Psicopatía, psicópatas y complementarios

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

[ Principal ] [ Artículos ] [ Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ]

Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]
 

Noticias Policiales


Curatola: Fue sin querer queriendo
Fuente: Diario Clarín, 2 de mayo de 2009
http://www.clarin.com/diario/2009/05/02/policiales/g-01909599.htm


DELITOS ECONOMICOS A un paso del juicio oral por una estafa de 30 millones de dólares. La Cámara del Crimen confirmó el procesamiento de Eugenio Curatola y sus siete socios. Se los acusa de montar un negocio falso para quedarse con el dinero de al menos 200 inversionistas de todo el país.

Por: Rolando Barbano
EN LA MIRA. Eugenio Curatola llegó a tener un espacio fijo en radio AM desde el que atraía inversionistas.


Al principio ofrecía sus servicios en forma personal, entre los clientes de la compañía de seguros para la que había trabajado tantos años. Les prometía convertir miles en millones y ahorros, en fortunas. Su éxito inicial le permitió abrir representaciones en el interior y empezar a hacer eventos de promoción en lujosos hoteles porteños. Compró espacios en la televisión por cable, donde personajes relativamente famosos alababan su propuesta como si se tratara de un mágico programa contra la calvicie, y hasta llegó a tener un segmento fijo en las medianoches de una radio AM. Así llegó a manejar las ilusiones de más de 7.000 personas, que le entregaron cientos de miles de dólares. Hasta que el sueño terminó.
La Cámara del Crimen acaba de confirmar, en un fallo al que Clarín tuvo acceso exclusivo, que Eugenio Curatola y sus siete socios habrían montado un fabuloso circo con el único objetivo de quedarse con el dinero de la gente. "La mise en scene montada por los encausados fue desplegada con el designio final de apropiarse de las sumas depositadas", describió la Sala I, en la resolución que ratifica los procesamientos de todos y los deja a un paso del juicio oral.
La sospecha es que Curatola y su gente habrían estafado a por lo menos 200 clientes, aunque la investigación sigue. El reclamo, hasta el momento, es por 30.000.000 de dólares, aunque hay fuertes indicios de que el resultado de la operación habría sido aún mayor.
Si se analiza su mecanismo, la maniobra es estúpidamente simple. La clave de operaciones como la que se investiga aquí es montar la fachada de un negocio que parezca tan sólido y redituable que atraiga a muchos inversionistas en poco tiempo. Luego, con lo que ponen los clientes más nuevos se les pagan supuestas ganancias a los primeros. Así empieza a hacerse una rueda, en la que el boca a boca sobre el rendimiento de la inversión empieza a atraer más dinero. Hasta que todo se esfuma.
La idea -conocida como "esquema Ponzi"- fue utilizada cientos de veces. El caso más resonante fue el de Bernard Madoff, descubierto en 2008 en Estados Unidos. El de aquí no tiene nada que envidiarle.
Curatola comenzó su carrera como asesor de seguros. En 1998, vio la oportunidad de entrar al mercado internacional de divisas (Forex, ver Un mercado...) y empezó a captar inversionistas. Hacia 2001, su negocio floreció, gracias a que el corralito le daba a su oferta el valor agregado de poder sacar dinero del país.
Lo que este consultor ofrecía a sus clientes, a través de "Curatola y Asociados S.A.", era hacer depósitos en cuentas de un broker extranjero llamado FXCM para que éste las invirtiera en el mercado de divisas. Los inversionistas podían controlar sus ganancias en Internet y retirar su dinero cuando quisieran, previo pago de comisiones.
Al principio, los rendimientos fueron fabulosos. Con ayuda de su esposa, de su cuñado y de sus dos hermanos, entre otros, Curatola abrió representaciones en Azul, Olavarría, La Pampa, Río Negro, Neuquén, Mendoza y Chubut. "En ciudades pequeñas, las inversiones se fueron multiplicando progresivamente al difundirse los 'beneficios' que traían aparejadas, causando luego los consecuentes perjuicios que llevaron a una clara conmoción entre sus habitantes", señaló ahora la Cámara.
Entre 2002 y 2003, el broker FXCM advirtió irregularidades y dejó de operar con Curatola. Según la Justicia, a partir de ese momento el consultor anunció a sus clientes que tendrían un broker nuevo, Forexvan, radicado en Panamá y con cuentas en las Bermudas.
Los inversores le creyeron y depositaron su dinero allí, confiados -entre otras cosas- por el hecho de que Forexvan tenía una página web similar a la de FXCM. La que hoy es la demandante número 1, por ejemplo, llegó a aportar 325.000 dólares.
Pero todo era falso. "Los imputados se valieron de una firme organización nacional e internacional, que generaba la apariencia de una empresa fiable; la constante información brindada a través de páginas web, que en realidad reflejaban datos virtuales, totalmente alejados de la realidad; y los casos en los que se permitió la extracción de montos superiores a los aportados, que operaban como señuelo para otros", indicó la Cámara.
La página web habría sido manejada por un hermano de Curatola, según la Justicia. Forexvan habría sido creada y controlada por el propio Eugenio, al igual que las cuentas bancarias en Bermudas. Otro de los imputados actuaba como presidente de la empresa, fingía tener acento panameño y en las conferencias hasta anunciaba donaciones que nunca hacía. Según la Cámara, "el negocio simplemente era inexistente".
Mariano Moyano, abogado argentino designado por la Corte del Caribe Este para liquidar Forexvan y pieza clave de la investigación, señaló a Clarín: "El fraude alcanzó los 300 millones de dólares. Ya determinamos que al menos 25 millones fueron a parar a cuentas de Curatola y de su esposa en el exterior y vamos a demandar al banco que recibía las inversiones (Bermuda Commercial Bank) por 100 millones".
La lucha de Moyano es por recuperar el dinero de los ahorristas. Y una de sus apuestas está hoy en las fuertes versiones de ruptura matrimonial entre Curatola -hoy preso- y su esposa, aún libre.

Un mercado billonario
Forex es la abreviatura de Foreing Exchange (Intercambio de Monedas Extranjeras), como se conoce al Mercado Internacional de Divisas. Se trata del mercado virtual más grande del mundo -opera mediante computadoras, no tiene sede física-, donde bancos, gobiernos, instituciones y especuladores compran y venden monedas. Funciona las 24 horas y sus operaciones suelen concentrarse en el dólar, el euro, la libra esterlina, el franco suizo y el yen. Los corredores o brokers -todo se hace a través de ellos- compran y venden divisas, especulando con las subas y bajas para ganar. Según estimaciones, en esta red electrónica se negocian a diario unos dos billones de dólares.
La cifra: 4
Años transcurrieron desde que denunciaron a Curatola hasta su detención. En el medio, hasta se pidió el juicio político de un juez.

"En ningún momento tuve en mente un fraude"
Eugenio Curatola nació el 31 de marzo de 1963. Casado, padre de tres hijos, asegura que empezó a trabajar a los 15 años, cuando murió su padre (quien tenía un estudio contable). Durante más de 16 años, usufructuó un salón de fiestas que pertenecía a su familia. Luego se dedicó a la venta de seguros de vida. En ese rubro, trabajó -según sus propias declaraciones- para las empresas Alico e ING. De la cartera de esta última sacó sus primeros clientes para "Curatola y Asociados S.A.".
Desde allí comenzó a incursionar en el mercado Forex, al principio con éxito y luego con el escándalo que hoy lo mantiene preso. "Muchos que hoy son querellantes estaban muy contentos y agradecidos con la actividad que venía desarrollando", afirmó en su declaración indagatoria, a fines del año pasado. "De un universo de 7.000 clientes, solamente 200 concurrieron a denunciarme. Y algunos de ellos han cobrado más dinero del que pusieron, porque están satisfechos o han solucionado su problema", agregó.
El consultor aseguró que nunca pergeñó "ninguna estafa" y mucho menos "organizarse con gente con la finalidad de estafar". Juró que los "problemas" que hubo con las inversiones se produjeron por inconvenientes legales que se le presentaron en Bermudas -donde estaban las cuentas con el dinero de los inversionistas- y que la difusión pública que tuvo esto sólo sirvió para agravar la situación. Admitió que quizás su error fue no darse cuenta de que necesitaba más personal administrativo, dado que "ningún broker acepta más de 100 clientes" a la vez y él tenía "más de mil" a un mismo tiempo. "Pero en ningún momento tuve en mente un fraude y no conformé ninguna asociación ilícita".
Hasta su detención, ocurrida en diciembre tras una batalla judicial de 4 años y un exilio en Estados Unidos, Curatola vivía con su mujer en una casa del lujoso country Abril, en Hudson. Lo curioso es que siempre mantuvo activa la web de su empresa, donde se presenta como "proveedor líder de Informes sobre Inversiones y soluciones alternativas y creativas a inversores privados e institucionales". También se señala que es un "experto en negociación y formación de opciones exóticas, sobre todo en el mercado de divisas". Desde esta página hay un link a su blog, bautizado "Estudios sobre la Palabra de Dios", donde difunde sus visiones de la Biblia.


 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI