SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Carta

Tormentoso

 

Dr. Marietan:

Ante todo, gracias por la oportunidad que me brinda de exponerle mi caso, que intentaré  resumir lo más posible. Mantuve una relación durante mas de un año con una persona que casi no me vuelve loca. Con dos hijas, un cáncer del que salió hace ya tres años, un divorcio polémico...en fin, le conocí saliendo de todo un embrollo tremendo y me conmovió. Un ser grandioso en el término mas amplio de la palabra, tanto para lo bueno como para lo malo. Estar con el era como andar con por un camino lleno de piedras, tortuoso y a veces liso y maravilloso. Desde el inicio aparecieron los problemas, desde mi punto de vista incomprensibles, por lo que rompí la relación con el un montón de veces y luego...después de llantos, persecuciones, regalos, y promesas de cambio, volvía con el. En realidad era un enganche tanto sexual como mental. A veces me sentía tan oprimida y tenía tanta presión encima que deseaba escapar de el como fuese. Empezé a viajar mucho, para huir de el. Durante esos momentos, el desaparecía como enfadado o volvía a aparecer, o cambiaba de carácter continuamente. Agresivo, tiraba objetos, me llamaba loca...en realidad creo que mi vida dejó de tener importancia para mi. Sólo estaba pendiente de el, de sus llamadas, o de sus no llamadas, de sus putadas, o de su falta de atención hacia mi, de su indiferencia. El caso es que en un momento muy débil de mi vida, después de la enfermedad y muerte de una hermana mia, sencillamente me dejó por otra. De la noche a la mañana. Me destrozó...y desapareció del mapa. Simultáneamente iba por ahí diciendo que yo estaba loca, que era una chica caótica, un desastre, que no sabía lo que quería, y que tuvo que dejarme por cuestiones de salud. No podía volver a tener un nuevo cáncer...así que me dejó de perseguir a mi, supongo que para hacer lo mismo con otra. También yo, después de casi suplicarle que siguiese conmigo, y de su respuesta de frialdad absoluta y total hacia mi, desaparecí yo también. Ha transcurrido desde entonces un año y medio. La cuestión es que en fin de año volvió a aparecer, si bien por email, lamentandose de lo ocurrido, pidiéndome perdón, y implorando "al menos mi amistad".

De entrada mi rechazo fue frontal y le contesté al email diciéndole que no me interesaba en absoluto y que no me creia nada de lo que decía, que se había vuelto loco por otra y que ahora yo no quería nada con el. Me contestó a una larga carta mia con un simple Adiós.

Al mes...cometí un gran error. Le llamé, y le dije que bien, que podíamos ser amigos...me contestó frio, me dijo que estaba ocupado y que ya hablariamos. De esto hace una semana. No apareció más.

Le escribo porque al leer su artículo (que por cierto busqué), porque siempre he creido que este chico está loco o desequilibrado. (de hecho se psicoanaliza desde hace veinte años con un lacaniano, del cual no prescinde nunca), el caso es que veo que otra vez me envolvió, para desaparecer..Me gustaría que me hiciese saber su opinión y su consejo. NO paro de arrepentirme de haberle llamado y no parar con su adiós. No sé si llamará, pero me temo que si. No quiero volver a caer otra vez en sus garras, esta vez me destrozaría del todo. De hecho, ya, con su aparición ha conseguido desestabilizarme. ¿Que hago?- Gracias de antemano. En el fondo, pensé incluso en retomar de nuevo la historia. Dios mio...en que cabeza cabe¡¡¡¡

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI