Semiología Psiquiátrica y Psicopatía

Sitio del Dr. Hugo Marietan

PRINCIPAL - ARTÍCULOS - PSICOPATÍA - ESQUIZOFRENIA - DEPRESIÓN

Otros autores - SEMIOLOGÍA PSIQUIATRICA - Poesías y Cuentos - Cartas comentadas

Noticia 20 enero 2010


El sátiro de la pollera colorada


Fuente: http://www.24con.com/conurbano/nota/34831-Florencio-Varela-cay%C3%B3-el-s%C3%A1tiro-de-la-pollera-colorada/


El presunto violador serial de Florencio Varela, detenido el sábado pasado, fue reconocido por siete víctimas y la policía secuestró en su casa la minifalda roja que el delincuente le colocaba a las mujeres antes de abusar de ellas, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.
El allanamiento fue realizado en el domicilio del sospechoso Guillermo Casero (37), ubicado en Bosques, donde además se secuestraron gran cantidad de material pornográfico y cajas de preservativos de las misma marca que, según las víctimas, empleaba el violador para concretar sus abusos.
El procedimiento estuvo a cargo de efectivos de la Jefatura Departamental Quilmes, por orden del fiscal Darío Provisionato, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Florencio Varela, a cargo de la investigación, quien además ayer sometió al sospechoso a ruedas de reconocimiento.
"Fue reconocido en un 100 por ciento de los casos. Las siete víctimas que pudieron venir a la diligencia reconocieron a Casero sin dudarlo", dijo a Télam una fuente judicial.
De todas formas, antes de estos reconocimientos, el imputado ya estaba comprometido por dos señas particulares que fueron descriptas por algunas de las víctimas: el violador tenía el vello púbico corto, y tenía una cicatriz debajo del escroto, tal cual presenta Casero, según confiaron fuentes judiciales.
Si bien ya había elementos probatorios contra Casero desde el día que fue detenido, ayer, con el allanamiento de su vivienda, se secuestraron más objetos que lo comprometen.
La prueba clave hallada es una pollera roja muy cortita que el propio abusador llevaba consigo y obligaba a las víctimas a colocársela antes de empezar con los abusos.
"La pollera era su fetiche. Necesitaba que las chicas se colocaron la pollera roja para excitarse y así poder violarlas", dijo a Télam una alta fuente de la investigación.
Si bien algunas de las víctimas dijeron que su atacante usaba una bicicleta gris como la secuestrada el día de su detención, otras mujeres habían declarado que la bicicleta era verde y ayer, en la casa de Caseros, encontraron una de ese color.
Asimismo, en el domicilio encontraron como indicio varias cajas de preservativos "Tulipán", la misma marca que usaba el violador, que en una oportunidad cometió el error de dejar tirada una caja de esos profilácticos en el descampado donde actuaba.
También había cigarrillos "Melbour", la misma marca que según las víctimas fumaba el violador.
Sobre el allanamiento, el jefe departamental de Quilmes, comisario mayor Pablo Otero, aseguró a Télam que "no hicimos más que reconfirmar nuestra certeza de que el detenido es el violador que buscábamos".
"Hay ropa interior femenina que ahora se investigará si pertenece a alguna de las víctimas y además encontramos mucho material pornográfico en películas y revistas", agregó el comisario mayor Otero.
En su indagatoria frente al fiscal Provisionato, Casero ayer se negó a declarar.
El acusado había recuperado su libertad en julio del año pasado, luego de purgar una condena de 14 años por robo y violación y además ya había cumplido otra condena por homicidio simple, según informaron voceros judiciales.
Las violaciones en Florencio Varela comenzaron en esa época y, de acuerdo a la modalidad, los lugares de captura de la víctima y la descripción del atacante, el fiscal Provisionato pudo determinar que desde entonces a la fecha, el violador cometió 10 hechos.
El acusado utilizaba siempre el mismo modus operandi: a bordo de una bicicleta playera gris oscura o verde interceptaba a las mujeres en la calle, en horas de la madrugada, las amenazaba con una pistola cromada -como la calibre 22 secuestrada a Casero- y las llevaba a un mismo descampado.
Allí, según el relato de las víctimas, se colocaba un preservativo, a la mayoría de ellas las obligaba a ponerse la pollera roja y luego las violaba, tras lo cual las dejaba en el lugar donde las había capturado.
La descripción era siempre la misma: un hombre que ocultaba su rostro con una gorra y lentes oscuros.
Pese a las pruebas en su contra, el detenido se defendió: "No entiendo por qué estoy detenido. Son todas mis novias", ante el fiscal de delitos sexuales de Florencio Varela cuando fue sometido a una serie de siete ruedas de reconocimiento que dieron todas positivo, según lo publicó el sitio online-911.com. Asimismo, informa que en los próximos días será sometido a pericias psicológicas.
asero fue detenido el sábado por la mañana en la intersección de Río Salado y Diamante de Florencio Varela por efectivos de la seccional primera de esa localidad del sur del conurbano.

 

 

 

 

 

Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click Aqui