SEMIOLOGIA PSIQUIATRICA Y ESQUIZOFRENIA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

  Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]
 

 

 Sólo para estudiantes y profesionales de la salud

CURSO SOBRE ESQUIZOFRENIA

Director Hugo Marietan

marietanweb@gmail.com

Derechos Internacionales Reservados

 

 

Undécima Lección

 

Doxografía sobre esquizofrenia

Parte cuatro

Hugo Marietán

Alcmeon 37, julio 2001

 

El yo no dividido

El PSC del esquizofrénico, el ‘yo pienso’ permanece como “su” yo frente a la incógnita, a lo nuevo, a lo raro, a lo distinto. Ustedes van a ver en pabellones de crónicos, que el paciente, aún viejo y muy defectuado, nos dice siempre lo mismo - y nosotros nunca los escuchamos porque estamos pensado en qué es lo que habíamos leído sobre esquizofrenia para tratar de adaptarlo a lo que estamos escuchando: “doctor yo creo tal cosa y esto no es mío, esto que me hacen decir no es mío, esto que me hacen hacer no es mío”.

Y es que el pensamiento del esquizofrénico nunca se divide, es siempre el mismo, no hay una división del yo, no es en el sentido estricto una esquizo-frenia que es lo que decía Bleuler, no es un yo dividido como decía Ronald Laing (9), no, el yo del paciente se conserva a lo largo del tiempo.

Caso clínico:

En estos párrafos el paciente muestra netamente la conservación de su “Yo pienso”; la diferenciación con el PPC ( es él el que las trabaja en mi, pero yo soy yo y yo también tengo que entender), el estado de perplejidad (el lo llama confusión) y el trabajo de elaboración de hipótesis que debe realizar frente al material anómalo: ‘esto no lo entendí mucho todavía’, ‘con los años lo fui entendiendo, ‘eso lo entendí

 

El paciente trae escrito lo que le dijeron las voces:

“Yo soy padre. Yo soy santo. Yo soy cristiano. Yo soy grande. Yo soy simpático.

Yo soy macho, muy macho, y bien macho.

Yo soy dios Jesucristo. Yo soy Cristo tu hijo. Ese mosquito soy yo. Tenés que entender. Yo estoy más allá de todo esto.”

 

Se le va preguntado por el significado de algunas de las frases:

 

 “¿Yo soy padre” ?   “... yo no voy a discutir que lo dice Dios ... Dios y Cristo es lo mismo ...”.

“¿Yo soy cristiano” ?    “... glorioso ... no es cualquier cosita barata, no se lo puede avergonzar ...”.

“Yo soy macho, muy macho...” ?    “... todavía no lo entendí ...”.

“¿Tenés que entender” ?    “... para entender todo esto la cabeza hay que usarla ... son tantas cosas, es él el que las trabaja en mi, pero yo soy yo y yo también tengo que entender ...”

“... 10 años atrás  -esto-  lo escuchaba con mi oído espiritual, con los años lo fui entendiendo ...”   

“... Hay una parte en que Dios me habla de fumar, de tomar mate...  ‘ Vos tomá mate, fuma, y la radio la manejo yo’ ... no le daba bolilla, tenía confusión ...”.

“... Todo esto no lo entendí mucho todavía, sí que tiene poder... eso lo entendí ...”.   “... Por no darme cuenta, al principio yo tenía mucha confusión, hasta me enfermé de depresión...,  después fui comprendiendo ...”.

 

A modo de resumen:

Estamos enfocando el concepto de esquizofrenia desde el campo de la conciencia, donde  el esquizofrénico sabe lo que acontece, donde tiene noción de que piensa con su PSC (yo pienso, yo hago). Dijimos que hay PPnC que se hacían PPC (la voz, por ejemplo, cenestesia, cinestesia o algo no definido). De acuerdo a lo que ya hablamos decíamos que la esquizofrenia no era una escisión del Yo, dado que el Yo del paciente se mantiene a lo largo de todo el proceso. Que el esquizofrénico era un enloquecido. Que los procesos del pensamiento, como el juicio y el razonamiento eran correctos, lo que varía es la materia prima con que se hacen esos juicios o razonamientos. También dijimos que, como cualquier otro humano, ante una incógnita elabora una hipótesis. Y que esa hipótesis, como es un intento de explicar algo nuevo para él y para los otros, también va a resultar rara, anómala. Si bien está bien construida estructuralmente, si lo trasmite como discurso el terapeuta no puede realizar la decodificación del mensaje y es calificada como delirante. El delirio, entonces, es una construcción de a dos.

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI