SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Carta

Amarrete

 

Escribo en referencia a vuestro artículo publicado: "El pensamiento paranoide", del Dr. Hugo R. Marietán.

(Pueden completar este escrito con el artículo sobre avaros y tacaños, ya publicado. Dr. Marietan. Diciembre 2008)

Me llamo H, 55años, vivo en Uruguay, y estoy casada con un suizo, 61, desde hace 18 años.

Mi marido siempre fue una persona ahorrativa. Ahora bien, desde que dejamos Suiza, para venir a Uruguay, muchos rasgos negativos de su personalidad comenzaron a acentuarse. Leyendo el artículo, lo veo reflejado en cada palabra. En lo único que no coincide es en la pulcritud y la vestimenta: en el caso de mi esposo, se pone siempre lo mismo y no le importa si es rotoso. Tiene mucha ropa, pero igualmente anda juntando lo que tiran los demás y se viste con eso. La convivencia ha llegado a un punto insoportable: si no callo y obedezco, entonces debo irme. Cuando pregunto algo, contesta:  Piensa!!. Como dándome a entender que soy una infradotada. Según él, yo estoy complotada con el resto del mundo para que él pierda dinero, para que a él le cobren de más. Por otro lado, cuando compra comestibles, si va a la verdulería, revisa el cajón donde tiran la fruta que no está para vender y trae eso a casa. Yo no puedo comprar porque "yo no comparo precios", "yo no sé comprar", "ustedes los latinos no se preocupan por nada", etc....

No acepta ninguna crítica, por pequeña que sea, aún si se la doy en forma de consejo. Todavía me echa en cara cosas que pasaron hace años!

Yo voy a dejarlo. Ha vuelto loca a toda mi familia el verano pasado y le dije que no lo querían ver más. Controlaba los gastos de mi madre, de 81 años, que ese mismo año ha perdido a su hijo mayor y su hermana. No tenemos hijos y si bien no somos millonarios, podemos comer lo que queramos sin preocuparnos de lo que cueste. Esto ya no es vida. No tengo un momento de alegría y encima se queja que no le permito tener sexo. Si a una la están denigrando todo el día, cómo puedo tener yo ganas de contacto sexual?

Gracias por un consejo.

PD:: cuando le digo que se trate, por supuesto que la que necesita tratamiento psicológico soy yo!! (Y voy a tratarme en cuanto lo deje, para que no me vuelva a suceder)

 

Estimado Dr. Marietan:

Aquí le adjunto el cuestionario que me envió. He tratado de responder lo más claramente posible.

Luego de mi separación, mi estado financiero no será muy bueno que digamos. Si bien no pasaré necesidades, a mi edad tampoco creo que pueda conseguir un trabajo.

Regresaré a Argentina con mi madre, por el momento. Quisiera que me recomendara un psicólogo/a que no sea muy caro y dentro de la zona de capital, preferentemente de la avenida Rivadavia hacia el norte.

Muchas gracias por su información y consejo. H

 

Complete datos de la persona que se presume como psicópata:

Edad: 61

Estado civil: 2 veces divorciado, ahora casado

Profesión, estudio o trabajo que realiza: ex analista programador. Pensionado

Lugar de residencia actual, ciudad y país: Uruguay

Sexo: Masculino

Otro dato de interés: Su madre estaba perseguida por la “gente que le quería robar”

 

Datos de quien contesta el cuestionario (imprescindibles):

Edad: 55

Lugar de residencia actual, ciudad y país:, Uruguay

Profesión, estudio o trabajo que realiza: ex empleada, ahora ama de casa

Sexo: Femenino

¿Qué relación tiene o tuvo con esta persona?: esposa

¿Cuánto duró/dura la relación?: 18 años y algo

¿Cómo la conoció?: por correspondencia

¿Qué le atrajo/ atrae de esta persona?: sencillez, preocupación por mi persona, hogareño

¿Qué es lo que más le hacía/hace sufrir? Que por un lado hable maravillas de mí a otras gentes y en casa me trate de tonta. Que cuando le pregunto algo, me responda: Piensa!, que se vista como un pordiosero cuando tiene buena ropa. Que acarree las compras con la bicicleta, aún cuando las estropea, por no sacar el auto, que no me permita hacer las compras de la casa porque yo no calculo los centavos. Que me crea cómplice del resto del mundo para quitarle su dinero, si un pintor cobra algún peso más. Yo tengo la culpa de todas sus desgracias. Yo estoy en su contra porque no quiero acompañarlo a “tender redes de vecinos” a los cuales él les pueda sacar información para su provecho. Que no pueda hablar libremente con otras personas, porque siempre estoy confabulando contra él. Si hablo por teléfono, tengo que calcular: 1°) la hora de baja tarifa, 2°) los minutos por reloj. Si hablo tengo que hacerlo de cosas que valgan la pena, si digo algo porque lo digo y si no lo digo por qué no lo dije. Que me esté haciendo señas continuamente cuando telefoneo para que corte. Que me obligue a hacer llamados y luego me esté dictando lo que tengo que decir. Hacer las cosas sólo cuándo, cómo y dónde él quiere. Si saca el auto, hay que hacer un itinerario de visitas para aprovechar hasta la última gota de nafta. Me revisa la billetera para controlar cuánto dinero tengo. Lo ha hecho adelante de mi mamá que se indignó. Su explicación era que yo era como un chico que no cuidaba el dinero. Que me obligue a contactar gente que a mí no me interesa. Yo tengo que lavar la ropa cuando él lo considera, o regar a la hora que él quiera. Que pretenda que cuando horneo, aproveche el calor del horno para meter todo lo posible adentro. Que controle los gastos de mi familia, como si les prestara él el dinero. Tener que salir sola porque él no quiere gastar. Si me lleva a un restaurante, no pide comida y luego quiere de lo mío. Que no controle el inodoro cuando defeca y me deje a menudo el producto; que coma demasiado, a cualquier hora, todo mezclado, que se tire pedos continuamente. Que sabe que tiene un poco de incontinencia y no se cambie para no lavar y ande con olor a orina. Tuvo una temporada que me desconectaba la heladera de 17 a 23 porque la electricidad valía el doble en ese horario. Que me despierte muy temprano porque él quiere que yo sea su peón. Todo esto y un etcétera de 10 páginas más...

 

 

A. Satisfacción de necesidades distintas

 

A1. Uso particular de la libertad

¿Piensa que todo es posible? Sí, que él puede hacer como quiere

Impedimentos: ¿Tolera las frustraciones y los fracasos? De ninguna manera. Se pone loco y es muy rencoroso

 

A2. Creación de códigos propios

¿Respeta la ley y las normas comunes? Cuando le conviene

¿Sigue su propia ley y sus propios códigos? Sí, camuflado con las leyes

¿Carece de remordimientos o de culpa? Si bien a veces me pide disculpas y me agradece que lo aguante, no deja por eso de maltratarme psíquicamente a diario.

¿Le echa la culpa a los demás de sus errores? Por supuesto. Si algo le sale mal, es porque en algún momento yo hice algo que modificó el destino para crear el error.

¿Repite errores? Sí. Principalmente los que me reprocha a mí.

 

A3. Repetición de patrones conductuales

¿Repite de la misma manera las acciones negativas? Sí. Cuando se le pone algo en la cabeza, es como un ciego dándose contra la pared.

¿Tiene algún signo que anticipe sus conductas negativas? Sí. Mal humor, falta de sueño, inquietud.

 

A4. Necesidad de estímulos intensos

¿Tiene conductas de riesgo? Sí. Se expone a conflictos con otras personas. Anda en bicicleta como loco

¿Se aburre con facilidad? No. Siempre busca a quién hablarle.

¿Tiene proyectos de vida a largo plazo? Sí, ahorrar para “el futuro” (¿)

¿Abusa de drogas o alcohol? No. Toma fluoxetina recetada.

¿Tiene conductas perversas en lo sexual? No. Tiene problemas de impotencia.

¿Tolera situaciones de mucha tensión? No. Se pone inquieto. Dolor de estómago. Insomnio. Malhumor

 

B. Cosificación de otras personas

¿Es egoísta? Sí. Pero siempre dice “Yo soy muy generoso”

¿Se cree superior a los demás? Sí. Los demás no piensan

¿Todos deben girar a su alrededor según sus deseos? Si no se hace lo que le gusta, uno no piensa en él

¿Hace lo que quiere sin importarle las consecuencias? Sí, y a veces me avergüenza cuando hace cosas frente a otra gente.

Empatía: ¿Le importa los sentimientos del otro? Hace como que sí, pero no creo, porque de lo contrario, no me haría sufrir

¿Manipula? Sí: si no haces esto, no miras televisión, o no te doy tu dinero, o haces la valija y te vas.

¿Seduce? A veces diciéndome “mi amorcito”

¿Miente? Sólo para ocultar algún hecho que yo repruebo

¿Actúa para conseguir lo que quiere? Insiste

Coerción: ¿Usa la agresión física para conseguir sus objetivos? Nunca me golpeó

¿Usa la agresión psíquica para conseguir sus objetivos? Sí. Denigra

Parasitismo: ¿Vive del esfuerzo de otro? No, pero pretende que todos sigan su ritmo

¿Usa a las personas? Sí, las personas son fuente de información.

¿Logra distorsionar los valores y principios de los demás? Los únicos valores son los suyos.

¿Es insensible? No lo sé

¿Es cruel? Puede matar cachorros si es necesario

¿Humilla y desvaloriza? Sí. Tú no piensas; ustedes los latinos no ahorran; 

¿Extraña, echa de menos? Algunas personas me dicen que me extraña.

¿Crea tensión y agotamiento en la relación con otras personas? Mi familia no lo aguanta más ni lo quiere ver más, porque el último verano los volvió locos con los controles de agua, dinero, porque piden una pizza. Especialmente con mi hermano, que me dijo que yo fuera cuanto quisiera a su casa, pero que a él, no lo quería ver más, porque le presta la computadora y se queda horas clavado en su casa y encima se tira pedos y le deja el baño sucio a mi cuñada.

¿Crea relaciones adictivas, dependientes? Al tratarme de tonta, me hace dependiente.

¿Desea agregar algo más?

Hace años que no duerme regularmente. Debido a eso decidí mudarme a otro cuarto. No tenemos contacto sexual hace como un año y las últimas veces fueron totalmente insatisfactorias: impotencia, eyaculación precoz.

Como nunca está conforme con lo que hago, hace un tiempo que en su ausencia hago lo menos posible, aunque se enoje. Espero que me diga lo que tengo que hacer y cómo, así, si algo sale mal, es por su culpa y no la mía. Estoy deprimida y no tengo ganas de crear. Me gusta mucho el bricolaje pero no puedo hacer nada porque nunca es a su entera satisfacción.

 

Estimado Dr. Marietan:

Disculpe usted, pero como tengo que escribir esto en ausencia de mi marido, al apurarme, me quedan cosas sin comentar.

Otra de las particularidades es la constante necesidad de mi marido de efectuar denuncias: a los bomberos, porque los jardineros tiran la pinocha en el bosque (yo sé que él mismo encendió un montón un día, y luego dijo que fue un rayo, cuando no había una nube a cientos de km a la redonda), denuncia a la municipalidad por los perros sueltos, quejas porque el alumbrado público falta o se mantiene siempre encendido.

También le agarró por apagar los calefones, así yo me tenía que duchar con el agua a la temperatura que a él le parecía estaba suficiente caliente (brrr). Si uso la computadora, no puede quedar encendida: usar, apagar, esconder.

Vinieron a vivir al barrio alemanes, y él los acompañaba a hacer las compras, y le quería hacer comprar al alemán lo que a él se le ocurría, o llevarlo de prepo a otro lugar más barato. No le cabe en la cabeza que a otras personas no le importa el precio pero sí la calidad. Normalmente dice: yo puedo vivir sin esto o sin lo otro. Yo no quiero ir de vacaciones más con él, porque terminamos yendo a los restaurantes más miserables y para pasar incomodidades, mejor me quedo en mi casa.

En fin, podría seguir escribiendo semanas... pero mejor me hago tratar yo también.

Muchas gracias. H

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI