SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Artículo

Escatimadores: Del austero al parásito

Hugo Marietan, noviembre 2008

En la historia, desde siempre, quedan constancias de la existencia de este tipo humano, apegado a la riqueza, que recibe y no da, que acumula. Teofrasto ya decía que estos hombres carecían de generosidad cuando se trataba de gastar dinero. Aristóteles los tenía muy bien categorizados: los diferenciaba entre los que son deficientes en el dar (tacaños) y los que son excesivos en el tomar (avaros).

El tacaño es el que vive preocupado que no se gaste. Reprime severamente a los que gastan de su dinero (familiares); son los que viven apagando las luces de la casa, colocando lámparas de bajo voltaje; recortando todo lo que él considera gasto excesivo (que son los gastos normales en una casa), y somete a todos a una situación de casi hambruna y baja calidad de vida, disponiendo de capital para disfrutar de un buen pasar. Tiene y no gasta. Pero, el tacaño tiene una particularidad: pude gastar para él, para su placer. O son aquellos que son miserables durante todo el año, que amargan a sus familiares con sus recriminaciones por los gastos, que vive cuidando el centavo, y que, en las vacaciones (en hoteles baratos) o en un viaje, de pronto gastan una fortuna en pavadas o cosas inútiles. O bien se compran, para ellos, costosos equipos de audio o cualquier derroche (para él). O van de turistas a sitios lejanos y costosos que no disfrutan apenados por el gasto. El tacaño es insufrible para convivir. Sólo una persona de mucha tolerancia, y especial, puede estar al lado de un sujeto así, que está con una lupa y una calculadora en la mano; que avergüenza a todos pidiendo rebajas en hasta en los precios de las mercaderías más baratas. Que pierde tiempo caminando con tal de encontrar un producto unos centavos menos caros. Que viste como un desclasado. Por otra parte, el tacaño puede ser un trabajador concienzudo, un comerciante exitoso y creativo.

El avaro es necesariamente un tacaño, pero, a diferencia del tacaño (que a veces se da algunos lujos para él mismo), el avaro es tacaño con el mismo también. No da y no se da. Colecciona dinero. Y su placer consiste en ver ese dinero, contarlo una y otra vez (son muy desconfiados, algunos no colocan su dinero en el banco), o viendo el valor de su cuenta bancaria. Viste como un pobre, come como un pobre, se restringe en sus gastos como un pobre, y es un rico. Tiene un tipo de vida miserable en extremo. Muchas veces parecen sucios. Y son socialmente despreciados. Suelen ser prestamistas a alto interés. Y sufren hasta que no ven de vuelta el dinero que han prestado. Este tipo de mísero no suele formar familia (es un gasto). Y solo una persona muy perturbada puede vivir a su lado. Creo, personalmente, que el avaro es un obsesivo grave; pero el avaro excesivo, es un  psicótico.

En el tema del cuidado del dinero y de los gastos, existe un tipo normal, que es el austero. Se trata de un hombre cuidadoso (temeroso) de la distribución de los gastos porque siempre vive pensando en un futuro aciago económicamente. O bien, en los gastos que le requerirá el pago de la universidad de su hijo hoy pequeño. No suelen ser hombres que posean mucho dinero. Es una vida sin lujos. Ajustada a un nivel social, pero sin estridencias económicas. Se puede convivir con él cuando se comprende (y se le sigue) su filosofía del gasto. Cuando el austero se excede, torna en mezquino. El austero es un ser coherente y estable: no gasta para la familia ni para él. Suelen apoyarse para darle sentido a su temor al futuro económico, en la religión.

El tacaño y el avaro, para la gente en general, pasan por personas “enfermas”. Pero hay un tipo de personaje al cual no le cabe esa morigeración: el “ventajita”, el abusador, el “garronero”. Es aquel que está pendiente de cómo sacarle algo al otro. Como aprovecharse de los demás. Son los que tratan de ser invitados (o se imponen) para comer “de arriba”, y cuando lo hacen, comen como desesperados. Viven pidiendo prestado y dando lástima (y nunca devuelven lo que se les presta). Tiene todo un discurso lastimero y mendicante. No gastan ellos, pero hacen gastar para ellos. La generosidad es una conducta que no conocen. Son, de alguna manera, ladrones de poco monta; rapiñosos de las migajas de los demás. Se auto invitan a las quintas, a las fiestas, y siempre están presentes donde pueden sacar alguna ventaja. A veces tienen algunas cualidades que los hacen más o menos tolerables, pero, por lo general, cuando se les conoces este rasgo, son muy despreciados.

Otra clase distinta es el parásito (del que hemos hablado tantas veces). El parásito vive a expensa de otro.  Pero tiene algunas cualidades que hace que el parasitado no lo eche. El parásito se hace necesario: porque ayuda, porque da afecto, porque es “bueno”. El parásito tiene un discurso muy armado para su parasitismo: las circunstancias, el país, el planeta no le es favorable para conseguir recursos económicos. Y permanece, tranquilo y sin culpas, succionando el esfuerzo del otro. El parásito es, desde luego, un psicópata.

 

 

 

 Dr. Hugo Marietan

He leído en internet algunos de sus artículos sobre la c de un p, puedo  decirle que yo lo fui durante 5 años. No he contado esta historia a nadie,  así que decido contársela a UD porque pensé que tal vez le podría servir  dada su profesión.

 Si soy neurótica, melancólica y tengo dentro de mi todos estos  sentimientos: no me gusta que me vean, no me gustan las responsabilidades,  la gente, no tengo casi amigas, soy perezosa, bastante irritable, para  nada amigable, etc. UD ya sabe como es un neurótico para que más detalles.  Pero a la vez que, reúno todos estos putos sentimientos dentro mío también  contradictoriamente quiero ser tenida un cuenta, ser valorada, estimada,  etc.

 ¿Ud querrá saber por qué estuve con un P? aunque a veces no es fácil  resumirlo tratare de explicárselo.

 Dte mi infancia me martillaron el cerebro en el entorno fliar que una  mujer era para casarse y tener hijos que ese era el plan que debía  realizar. Pero a la vez sufrí el más profundo rechazo y dificultad para  relacionarme con el otro sexo, mi padre murió a mis 3años, quede con mi  abuelo que era un hombre terrible y mi odio me llevo a la fobia más grande  que padecí que bloqueo mi acercamiento a ellos, y mi trabajo después.  Aquello fue lo más horrible que viví más que el P que elegí, quizás mi  abuelo tamb era un p o tenia rasgos p

 Los años corren rápido y yo que no me vinculaba con nadie tenia serias  dificultades de relación con todos, especialmente con ellos. Me empecé a  desesperar por mi edad y mi abrumadora soledad que era ya soltería  crónica.

 Sufría terriblemente las chanzas de la gente o comentarios sobre para  cuando iba a tener novio, así que encima que ya era bastante hosca a  medida que me fui haciendo más grande, menos quería que la poca gente con  que me relacionaba me viera y me preguntara siempre lo mismo por lo cual  los evitaba, me aleje

 Bueno cdo ya había superado aquel odio crónico (a ellos) no se si del todo  pero bastante y mi soledad asediaba apareció él en mi propia casa traído  por un amigo (que era mi electricista) entonces lo trajo como si fuera un  ayudante desde el vamos empezamos con engaños. Aunque yo me di cuenta  enseguida de esa maniobra. Como yo quería tener pareja acepte salir con  el. Ya el amigo se había ocupado de pintármelo como una joyita

 Yo ingenua, ilusa sin experiencias anteriores (fue mi primer novio), con  una soledad que me abrumaba, con una hiperansiedad por tener pareja, con  una ausencia total de familiares cercanos soy hija única y mi madre es  enferma mental, con toda esta carga yo buscaba un apoyo, alguien.

 Lo primero que me conmovió y me sentí profunda compasión fue su soledad y  su rol de víctima todos lo habían hecho a un lado, el aparente abandono de  su núcleo fliar eso me dolió y me indigno porque me identifique con él era  lo que yo vivía.

 Sufrí al ver su penuria económica, con mi inexperiencia y a nadie que me  abriera los ojos sobre ese fraude el pez trago el anzuelo o sea yo.  Yo  sentí que si bien había algo en el que no podia definir bien que era que  no me llegaba a gustar del todo, él me necesitaba por ese abandono y  desprecio que todos le hacían y yo necesitaba un hombre para cumplir el  proyecto infantil de casarme.

 Al principio actuó  se mostró generoso me compro una bici, me llevaba a  comer a restaurantes yo jamás había salido, me sentía fascinada para mi  era tocar el cielo con las manos. Me llevo de viaje conocí lugares era  para mí maravilloso.

 Por otro lado yo admiraba su inteligencia yo jamás fui muy despierta,  siempre lela, así que para mi era un honor que un hombre así  universitario, inteligente, de familia de buena posición, bien parecido,  me diera bola, se fijara en mi yo siempre tuve autoestima baja. (Su grupo  fliar madre bipolar y su padre ahora lo pienso me parece P)

 Al poco tiempo se manifestaron sus episodios de ira por cualquier cosita,

 era exagerada, sobredimensionada,

 Para mi estar con el era lograr los objetivos que me pusieron en mi lejana  infancia el hombre para casarse, además alimentaba mi ego y mi vanidad  frente a los demás, porque era bien parecido, universitario, de buena  familia,..todo eso era para que los demás me envidiasen pensaba yo por  haber alcanzado tan buen partido, estando ya en la nomina de solteronas.  Al fin los demás me envidiarían a mi y no yo a ellas porque eso era lo que  yo hacia todo el tiempo envidiar y odiar a todos los demás por tener  suerte en sus vidas.

 De a poco afloro su verdadera personalidad avaro, miserable, iracundo,  impaciente, etc. la relación se puso tensa, pero yo seguí porque me iba  mal pero era el único hombre que se fijaba en mi, sin el volvía a estar  sola y tenia pánico a eso yo buscaba escapar de mi mamá tamb porque hacia  años que soportaba su psicosis

 Aparte el era mayor que yo y venia satisfacer mi deseo de que alguien me  cuidara por aquel padre que se fue (murio) cdo yo mas lo necesitaba

 Manipuleador me fue distanciando de las pocas amigas que tenia me fue  absorbiendo mas y mas, demandante

 Me sumergió en una profunda angustia que yo ya traía por mi neurosis no  bien resuelta, con el se potencio. Me potencio tambien la ansiedad y el  insomnio empezó a irrumpir en mi vida, vivía un profundo desaliento y  decepción porque me había frustrado mi proyecto de amor de compartir pero  seguía porque no querrá volver a mi consabida soledad .Paradójicamente  estaba sola acompañada porque el no compartía conmigo. El estar acompañada  era un montaje de ficción que yo hacia para los demás, para que los demás  creyeran que estaba bien con alguien pero en verdad estaba tan sola como  siempre y por dentro sufría enormente era un calvario. Ahora la gente ya  no me decia para cuando vas a tener novio?

 No tenia proyectos en común, yo me desviví por atenderlo, por servirle,  por expresarle mi amor, por darle lo mejor de mí. Quería comprar su amor.

 Nunca logre su amor era solo una cosa para el. mi madre a pesar de su  enfermedad tiene algo sano me decía:" te trata como a una esclava". Me exigía cada vez más cosas vivía para controlar, quería imponer sus  órdenes, manejarlo todo Me gustaba que el me sacara a pasear porque de otra manera no hubiese  salido, el ampliaba mi horizonte. Dejaba de ser una mongui conocía mas  cosas.

 El necesitaba una sirvienta yo necesitaba un hombre aunque mas no sea en  apariencia para mostrar al mundo que había logrado mis objetivos ser  felices y comer perdices. Es que leí demasiados cuentos de hadas y me  quede con eso, que no es la realidad

 Una vez en un hotel una mujer mayor vino a saludarnos antes de irse y nos  dijo "uds son una pareja maravillosa", dábamos la imagen de una pareja  linda íbamos de la mano los que nos veían se enternecían, se conmovían, o  sencillamente me envidiaban como esta persona mayor, se la creían era mi  plan. Ahora la envidia no era solo mía tamb era de ellos al ver este amor  tan de cuentos de hadas. Era un amor fantástico y lo habia logrado yo la  menos indicada.

 Yo le tenía miedo a sus inesperadas reacciones violentas y cada vez mas  frecuentes después que nos casamos.

 El logro sacar de mi cosas que jamás pensé que fuera capaz de hacer, por  mi baja autoestima, pero como el era exigente, demandante, yo me esmeraba  y me esforzaba en hacer cosas lo mas perfectas posibles así las buscaba el  perfectas. Yo por mi pereza y mi baja autoestima con otro jamás me hubiera  dado cuenta de todo lo que  era capaz de lograr porque otra persona no me  hubiese exigido hasta el extremo. Eran potencialidades mías que no salían  a la luz que estaban enterradas

 Fui una mujer orquesta me vi transformada en cenicienta todo terreno hacia  de secretaria,  domestica, pintora, operadora de PC, modista,  tejedora,.tal vez para otros estas cosas que enumero son pavadas, pero  para mi que nunca crei en mi, que no hacia nada por miedo, que no creía  que podía lograr cosas con mis capacidades, movilizarme así, a pesar del  miedo fue mucho. Ahora volví a la inercia, a la nada. Todo lo hice por  conquistar un corazón, por lograr su admiración, su aprobación, no lo  logre.

 Un día dije basta ya venia deseándolo muy fuerte en mi corazón, otro  episodio de ira por nimiedades y colmo el vaso de mi paciencia o de mi  represión no creo ser paciente.

 Sus exigencias desmedidas, su cólera sin sentido para mi, su avaricia, y  demás me hartaron ya había ido una vez a consultar al medico de mi madre  por mi insomnio, ya estaba cada vez mas irritable, hiperansiosa,  angustiadísima, frustrada, desencantada emocionalmente con el príncipe  azul que destiñe, y harta de fingir de hacer el gran teatro el montaje  para el exterior de una vida rosa, porque creo que ya no se lo creía  nadie. Estaba ya sin fuerzas para seguir este circo. Me socavaba la  autoestima hablándome de mi vejez, de mi gordura, etc..

 Me dolió dejarlo al principio esperaba un respuesta, un cambio, la espera  fue vana. Me sentí culpable muchas veces me deprimí, desee volver con el  pero el no dio ya señales de querer volver conmigo ya no quería saber  nada, ya no me necesitaba como antes. Se consiguió mejor trabajo estando a  mi lado le ayude a estudiar un curso que le aporto mejor pasar, no me  arrepiento de haberlo ayudado por lo menos no se fue como lo había  conocido quebrado económicamente, lo ayude a remontarse a ponerse de pie.

 Se que me vivió pero yo se en el fondo de mi corazon , que el no es  normal, creo que el no me hizo daño deliberadamente, premeditamente, tal  vez me equivoque, creo que el me hirió porque esa es la forma de actuar de  una persona anormal

 Es como si un perro te mordiera el animal no tiene noción real del daño  que hace, así pienso yo no se si me equivoco que es el hace daño, pero no  podrá por su anormalidad darse cuenta del daño que causa.

Yo con el jugué un rol de madre el era para mi como un niño necesitado de  afecto y atención, como un niño que hay que cuidar, que atender.(tal vez  era la proyección de mi propio yo) Y se que esto es una contradicción pero  es que las contradicciones viven en mi, por un lado el era el hombre mayor  que me cuidaba, por otro yo era la mama que atendía al nene quería darle  el afecto que su madre no le había dado, el apoyo que aparentemente su  familia le había negado. Yo me sentía útil aunque no había alcanzado mis  sueños de amor

 De esta relación algo tengo que aprender tengo que sacar una enseñanza  para mi vida hasta ahora estoy desconforme conmigo misma porque los  enunciados que hice son negativos y quería hallar aunque sea un enunciado  positivo, pero tal vez en estos casos no haya enunciados  positivos:

 -Cdo alguien se presenta como victima hay que desconfiar (es el posible  victimario)

 -Hay que tomarse tiempo para conocer a la persona no basta las primeras  impresiones

 -Jamás quisiera volver a dedicarme así a una relación,  ser tan servil no  me sirvió para ser feliz.

 Espero no haberlo aburrido con mi escrito, tal vez le sirva o no para su  profesión, no dude en escribirme si quiere saber algo más. no quisiera  darle mi nombre para preservar mi identidad y la de el. Soy de la ciudad  de santa fe  Atte.

 Como llegue a darme cuenta que el era un p fue después de separarme, en  Internet encontre articulos sobre p que describian al dedillo como era el,  sus reacciones y como actuaba.

 

M:

Su escrito es excelente en cuanto a las descripciones e introspecciones. Me gustaría, para profundizar el aspecto de él, que llenase el cuestionario, con muchos ejemplos; dado que las vivencias suyas estás más que claras.

Un cordial saludo desde Buenos Aires,

 

Estimado doctor:

Completar este cuestionario no fue fácil para mí, me llevo a revolver en los recuerdos turbulentos, que desataron en mí un sinnúmero de sentimientos: nostalgia,  emoción, angustia, desánimo, ternura, odio, alegría, soledad etc.  fueron aflorando  detalles que parecía tener olvidados, por supuesto que no puedo resumir una vida de 5 años en un cuestionario, hice lo que pude. Sea o no p a medida que ntra relación se fue extendiendo en el tiempo yo la fui pasando cada vez peor. Si no se entiende algo, pregúnteme

 

Saludos cordiales. M

 

Complete datos de la persona que se presume como psicópata:

Edad: 48

Estado civil: separado

Profesión, estudio o trabajo que realiza: docente

Lugar de residencia actual, ciudad y país: argentina

Sexo: masculino              

Otro dato de interés:

 

Datos de quien contesta el cuestionario (imprescindibles):

Edad: 40

Lugar de residencia actual, ciudad y país: argentina

Profesión, estudio o trabajo que realiza: empleada

Sexo:f

¿Qué relación tiene o tuvo con esta persona?: novio y esposo

¿Cuánto duró/dura la relación?: 5 años

¿Cómo la conoció?: el electricista lo trajo a mi casa como un supuesto ayudante.

¿Qué le atrajo/ atrae de esta persona?: belleza física. Inteligencia.

¿Qué es lo que más le hacía/hace sufrir? sus ataques de ira. Su falta de sensibilidad. Sus exigencias desmedidas

 

 

A. Satisfacción de necesidades distintas   quería tener siempre el control de todo, control absoluto.

Su única expectativa era viajar, viajar, viajar, se mostraba diferente cuando lo hacia parecía otra persona, mas humana, los mejores momentos con el los viví viajando, luego cdo volvíamos a lo cotidiano volvía a mostrarse como era apático. Tenía un culto por el auto, en los hoteles antes de dormir iba al estacionamiento a verlo.

Se lavaba las manos todo el tiempo, había que andar con un trapito para limpiar asientos, trapito para frotar la mesa de trabajo, obsesivo con “las partículas que contaminan, que enferman”.

Era importante para él no gastar. Cdo lo conocí forraba los libros con papel de diario  para no gastar en papel de forro, usaba una media de toalla vieja como rejilla de mesa, no tenia ni palita para la basura, levantaba en una hoja de diario, hasta que un vecino lo vio y le hizo una. Preparaba helado con agua, no con leche para no gastar, comía siempre lo mismo (un solo producto enlatado) para no gastar. Casi no tenía nada en su casa, lo poco que tenía era generalmente porque se lo habían dado los padres o  su hermana, o algún conocido o vecino, él no compraba casi nada, no respiraba para no gastar, unos vasos que le dio su madre, unos cubiertos que le dio su hermana, algunas remeras que le dio un amigo, un calentador, un solo toallón, un maletín que le dio su tío, ni crema de afeitar se pasaba jabón, obvio que esto cambio cdo me conoció a mi, porque yo lo cambie. No tenía televisor, lavaba la ropa sólo con agua sin jabón, y no usaba shampoo el jabón más económico de tocador era lo que usaba también como shampoo, tomaba sólo agua para no gastar en jugos, en el centro de cómputos pedía hojas para escribir,

Tenía alg cosas porque le daban, al principio me llamó la atención lo mezquino que era para él mismo, primero pensé que era porque estaba pasando por un mal momento económico, pero luego al verlo repuntar su situación seguía igual no cambiaba

A las viejas medias que se les aflojaba el elástico les cosía lo sobrante, y le quedaba como un pompón, se las ponía igual, quedaba mal. Mientras estuvo conmigo, yo trataba de evitarlo se las cortaba para trapos

Tenía unas toallas de económicas que al pasártelas por la cara parecían papel de lija.  A la heladera económica también la tenía sobre ladrillos, para no comprar las patas plásticas que acabe por comprárselas yo.

Cuando nos casamos, no quiso ni que le pongan la alfombra en el templo para que no le cobren, tuvo que pedirla mi madre. No quiso tarjetas de invitación, ni fiesta. Nada, nada para no gastar. Las fotos de nuestro casamiento las pagó el padre de él, que también pagó una sencilla comida en un restaurante sólo para familiares. Cdo le pedí el auto de su padre para llegar a la iglesia, me dijo que me fuera caminando, una amiga me llevo en el suyo, al ver que yo no tenia a quien recurrir. Los anillos de oro los compre yo, él no quería gastar y me decía que fueran de alambre (de los que venden en las ferias artesanales) para no gastar.

Si bien gustaba viajar elegía siempre ir a lugares económicos, de viaje no íbamos a restaurantes, ni  espectáculos.

Leía revistas de autos viejas (de 30 años atrás), jamás compraba. Una vez fuimos a la casa de sus padres, y en el altillo tenían un montón de revistas viejas, que él se llevo para leer en casa. Sus padres también le daban los diarios viejos.

En los años que estuvo conmigo sólo compro un aire acondicionado la luz la pagábamos a medias, y sólo se usaba para dormir; y una compu para que le hiciera los trabajos

 Hubo varias veces en que si le comprabas algo se enojaba, una vez le compre una calculadora científica porque la que tenía de chico traída del Paraguay, ya no daba más, ese día casi se infarta por el gasto que hice, quería que la devuelva. Otras veces si le compraba ropa se enojaba y me decía que yo le obligaba a usar cosas que él no quería (es que yo no quería verlo como un linyera), me hacía ir varias veces al negocio a cambiar las prendas poniendo mil pretextos: el color, el talle, que picaba, etc. Hasta el cinto del pantalón lo tenía porque se lo había dado su padre. Lo mismo era si le compraba libros de texto, porque una vez lo vi usando un libro de física que era de su abuelo, era un libro de fines del 1800 (S. XIX) y me pareció que era una barbaridad, así que fui y le compre varios, ese día se enojo conmigo y se fue por varios días no apareció por casa (éramos novios) porque le parecía mucho el gasto que hice, y decía que esos libros no le servían, fuimos nuevamente a la librería para cambiarlos por otros, y oh sorpresa vinimos con los mismos, se quedo nomás con los que yo había elegido. Después del escándalo que armo, y del mal rato que me hizo pasar.

Luego logré conseguirle unos libros más nuevos que donaba una editorial para promocionarse porque era una editorial nueva, y comenzó a usar estos. Pero no compraba nada.

Y si íbamos al súper siempre compraba los focos de luz más baratos, y así con todo, y por supuesto prefería las ofertas. En lo que más gastaba era en espirales, todas las noches prendía uno por los mosquitos.

Cdo compre el auto en casa tuvimos que hacer la cochera, el padre de él nos sugería que hiciéramos garaje por la tierra, él prefirió hacer lo menos posible, hicimos una cochera, con techos de cinc que son calientes en verano, y los gastos fueron a medias. Al auto le ponía la nafta común, no la especial y menos ecológica. Usaba la nafta para limpiar manchas en la heladera, baño, zapatillas, todo lo arreglaba con nafta, por supuesto que yo algo lo frene cdo estuvimos juntos porque ese olor es insoportable, yo lo limpiaba con otros productos que compraba  especiales para limpieza del hogar.

Cdo tenía que realizar algún trabajo en casa buscaba los albañiles, mas económicos, chapuceros, también así salían los trabajos, mal hechos, imperfectos, mal terminados

Una vez en una feria artesanal lo convencí para que se comprará una traba para la puerta, la misma salía 2 pesos, él pedía rebajas quería que le hagan precio. Siempre pedía rebajas adonde íbamos, algs veces se lo hacían, no siempre. Ahí sí que se olvidaba de la AFIP, “si podes hacernos un descuento, no necesitamos la factura”

Jamás hacía regalos para los cumple

Le gustaba la mayonesa pero no la compraba, la comía cdo iba a la casa de sus padres. No asistía a ninguna fiesta donde tuviera que pagar tarjeta, salvo que se la pagarán. Una vez lo invitaron a un casamiento que obvio no fue, de regalo les dio una caja de alfajores que trajo de un paseo, por más que yo le sugería que le comprará otra cosa para dar, no quiso. Lo mismo paso cdo nació su sobrina, yo le propuse que le compráramos unos aritos de oro, él puso el grito en el cielo, le parecía un despropósito.

Por supuesto que odiaba las tarjetas de crédito y no quería que tuviera.

Dormía con luz prendida, y con la radio encendida (yo me acostumbre a esto último). Era obsesivo con las partículas que contaminan, por eso repasaba con trapito el lugar donde se sentaba, se lavaba las manos frecuentemente, en lugares públicos no quería que lo rocen. Después de bañarse,  se volvía a lavar los pies, tenía muchos rituales con la limpieza. Siempre usaba zapatos con medias, por las partículas, y en verano no usaba ojotas, ni ningún calzado abierto. Cdo lo conocí llevaba un estricto control de sus finanzas, tenía dibujado con gráfico de barras (X, Y) los ingresos mes por mes, así pude ver cómo cdo se unió conmigo las columnas que representaban los ingresos, mes a mes, se iban estirando más y más, después quiso que yo le siguiera haciendo los gráficos que dibujaba, pero no lo hice porque no me gustan los números

Siempre compraba lo mas económico para no gastar, pijoteaba en todo, para vestir,  comer, vivir, etc. (una vez vi una película “el viejo ucha” protagonizada por Osvaldo Terranova,  algo de ese personaje tenía) su vida era un himno a la avaricia, yo intente sin suerte hacerla un himno al amor

Al principio cdo lo vi así en esta cueva y como un linyera, yo no podía creer eso de un universitario, y de buena flia., y no me explicaba cómo era que su flia. Lo había dejado librado a su suerte, en esa miseria. Tampoco entendí porque desarrollo esta avaricia pues el no paso por guerras, ni éxodos, y siempre estuvo bien económicamente con su flia, buenos colegios, clubes, personal doméstico, viajes, etc. ¿tendrá que ver con lo afectivo?

 

 

 

A1. Uso particular de la libertad

¿Piensa que todo es posible? No  Tenia una visión negativa de las cosas.

Impedimentos: ¿Tolera las frustraciones y los fracasos? no las soporta, se enfurece, se enoja no hablando mas, días y días hasta que yo volviera a reanudar la relación, dirigiéndole la palabra. Entonces durante su ira podía gritar un poco, luego se silenciaba, se iba (cdo éramos novios), hacia como que yo no existiera cdo éramos esposos. La misma actitud de enojarse y no volver más lo hizo con amigos, conocidos y fliares.

Pasaba por un bache con el auto y me decía a mí que no estaba atenta y no le había avisado. Si se volcaba gaseosa en el auto se enojaba mucho, era mi incompetencia que no estaba atenta.

 

A2. Creación de códigos propios

¿Respeta la ley y las normas comunes? sí las cumplía cdo lo llamaron a ser presidente de mesa en los comicios fue. Era obsesivo con las normas de tránsito. Tuvo un negocio y cumplió con todos los reglamentos para que se lo habiliten. Aun así tenía un profundo desprecio por la clase dirigente, y manifestaba siempre que nadie se hacía “auto bomba” para matarlos, como lo hacen en medio oriente.

Un día regresó de trabajar y se fue a devolver un libro a la biblioteca, como ya era tarde, cdo llegó estaba cerrado, vino de allá malhumorado, y arruinó el clima ya me amargué yo también, y la cena tuvo sabor amargo, hacer tanto lío por un libro no era un caso de vida o muerte, no era un órgano a entregar para salvar vidas, ese era el ultimo día de préstamo, para esto había varias alternativas me decía a mí que lo devolviera, llamaba el por tel. pidiendo prórroga o el lunes se puede devolver igual, y se pide disculpas por la demora, pero él era así,  por un detalle hacía el fin del mundo. Se ultra amargaba por no poder cumplir con la devolución de un libro en tiempo y forma, su ley era muy rigurosa, sin alma, descarnada. Lo mismo hizo una vez que la madre le pidió que le arregle los canales del televisor, al no poder hacerlo se enojaba consigo mismo, de una manera que acababa por amargarme yo y no se disfrutaba nada

¿Sigue su propia ley y sus propios códigos? En gral cumplía y era obsesivo con la perfección. Tenía una forma de llamar por tel. que yo ya sabia que era él, hacia 3 toques y cortaba, y repetía la acción hasta que atendía

No tocaba el timbre de casa, siempre me llamaba a los gritos, si venía en moto tocaba la bocina.

En casa aunque le dijera que no pisara las plantas que estaban en el cantero, igual lo hacía. Tenía por costumbre acostarse sobre el cubrecama, a veces con prendas de lana, y  por más que le dijera que no lo haga porque se ajaban las prendas y el cubrecama, igual lo hacía. No tenía cuidado

Aunque a mí no me gustara, abría puertas y ventanas, a su antojo, en verano entraba todo el calor, lo hacia sin importarle.

¿Carece de remordimientos o de culpa? Jamás expresaba culpa. Sin explicación aparente, él no sabía por qué se alejaban amigos y no exteriorizaba ningún pesar, por el contrario se mostraba ofuscado por lo que le habían hecho. Una vez fue a visitar al amigo que nos presento, que tenía su padre enfermo, no sé como se dieron las cosas, aparentemente mi novio entonces, le dijo que contratará a una persona para asistir al enfermo a su amigo que se quejaba por la situación difícil que le tocaba atravesar,  pero como el amigo no quiso acatar sus sugerencias u ordenes, mi novio se ofusco y se alejo de él, me dijo que se había peleado porque su amigo no quería contratar como él le insistía una persona para atender al padre, que le exponía diferentes motivos para no hacerlo, ante esto él me dijo que “era un dominado por la mujer”, y jamás lo vi arrepentirse, ni extrañar a esta persona ni a ninguna otra. Estos hechos de ofuscarse y alejarse ya habían sucedido con otras personas.

¿Le echa la culpa a los demás de sus errores?

Siempre me echaba la culpa a mi de que el se tenia que enojar. Una vez me echo la culpa a mí que no se podría presentar a rendir un examen porque yo no había acabado de pasar en la computadora un trabajo que él debía presentar, esa noche me acelere para terminarlo y al día sgte  hasta anillado se lo di, e igual no fue. Casi me vuelvo loca esa noche por la tensión, y después no fue a rendir!!!!! Me lo dijo con una sonrisa que no fue a rendir, después del apurón que pase para terminar el trabajo, no me pidió perdón ni se puso en mi lugar, por la “corrida” que hizo dar la noche anterior.

 Cdo iba por la calle y pasaba un bache me echaba la culpa a mi que no le avise, que no estaba atenta.

Una vez que estaba haciendo una obra en casa vino el camión con arena y la volcó como era mucha estaba bastante en la calle, se enojo conmigo que no había estado atenta y que eso podía provocar un accidente, se enojo y se fue toda la semana,  mi madre anciana y yo tuvimos que acarrear la arena como pudimos.

 El Estado tenía la culpa porque él había estudiado para otro país (un país de progreso), y el Estado lo había estafado. Era una constante echarle la culpa al Estado que lo estafo

De sus relaciones amorosas anteriores poco se, lo que me contó fue que ellas tuvieron la culpa, que tuvo que dejarlas  no lo trataban bien.

¿Repite errores? De decirle al otro lo que tiene que hacer y si no lo hace se enoja, y se aleja, sin importarle nada más. A su madrina también la visitaba y cuando  le sugirió que a su papá (el papá de la madrina) no lo pusiera en un geriátrico, y como así lo hizo, él no fue más. Abandonaba a la gente, la dejaba como una cosa, no volvía atrás, no reanudaba relación que desecho, era tajante, por eso se que lo mío con él esta muerto. Siempre manifestaba bronca, odio,  hacia esas personas de las que se había alejado, como si lo hubiesen traicionado.

El de enfrentarse con las profesoras del curso de capacitación que necesitaba para tener más puntaje en el trabajo. Su conducta le trajo dificultades a la  hora de aprobar.

Enfrentamientos con distintas personas que luego le trajeron dificultades pero no le importo: después que “lo fueron” de las fábricas aparentemente por “reducción de personal” frente a la crisis,  trabajo en un comercio, allí se enfrentaba con la esposa del dueño, hasta que el esposo lo despidió. (esto lo se por otra persona, él no me contó todo) siempre guardo un gran rencor no sólo a los dueños que lo dejaron sin trabajo sino también a sus compañeros de trabajo, porque se callaban cuando el discutía, no estaban con él.

Así también hubo otros enfrentamientos con miembros de su familia, vecinos, etc. Que siempre le trajeron o que lo echen, o que lo aíslen, o que le sea difícil aprobar, o que amenacen que lo van a denunciar. Esto ultimo sucedió con una vecina porque si bien él tenia razón, por un perro que lloraba largas horas durante la ausencia de su dueña, su actitud patoteril, al ver que la situación se repetía, hizo que la mujer una anciana amenazara con denunciarlo, aunque después no lo hizo.

 

A3. Repetición de patrones conductuales

¿Repite de la misma manera las acciones negativas? Yo creo que sí, sus enfrentamientos con otras personas subidos de tono, que le generaban luego dificultades.

¿Tiene algún signo que anticipe sus conductas negativas? durante sus explosiones de ira se generaba un gran silencio, y su respiración era agitada, estridente, también le cambiaba la mirada, el brillo de sus ojos se intensificaba. Después se alejaba y no hablaba hasta que yo no fuera a buscarlo para reanudar la relación. Además cdo algo no le gustaba empezaba a zapatear fuertemente, por ejemplo si se le insistía con algo (que coma más, que se mida alguna prenda, etc.) y ese era el código que tenía conmigo yo sabía cdo algo le molestaba con ese zapateo, ese era el limite si seguías insistiendo el volcán hacía erupción, aunque a veces sin previos avisos también entraba en cólera.

 

A4. Necesidad de estímulos intensos

¿Tiene conductas de riesgo? En gral no, era precavido manejaba muy bien, porque era obsesivo por la perfección. Pero durante los años que estuve con el sucedieron estas cosas: Un individuo intento asaltarlo cdo iba a guardar el coche a las 4 de la mañana y lo resistió, se enfrento siendo que  no estaba armado.

En la quinta de sus padres se descompuso su moto, ato su moto al auto del papá, y quería que lo remolcara a la ciudad, tenían que venir por una ruta donde las velocidades son muy fuertes (por lo cual era peligroso), pero apenas se movió el auto perdió el control de su moto y se cayo lastimándose levemente los brazos, no pudo llevar a cabo su cometido, quería hacer eso para evitar el gasto del flete, para que se la trajeran a la ciudad.

Se iba pese a mis sugerencias, sólo a escalar un monte en las sierras cordobesas, no llevaba agua ni comida, no tenia celular, no tenia protector solar, ni gorro, ni anteojos para el sol. Subir el cerro llevaba unas cuantas horas y era conveniente ir en grupo, por cualquier emergencia. No hacía caso.

¿Se aburre con facilidad? Sí, por eso no podía salir con él a un concierto, u otro espectáculo. cdo iba a casa de sus escasos amigos sus visitas eran breves (unos minutos). Si íbamos a un comedor el se ponía a leer los diarios siempre estaba ávido por las noticias y a mi me ignoraba, no hablaba nada conmigo, su interés era el diario, a veces los pedía en los restaurantes y se lo daban. En casa hacia lo mismo  venia de trabajar se ponía a leer mientras comía y a ver el noticiero y no quería ni el más leve ruido que interfiriera sus noticias, yo no podía hablar, el perro no tenia que ladrar, no había que hacer ruidos ni para cerrar una puerta, ni para sacar una galletita de su envoltorio. En el único momento donde no parecía aburrirse era cdo iba de viaje (siempre corto de 2 o 3 días) a un lugar favorito desde su infancia, sólo ahí parecía alegre, jocoso, con ganas de dialogar (en ese lugar estábamos en público porque era un hotel, en público se mostraba diferente). Yo llegué a aburrirme de ir siempre al mismo lado, a él era el único lugar que lo cambiaba de carácter por unos días

Otra cosa era cdo alguien yo u otra persona le hablaba, le contaba cosas, y se extendía en el relato….. El sólo decía “claro, claro, claro”(no participaba de la charla, preguntando algo por ejemplo) y eso era todo lo que decía. En nuestra primer salida me hizo eso cdo yo le contaba cosas, me aburrí de su “Claro, claro, claro” con el tiempo yo entendí que era porque se estaba aburriendo, y que no te escucha. (esto es una deducción mía) ahora que lo recuerdo me resulta gracioso parecía un disco rayado de los de antes “claro, claro, claro”

 

 

¿Tiene proyectos de vida a largo plazo? No, nos casamos y jamás tuvimos una charla previa sobre planificar ntro futuro como esposos, jamás como novios planificamos que haríamos una vez que nos casáramos. Sí llego a decirme varias veces que si teníamos hijos, que eran míos, que él no se hacia cargo, “yo no tengo nada que ver” me lo decía en tono jocoso pero a mí, no me quedaban dudas que sería así. Con esas frases pocas ganas me quedaban para enfrentar la maternidad sola, como fui huérfana de padre, no quería la misma orfandad para mis descendientes

Sí, una vez me dijo que de chico su sueño era trabajar en un fábrica de autos lo cual lo logro. También me llamo la atención que no durara en los trabajos estuvo por lo menos en 3 fábricas que yo sepa importantes y en todas “vino la crisis y hubo que reducir personal” después trabajo en un comercio como empleado y también lo echaron, se puso un negocio y quebró.

¿Abusa de drogas o alcohol? No, porque en casa no se compraba y él vive para “no gastar”, pero cdo compramos para una reunión se tragaba todo, y en las fiestas fliares que nos invitaban tragaba todo lo que se servía, en esos lugares se retraía no hablaba nada ni conmigo, ni con los demás. Y si venía alguien a darle charla “claro, claro, claro…”

¿Tiene conductas raras o perversas en lo sexual? Rasguñaba, mordía o pellizcaba todas cosas que ya le había dicho mil veces que no me gustaban. Pero no entendía.

¿Tolera situaciones de mucha tensión? Sí las tolera, cuando realizo un curso de perfeccionamiento, por sus conductas agresivas, se quedo solo nadie quiso formar grupo con el, lo excluyeron y hasta una de sus profesoras lo sito aparte con testigos (otras 2 docentes) por las conductas agresivas que esgrimía hacia ella en clase. Pero para aprobar las materias se trabajaba en grupo y se rendía en grupo. El  hizo el trabajo de investigación sólo, y solo fue a rendir, soporto las horas que lo tuvieron adentro, y las dificultades con las docentes que lo citaron un día, y a pesar que primero le rebotaron el trabajo, a final lo rindió solo. Jamás lo vi expresar arrepentimiento por que sus actitudes lo habían dejado solo, sino bronca porque lo habían rechazado.

Cdo quebró y discutió con su padre abandono la casa paterna, y resistió (no se como) en el negocio que hizo su casa y donde yo lo conocí, al principio no tenía cama, dormía sobre una tabla, luego su madre le compro una. Me llamo siempre la atención su gran resistencia física, manejaba largas horas no paraba. Escalaba el cerro, venia todo enrojecido (por su tez blanca) jamás lo escuche quejarse de ardor, no parecía cansado.

El me contó que de niño, su padre lo regañaba, y que su madre no lo defendía, según él el motivo de esos regaños era que su papá quería que él saliera, y fuera como los demás, pero que él no era así: sociable, extrovertido, etc. Que prefería estar en su casa estudiando. Estas reyertas trascendieron el ámbito fliar porque varios conocidos del barrio me dijeron que siempre hubo chispas entre él y el padre, aunque no sabían bien porqué

 

B. Cosificación de otras personas

¿Es egoísta? Si solo pensaba en él. Siendo el padrino de sus sobrinos, no tenia con ellos diálogo, no los visitaba. Era padrino de otros niños a los que también había abandonado, no los visitaba, ni los llamaba por teléfono. Ni que le pidan plata, a la fiesta de recepción de su sobrina no fue por no pagar la tarjeta, no les hacia regalos.

Estando mi madre en cama enferma y el sentado a la mesa me reclamaba que lo atendiera a el, no le importaba que mi madre estuviera enferma. Cuando a mi  madre la internaron jamás fue a verla ni preguntaba por ella, eso que cuando ella estaba bien le planchaba alguna camisa, y también solía cocinarle. Cdo mi madre enfermo de conjuntivitis  no ingresaba a la casa para no contagiarse.  Si le pedía que me llevara al hipermercado,  se molestaba, decía  “no tenia tiempo”. Cuando en la ciudad sufrimos una gran inundación, el fue y saco lo poco que pudo de su “departamento” (el negocio donde vivía cdo lo conocí), y a unas cuadras estaba la hermana pero él no fue a socorrerla, se ocupo de él solamente.

Cuando se sentaba a la mesa, comía sin fijarse si yo comía, si mi madre comía, era como si no viera. Una vez me senté con él y nada comí, estaba haciendo las dietas rigurosas por su deseo que adelgazara, él nunca me pregunto porque no comes, que te pasa, jamás lo hacia.

Una vez en una reunión familiar, los chicos tenían su mesa aparte, pero no le habían puesto comida, cuando nos sentamos, ellos se acercaron a la mesa de los grandes y sacaron de cerca de mi novio entonces, un plato con salame que justo él estaba degustando, esto lo encolerizó, tuvieron que traerle otro plato. No podía ver que los chicos (eran púberes) estaban mal atendidos, que no le habían puesto nada en la mesa.

Si le pedías que te ayudara en algo, siempre decía “no tengo tiempo” yo me frustraba y ya no le pedía nada, conociendo de antemano su respuesta.  Estaba siempre sobre las pruebas que debía corregir,  todas las semanas era lo mismo. Se pasaba horas corrigiendo pruebas que tomaba a sus alumnos y era hiper meticuloso en la corrección, su vida se reducía a eso dar clases y corregir. Su principal tarea era su trabajo, lo más importante para él (the best). Corregir era todo lo que hacía, después de trabajar, luego se dedicaba al auto a limpiarlo y a controlar que todo estuviera bien, y después visitaba a sus padres iba allí a cenar y ese era su objetivo, no le ví interesado en cómo estaban, sino en comer, siempre estaba apurado por que lo atendieran, que lo sirvan prontamente y luego irse

Para el día de la madre siempre le regalaba una rosa, que compraba en un lugar donde le hacían descuentos. Jamás le regalaba otra cosa, yo sí le regalaba a su madre y a la mía. Él a mi mamá jamás le dio nada.

Un día de vacaciones fuimos al mar, él buscaba irse a lo profundo yo le seguía pero no sabía nadar, unas olas enormes me arrastraron, él no me ayudo a levantarme, después tuve miedo y me la pase en la orilla, él solo disfrutaba del mar y yo miraba desde la orilla, no buscaba compartir conmigo.

 

¿Se cree superior a los demás? sí a veces me decía que le gustaba cortarse el pelo bien cortito tipo servicio militar porque eso le hacia parecer alemán, destacaba sus rasgos.

 No toleraba a los cuidacoches, no soportaba que le hicieran indicaciones, ni que le cobren, para él eran “negros”, no quería ni que le rozarán el auto. De vacaciones fuimos al  puerto, había un cuidacoches que retenía la circulación vehicular mucho tiempo para acomodar los autos, él soportaba jamás esperar, así que como quería irse, salió de la fila y embistió al cuidacoches que tuvo que correrse, frente al asombro de todos que exclamaban “ese auto casi atropella al cuidacoches”. No cualquiera le iba a dar indicaciones, la situación hubiese sido diferente si era un policía de tránsito.

 

¿Todos deben girar a su alrededor según sus deseos? Sí, si quería hacer algo distinto se enojaba con sus ataques de ira. Se enojo con mi madre cdo no quiso que hagamos un baño en su pieza (lo daba por echo pero no le consulto nada a ella, porque su habitación se reduciría) cdo yo no le servia la comida, o no estaba limpio el baño como él quería, cdo la ropa no estaba limpia como el quería, si el mantel tenía algunas manchas, o la tabla del inodoro tenía alguna manchita.

Se encolerizaba con el perro si ladraba mientras él corregía pruebas, dormía, o miraba el noticiero (tenía que ir yo a calmarlo para que no ladre), ni respirar se podía. Si demoraban en atenderlo. Si pasaba por un bache. Una vez que fuimos de sus padres y él miraba el noticiero, a la madre se le cayeron unas fuentes de acero e hizo un gran batifondo, esto lo molestaba, no le importaba qué le había pasado a su mamá

No quería que ande en bici; ni que viera la tele o hablará por teléfono cuando él corregía pruebas, tampoco quería que se barriera cuando  tenía ropa colgada en la soga.

Una vez se enojo conmigo porque su sobrino cumplía años, el regalo yo lo llevaba en una bolsa, él no me había dado para comprar el papel de regalo, cdo lo vio sin envolver se enojo, me decía “cómo vamos a llevarlo así”, él sabía que yo había comprado un papel de regalo pero era para otra cosa, y armo tal escena hasta que me obligo a mí a ceder mi papel para envolver el regalo de su sobrino, no quería comprar algo barato como eso, también eso tenía que salir de mi bolsillo.

Daba por echo que en mi casa iba a hacer un baño más, para lo cual tenia que achicar la pieza de mi madre, sin consultarle nada a ella, yo estaba dispuesta a hacerlo todo era con mi dinero, pero nos dimos con la negativa de ella.

Una noche encendí un ventilador de pie, él no quería aire, lo puse de mi lado, lo note molesto, decidí correrlo mas y bajar de la cama al piso, así el aire no le llegaba, hasta que un momento me sorprendió lo que me dijo en estado de cólera, “que las paletas del ventilador, se saldrían y que le cortarían la cabeza”. Era ilógico las paletas están sujetas con una armazón metálica de protección, y si se salía el principio de gravedad las llevaría a caer, no a volar en diagonal y justo a su cabeza y que afilada debían de ser esas paletas para cortar una cabeza!!! Esto me sorprendió mucho y me llevo recién a pensar “con quién estaba casada”?

Me compre una cámara fotográfica, no quería que sacara fotos sin personas posando, y yo quería fotografiar paisajes. Le gustaba sacarme una foto de mi cabeza solamente era todo lo que salía en la foto, porque me la sacaba muy de cerca, se lo dije mil veces que esa toma no me gustaba, pero no me hacia caso, era siempre la horrible foto que me sacaba.

Cdo se levantaba a la madrugada para ir a su trabajo porque era lejos y tenia que viajar, dormía con la luz prendida y no le importaba que yo no durmiera nada, y hacia ruido al por mayor con las bolsas de nylon acomodando recién lo que llevaría en el bolso, si bien tenía tiempo para dejar todo preparado, él prefería  molestar a la madrugada, y si demoraba en venir el remis llamaba a la agencia y gritaba por teléfono a esa hora, sin importarle el sueño de los demás. Siempre antes de irse dejaba por escrito indicaciones sobre la mesa

Siempre quería comer las mismas cosas, y se enojaba si no se las hacía, nada de querer probar otros platos. A el no le gustaba el pollo así que nosotras no comíamos, para no tener que hacer 2 comidas. Lo que le gustaba era las frituras, huevos, salsas, en fin cosas que pueden resultar pesadas y no tan saludables

¿Hace lo que quiere sin importarle las consecuencias? Si las discusiones con la esposa del patrón era obvio que le acarrearían sanción y fue que lo dejaran sin trabajo.

Las discusiones con sus profesoras del curso era obvio que le traerían problemas a la hora de rendir los finales.

Era muy impaciente, una vez me tenía que pasar a buscar en auto a mi madre y a mí, como se demoraba, yo la hice sentar a mi madre en la iglesia, cuando lo vi venir, fui a buscarla, y cuando estábamos a punto de subir arrancó, dejándonos solas en la noche. Cuando llegue a casa furiosa por este hecho él me dijo que él no iba a bajarse a buscarme, que yo tenía que estar en el cordón esperándolo, y que él creyó que yo ya me había ido. No podía ver que mi madre es anciana y camina lento, que se cansa si esta mucho de pie. El estaba enojado conmigo por haberle esperado en el cordón, jamás se disculpo.

Pero lo que él no podía hacer, yo sí lo hacia por él, cuando venía de trabajar de otra ciudad, regresaba muy tarde, por eso yo iba  con el auto  a esperarlo a la Terminal siempre, y no me venía sin él. Yo estaba disponible, él conmigo no

 

Empatía: ¿Le importa los sentimientos del otro? no, viajando hicimos parada en una estación de servicio, su madre tenía frío, él no quería darle su campera porque ella iba ir al baño, porque se contamina.

Me molestaba rasguñándome, o pellizcando y yo le decía que la cortara que no me gustaba pero nada

Imitaba como hablaba mi madre era una burla o me decía cosas hirientes de ella, siendo que yo jamás le faltaba el respeto a su madre.

Cuando viajamos con sus sobrinos que entonces eran púberes, él cantaba  aturdiendo encima mal, y no le importaba si los chicos querían dormir, aunque se lo dijeran que se callara no lo hacía. Igual me hacía a mí cuando viajábamos cantaba decía para mantenerse despierto, aturdía, y no callaba aunque te enojaras.

Una vez después de un ataque de cólera porque se había volcado gaseosa en el auto, le dije si hacíamos terapia juntos, él me dijo que yo era la que tenía que hacerme ver, que estaba nerviosa, siempre me decía lo mismo que era yo la que tenía que hacer terapia.

¿Manipula? Sí en mi casa no quería que se haga nada de refacciones, ni compras de electrodomésticos, cada cosa que yo quería comprar o hacer  decía “no, para qué, vas a gastar”… No quería que coloque el cielorraso, o que me  compre un lavarropas automático, o que pinte una habitación, había que hacer cosas a escondidas…

Yo tenía unos ahorros él me convenció para comprar un auto, que por supuesto fue a su gusto, y que mezquinaba, no quería que yo lo use. Se hizo cargo del auto pagándole la patente y el seguro. Él tenía el suyo pero no lo cuido bien y necesitaba arreglos que por no gastar no se los hizo, era contradictorio mezquinaba el mío, pero el suyo estaba hecho pelota y no le importaba.

Me convenció que mi amiga Luisa no me convenía, que mejor me era ser amiga de Marta porque ella tal vez podía recomendarme para un trabajo, y yo me aleje de Luisa. Así siguió con una y otra….dejándome sin vínculos con los demás, yo siempre cedía para complacerlo, pensaba que tenía razón. Siempre estaba para desanimar, desalentar cualquier cosa que yo quería hacer, me metía presión, y yo cedía a sus caprichos.

Una vez quise salir con una ex compañera de estudios era una salida nocturna a un pub, él se enojo y me armo un mega escándalo, porque no estaba bien que yo fuera allí estando con él, me decía que allí había levantes, él me conocía yo no era así…al final tuve que suspender la salida. Amenazaba con dejarme

Ahora veo que él no quería que se gastará en nada que no era para él, pero sí podía gastar en comida, en cursos de informática, porque eso sí le servía a él, yo le ayudaba con la compu, le tipee una carpeta completa de la facultad que subió a la web para que sus alumnos la consulten, etc.

 

 

¿Seduce? Sí, al principio parecía muy simpático, en la calle saluda amablemente, con una sonrisa. Cdo comenzamos a salir, me abría la puerta del auto para que saliera o entrará. Atiende el teléfono con simpatía. Me habían robado la bicicleta que usaba para trabajar, para navidad el me deslumbro por su generosidad comprándome una, al principio parecía otro, era un sol, luego se fue cayendo el maquillaje y cuando yo le reprochaba que “¿por qué ahora así y que antes no….?” Él me decía que ya había “marcado tarjeta” dándome a entender que al principio él hizo todo (fue conmigo a la playa, a caminar, a tomar mate, a conciertos, llevo a mi perro en el auto, me llevo de vacaciones, me llevo a lindos restaurantes, etc,) para seducirme pero que ese tiempo ya se termino. Me asombro porque enseguida se quería casar conmigo

Después ya no quiso ir conmigo a la playa porque estaba sucia, a los artesanos porque eran unos “hippies roñosos”, ya no quería salir conmigo porque no tenía tiempo, los conciertos no eran de su agrado, no tenía tiempo para compartir conmigo ni una simple caminata, al final nada le gustaba, todo le aburría. Yo le decía que era un aburrido, él me decía que yo era la amarga.

 Venia a casa una compañera de trabajo a pedirle que acerque al trabajo sus certificados de licencia, y él se quedaba horas hablando amablemente en la vereda, cuando iba a una oficina a preguntar algo parecía otra persona, tan amable, atento y simpático, con la familia se mostraba hosco, “gruñía”.

Una vez me quede estupefacta una vecina anciana del barrio donde se él crió, vino a decirme “este chico vale oro, cuídalo” y su opinión me desconcertó, me hizo tambalear, porque no era así conmigo, ya nuestra relación se había empezado a resquebrajar

¿Miente? En general creo que no, que no es de mentir.

Descubrí una mentira en un escrito de él, que hizo para lograr la nulidad matrimonial en la iglesia, sin que me lo diera, lo saque de su maletín y en ese escrito él decía que yo había estado internada en el psiquiátrico antes de conocerlo a él, que yo se le había contado y esto era mentira !!! Yo iba al Hosp. Psiq. a buscar remedios para mi madre, no para internarme.

       El ocultaba hábilmente las cosas cdo le preguntaba de su pasado siempre me respondía “no sé, no me acuerdo” así yo me cansaba de preguntar y me conforme con lo que él me dijo.

No se si me mintió, creo que no, me dijo que antes de conocerme a mí, estuvo en tratamiento psicológico con varias sicólogas, que estaba mejor, aquí no puedo decir si mejoro, pero como era, no sé qué fue lo que le cambió. Estando conmigo yo insistí para que se haga ver (por lo de las partículas), me hizo revolver cielo y tierra buscando a un profesional económico, que no cobre plus, fue una o dos veces y no fue más, aduciendo que tenia que esperar lo cual no soporta, que “no tiene tiempo”, que lo hacen perder el tiempo, etc. Dte esas sesiones la sicóloga le hizo escribir sobre las partículas y yo leí sin que él supiera el escrito, ahí supe de sus rituales en el baño (rituales que él no me contó), que no quería pisar el piso, que se lavaba 2 veces los pies, etc.

¿Actúa para conseguir lo que quiere?  Creo que sus explosiones de ira, eran la manera que  tenia de actuar para que obtener lo que quería. Yo hacía todo para evitarlas,  me alejaba amigas, o no salía con otra, o no hacia esto o aquello para que no se me enojara. Y también creo aunque no se si puede ser, que busca dar lastima, conmover, cdo lo ven tan croto, que logra que le pasen cosas, que lo ayuden, siempre hay algún salame que se conmueve, en su barrio  alguno lo invitaba a comer.

Una vez sacando el auto pase un poco fuerte un bache, exploto porque así yo tendría miedo de sacar el auto nuevamente. El auto lo compre yo (claro que él fue quien me convenció para que lo comprará), pero como no sabia manejar, termino él siendo quien lo usaba. Tuve que aprender a escondidas de él. Siempre desalentaba cualquier acción que yo quería hacer con el pretexto “para que gastar”, o enfilaba por el lado de la espiritualidad diciéndome que “había que vivir con espíritu de  pobreza”

Coerción: ¿Usa la agresión física para conseguir sus objetivos? no

¿Usa la agresión psíquica para conseguir sus objetivos? no. pero el exigir y repetir hasta cansar, o sus ataques de cólera por cualquier cosa me generaba un desgaste psíquico, me agotaba.

Parasitismo: ¿Vive del esfuerzo de otro? Sí, yo lo ayude económicamente porque cdo lo conocí estaba pasando un mal momento. Al verlo en estado tan deplorable, yo lo ayude, pero una vez que él mejoro su situación económica, no aporto de su dinero a ntra vida, una vez le pedí prestado para una prótesis dental, y no me quería dar, no le insistí más. Pero me frustre, tanto que yo hacía por él, y mi pedido no era para vanidades…

Colaboraba poco económicamente, participaba a medias con el teléfono, y la luz. El agua, gas, impuesto inmobiliarios no quería pagarlos a medias conmigo. Tampoco daba para desinfectantes o jabones ya que tanto le gustaba la limpieza.

¿Usa a las personas? Sí, me sentí usada por para hacer los trabajos que debía presentar para rendir o dar clases. Yo me deje usar, para sus trámites, mandados, etc. Para trabajar viajaba muy temprano, para que no se durmiera, la madre lo llamaba por teléfono, tenia despertarse a la madrugada para llamarlo.

¿Logra distorsionar los valores y principios de los demás? A veces sí a mi me confundía. Me mareaba. No respetaba la opinión de otro, se encolerizaba, las cosas tenían que ser como él decía, y hacerse así. Me confundía con eso del supuesto “espíritu de pobreza” que debíamos vivir en nuestras vidas porque éramos creyentes.

¿Es insensible? Sí, no se ponía en el lugar de los demás, yendo a la casa de sus padres, siempre esperaba que su madre lo esperara con la cerveza abierta y el vaso servido, si encontraba a su madre en el sofá se encolerizaba porque no lo servían, no podía ver que su madre estaba mal, a veces, su memoria fallaba. Quería ser atendido prontamente.

Estando yo atacada de ciática, tuve que ir a trabajar dolorida, y él encima me dio su factura de luz para que la pagará, él se quedo corrigiendo como siempre, y no fue capaz teniendo auto y moto de acercarme hasta mi trabajo, luego de la cola del banco para pagar, tuve que volver en taxi y llamar a la enfermera, el estar mucho de pie me hizo mal.

Yo notaba también que no le causaba gracia las cosas que a los demás sí, los chistes no le hacían reír

¿Es cruel? Sí, con mi perro lo pateaba siempre que podía y luego lo negaba. No le gustaban los animales, sólo que al principio fuimos de paseo en el auto con el perro.

Una vez me dijo que al perro le tenía bronca “porque competimos por una mujer”.

El primer día que vino a visitarme como novio, el perro le ladraba cdo se iba, él se dio media vuelta y le quiso dar una patada pero como el perro se corrió se pego con un pilar, yo me quede estupefacta ante esta escena que ni me la esperaba, jamás pensé que por unos ladridos de un perro que no era bravo fuera a reaccionar así y el primer día de visita en casa de su novia, quede petrificada…

En una ocasión quiso matar al gato de mi madre porque maullaba cdo le van a dar la comida, y como a él le molestaban los ruidos y estaba corrigiendo sus pruebas, se levanto enfurecido de la silla, y se fue hacia donde estaba  el gato y mi madre, yo tuve que interponerme, por los gritos el animal se asusto y huyo, no regreso nunca más.

 

¿Humilla y desvaloriza?  A mi siempre me desvalorizaba, por mi trabajo, mi vida,  mi apariencia, etc. De mi madre también hacia lo mismo. Después de casados, se puso peor, sus exigencias fueron en aumento: quiso que adelgace porque le excitaba más una mujer delgada, accedí por complacerle pero bajar de peso 3 o 4 kilos (entonces 53k) me hizo poner ultra irritable. Empezó resentirse mi salud, una amiga mía, me decía “no lo hagas”, me decía que parará porque esto me iba a enfermar. Me llevaba a la farmacia y me hacía pesar.

Después quería que trabaje más, y ya sugirió que a mi madre la pongamos en un hogar de ancianos.

Ya no dormía, cada vez tenía más problemas para hacerlo, no comía para estar delgada. Hasta que sola vislumbre que me iba a enfermar y me tendrían que internar, él cobraría mi sueldo por estar internada, a mi madre la iba a encerrar, y él iba a quedarse como dueño y señor de mi casa y mis cosas.

Quería que comprara ropa de una boutique “bien” pero no me daba plata para hacerlo. Y no aportaba más de 20 pesos mensuales para gastos domésticos. Pretendía que vaya al Spa pero no me daba plata para hacerlo. Me decía que era canosa, cabezona, dientuda, gorda, que podía ser abuela por mi edad, etc., etc., en fin un montón de cosas poco agradables….

 

¿Extraña, echa de menos? Lo único que le vi extrañar y echar de menos eran los viajes, pero a la gente jamás, aunque al principio de ntra relación el respondiera a mi preg ¿me extrañaste? “Un poquito”.

Cuando me llamaba de larga distancia, jamás era para saber como estaba yo, sino para que yo escuchara que él estaba bien, hablaba breve tenia los minutos contados para no pasarse, porque no quería gastar, decía lo suyo (daba indicaciones) y cortaba, nunca quería saber de mi.

Jamás me hablaba de su abuela o de alguien de la infancia con cariño, o de alguna mascota, o de alguna anécdota o fiesta o de alguna persona entrañable, para él no había nadie.

¿Crea tensión y agotamiento en la relación con otras personas? Sí, cansa mucho. Tuvo peleas con su padre, sus cuñados, su profesora, etc. No supe bien por qué, él no me lo decía.

La tensión era atroz, porque el más mínimo o leve movimiento ocular, arqueo de cejas, etc, cualquier cosa ya lo tomaba como una afrenta dirigida a él, que yo lo trataba mal, me tenía aturdida con “trátame bien”, era muy exigente. Pero él no trataba bien.

Yo hacia todo lo que podía a veces sin pensar y sin querer parpadeaba, movía un ojo mas que el otro, tenia una mirada mas intensa o menos y ya se enojaba…

Siempre estaba bajo una presión muy profunda porque había que estar alerta como un radar, para evitar que cualquier cosa lo haga enojar: piso, mantel, perro, posible mancha, ruidos, algo impensado que lo hiciera explotar. Uno no sabía con que se iba a salir, era como vivir con un volcán entra en erupción en cualquier momento, hay que tratar de evitarlo por todos los medios anticipándose a todas las posibles situaciones que lo hagan explotar, y el hilo es tan delgado, que se corta: una mancha, un ladrido, un golpe de puerta, etc. Eso de vivir anticipándose a posibles ataques de ira me desgastaba mucho mentalmente, porque era un radar alerta a cualquier nimiedad ridícula.

Una vez en una iglesia yo que estaba junto a él de pie (él siempre estaba de pie en esos lugares para no ser rozado), me sentí descompuesta, busque sentarme junto a la pared, tal vez se me bajo la presión, por esto él se enojo, lo tomo como una afrenta, que me haya ido a sentar dejándolo solo, no preguntó “que te pasa”, yo ya nada le decía porque sabia que era una roca, acabada la celebración, se fue dejándome sola, dio media vuelta y marcho, jamás se le ocurrió pensar que estaba descompuesta. Cdo llegué a casa él estaba enojado y preparado para salir, se fue nomás, yo le pregunté por qué hacia eso? Y su rta fue “porque sí”, justo ese día yo le había conseguido un programa que necesitaba para abrir un archivo de un curso que estaba realizando, era para él muy importante, y yo por insistirle tanto al profe de computación, me ayudo a conseguirlo, y después de todo lo que hice, esa noche se fue a comer solo porque yo me senté en la iglesia. Estas acciones me llevaron a replantearme de qué valía hacer cosas por él, si no las valoraba?

¿Crea relaciones adictivas, dependientes? Si, a mi me tenia de títere, no me dejaba un instante, vivía llamándome si me ponía a ver la tele interrumpía, si íbamos de viaje, y yo me alejaba un poco para contemplar un paisaje ya me llamaba, si estaba durmiendo tamb me llamaba, no respetaba mi sueño. Una vez de novios, él sabía que yo tendría una jornada laboral más extensa, cdo regrese vine con dolor de cabeza (es frecuente en mí), me recosté y me dormí, él vino a verme y me despertó llamándome por la ventana, no le importaba nada, quería ser atendido prontamente, si yo estaba cansada no le importaba

¿Desea agregar algo más? Otra cosa que me llamó la atención era que tenía varias frases que repetía sin parar por ejemplo cdo la veia a su hermana menor siempre el decía “Andrea te vieron con un vago”, eso era porque 20 años atrás, ella salía a escondidas con un chico y él los vió, pero eso ya había pasado pero él seguía con eso, y repetía esa frase todo el tiempo, no lo decia una sola vez y después salía con otra cosa, sólo repetía hasta el hartazgo esa frase, sus sobrinos no entendían que quería decir con eso porque todavía no habían nacido. Y así tenía otras frases más que repetía siempre como el claro, claro…etc. A mí me decía “negro, negro, chuc, chuc” miles de veces al día, y con el gesto de un puño cerrado, era porque mi perro se llamaba así, que él le iba a pegar eso me quería decir

Era una persona muy inteligente, meticuloso. También preparaba alumnos, los padres de sus alumnos estaban conformes con él, era bueno en eso.

Cuando nos pusimos de  novios él vivía en el dpto que era de mi madre y mío, yo lo quise ayudar a salir de donde estaba y cdo me case por razones de presupuesto fuimos a vivir con mi madre (es una casa grande), yo necesitaba alquilar ese dpto para tener un ingreso más

 Hablaba sólo.

Otra cosa que me llamo la atención es que él se ponía como loco cuando jugaba el equipo contrario (aunque no jugara con su equipo), subía la música a todo volumen, para tapar cualquier ruido, nos aturdía sin interesarle, y se tapaba las orejas ante un posible gol. Todas las semanas era lo mismo. Al preguntarle por que hacia esto decía “ellos, son felices”, no quería que ganaran, y si perdían lo festejaba saltando su alegría me llamaba la atención teniendo en cta que siempre estaba con cara de….yo trate de hacerle ver que no le daban de comer (el equipo de fútbol), para qué preocuparse, que él no obtenía beneficios económicos por los logros deportivos, pero no pude entender que se escondía detrás de esto. Bueno yo no estoy en la piel de un hombre, el fútbol no es lo mío

Su mamá era bipolar estaba siempre en tratamiento psiquiátrico, tengo que destacar que solo conocí el diagnóstico de la madre después que me case, por boca de mi suegro, mi ex me había dicho que era depresiva, no bipolar

Su papá también se consideraba superior, tenia algunas conductas riesgosas al manejar, y a mi me burlaba por mis amigas, ropa, etc. (yo no era de su clase social) Mi ex detestaba a su padre, su relación fue siempre tormentosa, varios del barrio me lo confirmaron, pero mi ex poco me decía respecto de esto. Mi ex detestaba algunas conductas de su padre como que a los albañiles el presupuesto se los modificaba, les corregía los números, fotocopiaba y les decía que el original se extravió o traspapelo, trampeaba. No soportaba tampoco sus vanidades, que era exhibicionista, le gustaba mostrar que tenía plata, hacia alardes de grandeza.

Nuestra separación vino porque me arte de sus explosiones de ira, era un volcán en erupción continua, fue porque en el patio de casa había un poste de quebracho que se saco pero quedo un resto enterrado que sobresalía bastante y era afilado,  la noche anterior en mis salidas a sosegar al perro para que no ladre cdo el veía su noticiero, me lastime con esa punta de madera el pie, al día sgte decidí hacer algo para evitar otro accidente, así con una cuña y un pequeño martillo empecé a golpear ese palo, él  estaba corrigiendo sus pruebas, cdo escucho esos suaves golpes se desbordo una vez mas, yo quise calmarlo pero no pude, desde ese momento aquello que varias veces  había pasado como un flash por la cabeza, comenzó a madurar definitivamente, pasado unos días le dije que me quería separar, él jamás me pregunto porque , solo acepto

Una vez fui a la casa de un amigo de su infancia  me cayo bien esa gente cdo los conocí porque a diferencia de mi ex eran alegres, este amigo me dijo cosas que en ese momento yo no entendí, como “qué bueno seria que él hiciera un tratamiento para  iniciar una buena relación de pareja para cdo nos casáramos”…yo no entendía nada. Cdo vine a casa le conté que visite a su amigo y se enfureció, lo tomo como una traición y me lo decía, porque él se había distanciado de ellos, y no quería que yo me vinculara con ellos, si yo continuaba amenazaba con dejarme, tuve que ceder a su locura hoy me arrepiento si continuaba hablando con ellos tal vez me habrían abierto los ojos. Este amigo me alcanzó a contar que de chico  mi ex era bastante terrible…como anécdota me comento que andaba en triciclo a toda bala y que una vez atropelló a su abuela, que era contestador y que discutía con su abuela (la abuela del amigo)

Hablando con una psicóloga me dijo que yo había repetido el modelo de mi infancia, porque avaro era mi abuelo con quien me crié, y explosiones de ira tenía mi madre que a veces no me hablaba por varios días y yo no sabía por qué, pero sí sufrí mucho estas dos realidades.

Una vez leí un test que le hicieron a él en el colegio en donde decía que por sus potencialidades de acuerdo hacia donde se inclinarán podía ser un gran hombre para la humanidad o un tirano, era un test que trataba de informar a los padres que eran quienes deberían orientar sus cualidades, por supuesto que él no sabía que yo leía

Creo no poder responder a todo muy exhaustivamente porque yo no conozco el pasado de él, antes de mi, pocas cosas, él no me contaba, cuando le preguntaba algo siempre me decía “no sé, no me acuerdo” y esa era su frase eternamente repetida, así el interlocutor se cansa porque no se puede dar el dialogo y no pregunta más, opte por no querer saber más, siempre  me daba con una pared “no sé, no me acuerdo”.

 

Estimado Doctor:

Luego que le envie el cuestionario me acorde de algo, se lo menciono quizas sirva al caso o no:

Una vez casados yo gustaba del negro que combinado con otro color da los colores de su equipo contrario, yo que no estoy en el futbol jamas pense que me estaba vistiendo de (boca por ej) pero él comenzo a enojarse cdo me veía así vestida porque era como una afrenta que yo me vistiera con los colores del equipo contrario, para colmo de males eran 2 colores clásicos que yo use siempre durante, antes y despues de él. se le desencajaban los ojos cdo me veia así, pero él no me compraba nada para ponerme.obvio que ya no le hice caso ya estaba harta, el se malhumoraba como siempre, pero ya ni bola le daba.

Otra cosa fue al principio cdo comenzaba a hacer buena letra, mi amiga intíma cumplía años y el puso 25 pesos para el regalo, le compramos una mesa de patio, jamás le hice un regalo tan grande, todos quedaron deslumbrados y yo también.

Me asombra que diga que mi caso es apasionante, nunca creí vivir nada de película!!siempre mi vida fue desabrida

Esperaré su respuesta y si quiere saber algo más me avisa.

Un abrazo. M

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI