Semiología Psiquiátrica y Psicopatía

Sitio del Dr. Hugo Marietan

PRINCIPAL - ARTÍCULOS - PSICOPATÍA - ESQUIZOFRENIA - DEPRESIÓN

Otros autores - SEMIOLOGÍA PSIQUIATRICA - Poesías y Cuentos - Cartas comentadas

Carta


El Narco

Estimado Dr. Marietan:
Me presento, mi nombre es E. Tengo 21 años y agradezco profundamente la posibilidad de poder comunicarme con ud. Estuve observando su página y los comentarios son que ud lee los mails que le envian, por ende tengo esperanzas de que tambiñen tenga unos minutos para leer el mio.
A continuación voy a contarle a groso modo algo de lo que estuvo ocurriendo en mi vida. Afortunadamente ya estoy mejor de todo lo que ha estado pasando, pero las secuelas quedan y duelen. En el 2009 tuve una relacion con una persona que a la distancia, pude entender que era un psicopata. Hace poco, estuve elyendo algo sobre este tipo de personalidad en internet y comprendi que para bailar se necesitan dos. Es decir, que asi como el era o es un psicopata, yo no solamente era su objeto de transicion, de amor-odio, si no su complemento.
Cuando conoci a este hombre, gg, yo tenía 19 años, estaba estudiando en la uba, tenía un buen trabajo de administrativa y salía todos los fines de semana. Al poco tiempo de conocerlo me dijo que el estaba de novio y pactamos que solamente lo nuestro iba a ser una aventura. Con el tiempo empezamos a involucrar sentimientos cada vez más fuertes. La situación pasó a ser incontrolable, por lo menos de mi parte.
El trabajaba a una cuadra de donde yo trabajaba, y empezamos a vernos todos los dias. A convivir practicamente porque pasabamos juntos 4 o 5 noches de la semana. Encontre en el a la persona ideal, era un ser inteligente, divertido, carismatico, con quien se podía hablar absolutamente de todo y con quien nada estaba prohibido. El no solo era mi pareja, era todo para mi. Era mi soporte, mi conpañero; en quien yo me apoyaba, a quien le pedía dinero cuando necesitaba, quien me iba a buscar a la facultad a las 23 hs y me llevaba a mi casa (por supuesto antes me lelvaba a comer y a tomar algo).
En fin, con el tiempo me entere que no estaba de novio, si no que estaba conviviendo con alguien. Pero no me importo. Ya estaba demasiado enamorada de el para juzgarlo o para dejarlo por la mentira. Para ese entonces yo ya era su novia, ya conocia a su madre e iba a su casa. No quiero ahondar demasiado en detalles. Voy a saltar a la parte de la acción que es lo que realmente a mi me amrcói a fuego.
Como ya lo dije antes, compartía todo mi tiempo con el. En el trabajo mi jefe se entero de mi relación con este muchacho y empezo a buscar excusas para despedirme (dado que gg no tenía buena reputación en la zona). Los motivos para que yo perdiera mi empleo los encontro dado que yo estaba llegando tarde al empleo y había bajado mi rendimiento considerablemente. Cuando me quede sin empleo no sabía que era lo que iba a hacer. Empece a rendir menos materias en la facultad por cuestiones económicas y comence a depender mas de gg. Al mes fue el quien perdió el empleo (obviamente siempre la culpa la tenía el otro, no el de no haber sido eficaz o haber robado en donde trabajaba. Si no que la culpa la tenía el empleador). Claro que en el momento le crei.
Mi papá me hehco de mi casa al mes de haber perdido el trabajo porque yo no pasaba tiempo en mi casa. Entonces fui a vivir a la casa de mi mamá. PAra este entonces yo me había alejado de mis amigos por estar con gg. De mis amigos y también de mi fmailia, porque en un momento solo me improtaba estar con el. Me despertaba a las 6 am, iba asu dpto a las 8:00hs (cuando su mujer entraba al trabajo) pasabamos toda la tarde juntos y a la noche ibamos juntos a la faucltad (el empezo a cursar conmigo). Me gustaba mucho compartir las clases con el, Gg se burlaba del mundo. Todods eran mediocres, todo era poco para el.
A los días me propuso de irnos a vivir juntos a otro país. Que en Uruguay podriamos trabajar, de este modo el se divorciaria de su esposa (que lo ahcia vivir un calvario, segun el) y que toda su familia estaba esperandonos, que nos ibana  apoyar y finalmente ibamos a poder vivir juntos.¡ Por Dios! Yo tenía 19 años! Estaba fascinada con el. Llore mucho en esos días porque tenía miedo de irme. Pero el me decía que el tenñia que trabajar, que no podía vivir así. Que me amaba pero que una relación a distancia era imposible. No sé todas las cosas que me dijo. Pero termine llendome con el.
LA vida en Uruguay fue muy rara, muy acelerada. ¡Su fmailia era maravillosa!, el paisaje era increible, su compañia era hermosa. Ibamos a trabajr en una leñeria familiar, pero la leñeria estaba estancada. Entonces me encontre con una familia que subsistia a traves del narcotrafico. Al principio me mantuve al amrgen, o sea, si bien estaba al tantod e todo lo que pasaba y lo ayudaba a hacer cuentas y a organizarse (bueno quiza no me mantuve tan al margen), no lo acompañaba a llevar la mercancia.
