SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Carta:

Mobbing

Complete estos datos del presunto psicópata:

Edad:

R:  42

Estado civil

R:  Casado con 2 hijas

Profesión, estudio o trabajo que realiza:

R:  Ahora delegado,. Empezó de peón de obra.

Lugar de residencia actual, ciudad, país:

R:   España

Sexo:

R:  Varón

Otro dato de interés:

R:  No conozco a nadie que le tenga aprecio. Muchas personas le odian. Nadie permanece indiferente

 

Datos del que contesta el cuestionario (imprescindibles):

Edad:

R:  33

Lugar de residencia actual, ciudad, país:

R:  España

Profesión, estudio o trabajo que realiza:

R:  Ingeniero

Sexo:

R:  Mujer

¿Qué relación tiene o tuvo con él?:

R:  Subordinado.

¿Cuánto duró/dura la relación?:

R:  8 meses

¿Cómo lo conoció?:

R:  En una entrevista de trabajo.

¿Qué lo atrajo/ atrae de él?:

R:  Su oferta de empleo

¿Qué es lo que más le hacía/hace sufrir?

R:  Sus desprecios y humillaciones

 

Cuestionario

 

¿Él sigue sus propias reglas, tiene códigos propios?

R:  Sí. Siempre dice: La empresa soy yo. Estás aquí para hacer lo que yo quiera, cuando yo quiera. No coges vacaciones, porque no haces tu trabajo. (aún haciendo más del que me corresponde, con resultados más que probados). Incluso, siendo nosotros la contrata, pone él las reglas al  cliente, aún incumpliendo el contrato.

Tras haber despedido a toda la plantilla ( o marcharse personal por no soportar humillaciones) tuvo que pedir ayuda a otras delegacione de la empresa. Cuando le decían que la gente tenía derecho a vacaciones o que no podía actuar de esa manera tan inhumana, después de conseguir que le formaran a nuevo personal, les prohibió la entrada en al delegación y el contacto con nosotros.

 

¿Él piensa que no hay límite para sus acciones, que todo es posible?

R:  Él tiene el poder sobre toda la organización y todo vale.

 

¿Vive el hoy sin importarle el mañana, no planifica?

R:  No planifica. Amenaza. No conoce el funcionamiento de la oficina en absoluto. Amenaza a los subordinados para que el trabajo esté hecho, pero no lo planifica él, ni siquiera tiene una noción del volumen de trabajo o de las tareas.

 

¿Él hace lo que quiere sin importarle las consecuencias?

R:  Amenaza incluso al cliente. Somos contrata de una gran eléctrica española. Él les pone las reglas, aún siendo nosotros la contrata. De hecho, mi empresa le tuvo que retirar de Asturias, porque hace un par de años de otra gran empresa, (otro gran cliente), amenazó con retirarnos el contrato si tenía que seguir trabajando con este hombre, porque él pone las reglas, amenaza e incumple el contrato.

 

¿Ni premios ni castigos modifican su accionar?

R:  Ha despedido a toda la plantilla varias veces, la gente se  va de un día para otro sin previo aviso, dejándole en situaciones muy comprometidas. El personal abandona la empresa, robando documentación, herramienta… haciendo desaparecer papeles, objetos… en represalia por su comportamiento. Nada hace cambiar su comportamiento.

 

¿Sólo cuenta él y lo que él quiere?

R:  Todos los logros son suyos. Siempre dice “yo he hecho”. Los demás no existen, de hecho nos prohibe tener relaciones con el resto de las delegaciones.

 

 

¿Hace girar a todos alrededor de él?

R:  Sí, planifica en función de sus necesidades, sin tener en cuenta que los demás tienen sus planes o sus proyectos. Dos días antes de tus vacaciones te dice que no te vas, sin importarle si tienes planes, si hay otras personas que los tienen contigo, si has reservado un viaje…

Te pide el trabajo de un mes para un día, sin importarle si tenías planificado otras tareas importantes.

 

 

¿Él, usa a las personas, es manipulador?

R:  Ofrece expectativas falsas y cuando lo consigue, aunque hayas hecho un trabajo excepcional, te reprocha hasta el más mínimo detalle y provoca tu marcha o una situación para que parezca que eres tú el incompetente o el que se ha marchado de una manera poco profesional.

 

¿Quiere que otros se acoplen a sus proyectos sin importarle los proyectos de los demás?

R: . Efectivamente. Sus proyectos son su beneficio y le da lo mismo, si tienes que quedarte toda la noche, o fines de semana incluidos. Tus planes no cuentan.

 

¿El es seductor?

R:  Para conseguir sus objetivos.

 

¿Es cruel?

R:  Tiene la necesidad de humillar a todo el mundo en algún momento. Se ha marchado mucha gente de la empresa por no “clavarle un pico en la cabeza y matarle”.

 

¿Le hace creer que usted es la mujer ideal?

R:  La profesional ideal, hasta que consigue que te mates por sacar tu trabajo y el de 5 más. Una vez conseguido humilla.

 

¿Pocas cosas le entretienen si no son intensas o de riesgo, se aburre?

R:  Le entretiene humillar.

 

¿Él tuvo acusaciones de abuso o violación?

R:  Abuso de poder todos los días, de una manera escandalosa. Aficionado a la prostitución. No sé si ha tenido alguna acusación de violación.

 

¿Tolera frustrarse?

R:  Tiene un tic nervioso. Ante situaciones de estrés guiña el ojo, hasta cerrarse, a veces por completo, contracturándose el cuello. Cuando presenta estos síntomas, tiene necesidad de humillar y arrastrar a alguien, aunque el prescindir de esa persona le cause problemas serios en un futuro.

 

¿Repite los errores?

R:  Una vez detrás de otra. Es un comportamiento cícilico.

 

¿Él culpa a los otros de sus errores?

R:  Siempre.

 

¿Usted es el soporte económico de esta persona?

R:  No, pero con mi trabajo justifica él sus objetivos. Me necesita para mantenerse en su posición.

 

¿Usted se siente usada por él?

R:  Siempre. Se ha ido de vacaciones 5 semanas en medio año. Cada vez que se va, recae sobre mi todo el peso de la delegación. Retrasa mi trabajo, pero él no se priva de su descanso. Sin embargo me reprocha que mi trabajo no sale tan rápido como debería y yo no puedo coger vacaciones. Me pide trabajo excesivo, sin importarle a que hora acabe por las noches y se adjudica él la realización de mis trabajo.

 

¿Él es muy creíble cuando miente?

R:  Mucho. De hecho, no tenemos ninguno posibilidad de defendernos o dar nuestra versión, porque nos tiene vetada la comunicación con el resto de la empresa.

En la oficina, coge a cada persona por separado y le cuenta que otro compañero ha hablado mal de él. En ocasiones las historias y la manera de enlazar los acontecimientos entre ellos son tan sorprendentes que, no sólo resultan creíbles, sino que es sorprendente como utiliza la mentira para manipular a la gente.

 

¿Usted le perdona las mentiras?

R:  No tengo otra opción.

 

¿Él usa la actuación para manipular?

R:  Sí

 

¿Ha logrado que usted haga cosas que nunca hubiese hecho?

R:  Sí. Apoyarle en sus mentiras, por no perjudicar a la empresa.

 

¿Usted ha traicionado sus principios para complacerlo?

R:  Apoyarle ante el abuso ante trabajadores, a los que no pagaba o humillaba, por no perjudicar a la empresa.

 

¿Le ha pedido que lo ayude a manipular a terceros?

R:  Sí.

 

¿Uso violencia física, psíquica, moral o armada para dominarla?

R:  Usa la violencia psíquica.

 

¿Tiene algún signo o señal que anticipa que hará algo negativo o dañino?

R:  El tic nervioso del ojo anticipa humillación y comportamiento desproporcionado hacia alguien de su entorno. A veces, incluso alguien que le resulta imprescindible.

 

¿Tiene tendencias perversas o raras en las relaciones sexuales?

R:  No lo sé. Es aficionado a la prostitución.

 

¿Se muestra culpable o responsable de su accionar nocivo sobre los demás?

R:  Nunca. Es su manera de actuar. No cambiará jamás.

 

¿Él degrada y descalifica a los demás?

R:  A todo el mundo, incluso a veces, cuando les necesita. Es como una necesidad incontrolable.

 

 

¿Usted se reprime o inhibe por esta relación con él?

R:  Sí.

 

¿Usted, con él ha perdido autoestima?

R:  Soy una profesional valoradísima siempre en las empresas en las que he trabajado. Ahora tengo una depresión. Me planteo como volver a integrarme de nuevo en otro grupo y que se me valore como persona y como profesional.

 

¿Usted, sigue o vuelve con él haga lo que haga?

R:  Era mi trabajo. Al final, me puse en contacto con la empresa para comunicarles mi imposibilidad de seguir trabajando por mi estado de depresión, pero hasta entonces sí.

 

¿Usted es temerosa o se ha vuelto temerosa por esta relación?

R:  Temerosa de integrarme de nuevo en otro grupo en un lugar de trabajo

 

¿Él es insensible? ¿en qué lo demuestra?

R:  Totalmente. Para él no hay personas. Son objetos a utilizar para su beneficio. No entiende de sentimientos. Prescinde de las personas sin más.

 

¿Desea agregar algo más?

R: Tiene obsesión con las personas con mayor formación que él. Al final, se carga a todo el mundo, pero parece que la necesidad de humillar es mayor cuando las personas tienen mayor preparación que él.

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI