, mirada hierática, dando vueltas por su living a la espera de que mi novia apareciera otra vez en escena. Mientras decidía qué hacer, se me ocurrió prender la luz de la cocina. El degenerado apareció otra vez, pensando que era mi novia, pero al verme no supo qué hacer. Le grité y lo insulté desde el ventiluz. Se fue y apagó las luces. Llamamos al 911 y cuando apareció el patrullero este sátiro bajó las persianas. Después, más tranquila, mi novia recordó que este tipo solía mirarla mientras ayudaba a los obreros a reacondicionar su departamento, donde se mudó recientemente.
Pregunto: ¿Este tipo hasta qué punto es peligroso? ¿Cómo formó esa obsesión? ¿Qué me aconseja hacer? ¿Puede pasar a mayores?
Noviembre 2011

 

 

 

 

 

 

Pedido de libros Marietan
Editorial Atlante, Junin 827, CABA www.editorialatlante.com.ar .Por Internet pedidos a: geolveira@hotmail.com

 

Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com