Con el tiempo empece a sentirme culpable, es decir, el me mantenñia, exponía su libertad, corría peligros, pero lso corría solo. Entonces comence a acompañarle (no entiendo como llegue a eso!). Lo acompañaba en todo y el me hacía respetar. PArece ser que esos códigos me hacían sentir importante. Acepte el juego. HAsta que el empezo a drogarse. Primero con un amigo que teniamos, luego solo. Lo acompañe un apr de veces, pero al principio me ahcía daño. O sea, me daba miedo. Pero me sentía sin demasiadas salidas, y sinceramente, le confie mi vida como jamas se la confie a nadie. EL me hacía sentir segura, como si el pudiera manejar todo. Snetía que el entendía y controlaba todo. Comenzamos los dos a drogarnos mucho. Sobre todo a fumar cocaina cocinada. Creo que las drogas, el acohol diario, la presión y la paranoia cotidiana influyeron. Pero creo que las situación hubiera explotado igual aunque no nos hubieramos drogado.
Empece a verlo como una persona incoherente. Era sumamente agresivo. Comenzo rompioendo mis pertenencias, recuerdo que me arrancaba la ropa que tenía puesta. Esto lo acompaño con violencia psicológica, me ahcía sentir tan insignificante, tan desamparada. Como si yo no le importara a nadie mas que el. Y el tendría todo el poder sobre mi. El era quien controlaba con quien hablaba, como me vestía, lo que decía y lo que hacía. PAsabamos todo el día juntos, hasta nos bañabamos juntos. Recuerdo de una noche que me tiro con un cigarrillo prendido porque empece a hablar de filosofía con un amigo de el.
Hubo muchos episodios de violencia, muchisimos. Episodios que yo toleraba y aceptaba. Me escapaba de el y pasaba horas afuera. Y cuando volvía el tenía miedos injustificados de que lo haya engañado (era muy celoso). Odiaba a mi familia y me hablaba mal de ellos. Muchas veces discutiamos porque el quería que yo sintiera que mi vida anterior a el, había sido una basura.
LA última pelea que tuvimos fue una mañana. Yo le lelve el café de las mañanas y el estaba hablando por celular con su supuesta ex mujer. Me enoje ocn el entonces me tiro con cafe caliente. discutimos y comenzo a quemarme con cigarrillo. Mis brazos siempre estaban llenos de moretones porque el siempre me forzaba de ellos. Y mis piernas tambien estaban todas lastimadas porque el me pateaba y pegaba piñas. En fin, esa mañana se excedio; me escribio con una navaja la panza:trola y uan "g". Entonces corri. Me fui de la casa y estuve afuera todo un día. Pedi monedas en la calle para mandar un mial a mis fmailia, a decirles que los necesitaba, que me fueran a buscar (yo no tenía documentos ni dinero para volverme).
La vuelta fue dificil. A dios gracias que mi mamá fue a buscarme a Montevideo. Tuvo que intervenir la policia porque el caso fue caratulado como privación de la libertad. Apenas me separe de el estuve muchos meses mal, sinceramente, a pesar de que era un ser nefasto, cruel y enfermo, lo extrañaba.
Finalmente empece multimples tratamientos para poder salir adelante. Lo que el había hecho con mi mente no era poco, yo me había convertido en una persona completamente insegura y dependiente. Tenía terror de hacer las cosas mal, por todo pedía perdon. Sufri un aceleramiento y no pude dormir por días enteros. Tuve una crisis emocional donde me sentía culpable por todo lo que pasaba. No sé exacatamente como clasificar la crisis que tuve. Lo que si sé es que fue incohoerente. No podía hablar de otra cosa que no sea lo que me habia ocurrido. Me sentía agredida por las personas que me rodeaban y que intentaban que yo me recuperase. Estaba con bajo peso y muy sensible emocionalmente. Despues de haber vivido con miedo tanto tiempo, eso lo lleve conmigo. VEía una patrulla de la policia y sentía miedo. Me llevaron al hospital psiquiatrico Esteves, donde recomendaron mi internación. Mi familia no me interno, pero  comence a tomar medicamentos apra poder dormir y apra desacelerarme, ademas de antipsicoticos y esas cosas. AL mes empece un tratamiento psiquiatrico intenso grupal. Hace un año que estoy en ese tratamineto y ya casi no tomo medicación. Comence con mis estudios nuevamente y me va muy bien. Tambien hago terapia individual con una psicologa, que es ocn una de las pocsa personas que puedo hablar de GG. EL tiempo sigue pasando, pero me cuesta superarlo.
Volvi a verlo una vez más desde que volvimos a Buenos Aires. Luego no quise volver a verlo. Pero el continuo llamndome y escribiendome. Ene ste año me ha enviado cartas, me ha hehco volantes, me escribió mails. Tuve una pelea hace poco con el: lo enfrente, por primera vez en mi vida pude enfrentarlo. Le pregunte por que me maltrato tanto. Si esto lo hacía sentir mas hombre, más fuerte. Nunca entendio como una persona puede actuar con tanta frialdad, ni siquiera dire frente a alguién que quieras, simplemente frente a un ser humnao.
_Me respondió que me lo merecía. O sea, el no esta arrepentido de lo pasó. No le remuerde la conciencia haberse llevado una nena, porque a los 19 años era una criatura (el me lleva diez años), haberla utilizado, maltratado. Entonces decidi eliminarlo de mi vida, no merece seguir hablando conmigo.Ademas, de que ya no hay más que hablar. CAmbie el nñumero. Aunque debo confesar que me he sentido tentada de volverle a escribir. Si bien sé que el pudo rehacer su vida con otra chica de 20 añis, a la cual también la lleov a Uruguay y vaya a saber Dios que pasaron juntos.
No lo odio. Pero no lo entionedo. No entiendo porqué tanta maldad. Tampoco entiendo cómo pudo haber dado vuelta todos mis valores, mis codigos y mis pensamientos.

Gracias, simpelemente por leer

 

 

Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click Aqui