SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Cartas comentadas

El parásito de la leucemia leve

----- Original Message -----

From: Mercedes T.

To: consultas@marietan.com

Sent: Thursday, September 27, 2007 7:42 PM

Subject: RE:

 

Dr Marietan:

La que suscribe, tiene 45 años, divorciada, dos hijos.

Toda mi vida he sido una laburante; y buena persona. La mentira no formó parte de mi vida ...

Hace 1 y 7 meses conocí a Federico 10 años más joven que yo, ocasionalmente en el Hotel familiar que vivía mi amiga, era su vecino.

Tengo que reconocer que su aspecto no era de un tipo de 35 años. vestía en forma casi adolescente, amigo del percing y con tatuajes, pero yo que siempre fui tradicional y estructurada, hasta me calló bien compartir un rato con alguien distinto al menos en lo exterior.

Me contó de sus dos separaciones del hijo que se le murió al mes, del otro que era autista y el otro bueno creo que normal.

Obviamente que me conmovió su historia, noté que le gustaba beber, pero me dije bueno con semejante mochila...el tema es que hablando hablando, me dice el nombre de su abuela, y sacamos la conclusión que yo la conocía de chica porque su esposo había trabajado con mi padre, esto me hizo un crack, es como si no hubiese sido un total desconocido. Es más en algún momento de nuestra niñez habíamos compartido algún asado en una quinta.

El tema es que empezamos a salir...en esos momentos me dijo que tenía leucemia, y que le quedaban 6 meses de vida, sus trabajos eran muy esporádicos puesto que por su enfermedad mucho no se podía hacer. Vivía con una canillita en el brazo para que le pasaran por ahí los medicamentos de la quimio. Ante esto en vez de recular, dije voy a seguir y lo voy a ayudar, estaba enamorada. Me llamaba la atención como la familia lo había dejado de lado con semejante pronóstico, pero pensé siempre hay mal paridos.

Empecé a insistir que quería acompañarlo a tu tratamiento, pero él se oponía firmemente, para que no sufriera, que era su mochila no la mía. Pero seguía tomando, y a veces lo veía raro (aclaro que no sé lo que es la droga) pero se ponía como inestable salía entraba de casa como nervioso. Yo trabajaba y él por su enfermedad no...era un buen amante conmigo, me trataba dulcemente, me llamaba 20 veces por día a la oficina, otros tantos mensajes de texto. Hasta que después de mucho insistir, lo intimo a que me diga la verdad por su enfermedad porque ya prácticamente llegaba el fin, y me contestó que los valores habían mejorado, que prácticamente había revertido la enfermedad, que cuando le diagnosticaron eso a lo mejor era una anemia  y se confundieron, o se confundio él.

Aunque le parezca mentira sentí un alivio en vez de mandarlo a freir churros por todo lo que había pasado.

Le dije que tenía que hacer un tratamiento de internación por el alcohol (el se jactaba diciendo que había dejado las drogas) pero no el chupi.

Después de idas y venidas conseguí por el Sedronar una institución, y me dijo me vas a encanar? pero voy porque te amo-

El tema que el señor estuvo dos meses en Florencio Varela, todos los domingos viajaba 2 horas para almorzar con él, y el quejarse, quejarse.Hablé con los coordinadores y les decía que para mí no sé el tenía algo más que los otros adictos--pero en ese momento yo no sabía qué era un psicópata.

Hasta que un día lo echaron, creo que le dijeron que amotinaba a la gente, bueno de nuevo en casa.

Mi trato con la madre no era bueno, casi siempre telefónico, pero un día me desesperé y le dije que me dijera la verdad...y me dijo mi hijo es un psicópata (chino básico) Me dijo que sufre y hace sufrir. Cuando se lo dije...me dijo que ella estaba loca...

que había estado en tratamiento, pero lo que sí era cierto que nadie le daba las llaves de su casa, que sus hermanas contacto 0;.Pero lo más asombroso de todo esto es que yo seguía con él intentando alguna nueva cura o internación por el alcohol.

Para resumir, me ha mentido tanto tanto.., me alejo de mis amistades atendía el teléfono para que mis amigas me castigaran diciéndome que estaba haciendo con él-

Entre la madre y yo lo apoyamos para conseguir trabajo y lo consiguió, en una oficina la cual terminó robando de esto hace dos meses, y se fue...dejándome sóla durante un mes me llamó y me decía que estaba lejos creo que en Mardel en una nueva institución, que lo esperara, que me amaba.

En dos meses me pasó de todo...perdí a mi padre, renuncié al trabajo porque mi cabeza estaba en otro lado, sobre todo en él.

Sentí ese alivio al principio, basta de esa adrenalina pero ahora toqué fondo, la última vez que llamó lo mandé a la mierda...que no quería ser más estafada, hace 15 días lo vi en una galería con una nueva víctima, y me miró como si fuera una loca, fríamente, el estaba en estado deplorable, y me dijo -Vos sabes que soy alcohólico- y lloró  bueno me tengo que ir porque vos sabes que no puedo estar mucho acá y salió corriendo.-Te llamo.

Qué pasa conmigo? extraño a esa basura, tengo sed de venganza, o todavía sigo tratando de justificar lo injustificable?

Estoy muy angustiada. Qué puedo hacer? Tengo miedo que venga y a su vez quiero desesperadamente verlo-

Ayúdeme!!!

Gracias!

 

Mercedes:

Según lo que se infiere de tu relato, has caído en manos de un psicópata parásito. Usa la mentira y la actuación para seguir parasitando a su huésped. La temática de la mentira que usó (la leucemia) es burda, pero hay que ver el arte que usó para instrumentarla. Desde afuera de este circuito (parásito -huésped) todo parece claro, más teniendo los resultados de esas acciones. Pero, el vivir desde adentro estas circunstancias hace que el punto de vista y las valoraciones de las conductas estén teñidas de la afectividad, de la ensoñación y la fascinación que suelen producir los psicópatas. Es por eso que se sigue repitiendo el contacto.

Desenmascarado, y recuperando un poco de lucidez, la alternativa sana es el CONTACTO CERO, y, a su vez, RESIGNARSE A LAS PÉRDIDAS QUE OCASIONÓ LA RELACIÓN.

El otro elemento, por supuesto, es realizar una terapia de recuperación de la autoestima, para evitar que los auto reproches (cómo seguí con esta relación; soy una tonta, etc.) lesionen más aún a la imagen de uno mismo.

Para los profesionales que lean este caso, es bueno preguntarse si es un mitómano o no.

 

Si la respuesta es no, coincidimos.

El mitómano "vive" el personaje en todos los aspectos y no solamente para una persona. Si bien puede sacar provecho personal (de hecho lo hacen) están más interesados en el éxito de su "actuación" que en los beneficios.

Este es un psicópata parasitario.

Cordiales saludos

Dr. Hugo Marietan

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI