SEMIOLOGIA PSIQUIATRICA Y LO BIPOLAR

Sitio Psicopatia del Dr. Hugo Marietan

www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 [ Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]
 

Lo bipolar por una bipolar

Un testimonio sobre lo bipolar de acuerdo a las vivencias de una mujer que tiene estos cambios en las fases tímicas. No hemos tocado los escritos recibidos para que el profesional pueda contar con este inapreciable material. Ella ha dado su total consentimiento y exigió para su colaboración que se la nomine con su nombre real; sólo se han preservado los nombres de terceros.

14) Mi  Espada  de  Damocles  (1)

Con tiernos 31 años conozco al Uomo.

A los 15 días me hago su concubina (por eso de que es casado en las europas, padre de due figlios que pueden ser mis hermanos menores y encima es abuelo) Si releen Mer x Mer, me evitarán repetirme.

Todo más que bien. Mon Homme, encandilado por la carissima Merchedes.

Que qué le hice... que seguro que lo engualiché... porque él nunca más una moglia, prostitutas sí, por salud sexual. Que le gusto porque soy hippie intelectualmente. Que le recuerdo a la Juliette Grecó del existencialismo francés... Bah, distinta, diferente, única, asombrosa, tan inteligente y culta y elegante y qué piernas y qué rostro – entre rasgos franceses e indígena y y y ...

A mí no me sorprendía porque estaba acostumbrada a esos halagos masculinos.

No se sabía que era bipolar.

Poco duró la fascinación.

Las euforias empezaron a hacer de la suya y el romano a no entender nada.

Que es loca, que es cativa, que es frívola, mala mujer, mala madre, benemérita hija de puta, bah, figlia di putana (leo en sus escritos)

Don S. como buen estratega facho y mercenario de la Legión Extranjera en África y Francia, elige estratégicamente castigarme por mis ex –abruptos. Para lograr su objetivo elige diversas tácticas.

Que por haber estampado en la pared vajillas y cristalería  = 10 años sin copas y vajilla de cristal de bacará o porcelana inglesa.

Que por haber chocado un Mehari contra el portón del Hotel A. L. V. = 10 años sin manejar.

Que por gastar tanto, no comparto sus viajes anuales a las europas.

Que porque me visto así o hablo así y digo esto o lo otro, no voy a tal o cual recepción.

Que porque soy “un mono con navaja”, me retira las tarjetas de crédito.

Que visita boutiques y anexos solicitando no se me venda nada.

Seguramente hay más tácticas olvidadas por mí.

Suponen que yo obedecía, sufría, me entregaba?

  

“Mira cómo la nieve se deslíe

sin una queja de su labio yerto,

cómo ansía las nubes del desierto

sin que a ninguno su ansiedad confíe:

Maldice de los hombres, pero ríe;

vive la vida plena, pero muerto”.

(Almafuerte)

 

Seguía haciendo de las mías económicamente y zahiriendo al uomo e hijos.

Así se vivió desde el ´77 al 2002

Vejaciones verbales, vergüenzas sociales; separaciones y reconciliaciones; sentimientos de culpa y humillaciones; manipulaciones y desprecios. Éstas fueron la táctica y estrategia de Don S.

En el 2004, un día releo un poema mío 

Mi Espada de Damocles

Mi Juez

Mi Amo y Señor

Mi Bwana

yo....

arrinconada

Descubro que ése es el sentimiento que me retiene a Don S.

Hago una introspección.

Me siento vigilada, controlada

Estoy diariamente rindiendo examen.

Es una permanente competencia intelectual, filosófica, cultural. Que... mirá vos, pensé que no lo sabías... Muy bien, Mercedes, quería probarte... cómo hacés para saber tanto? Tan frívolaaa

Signos físicos aparecen.

Tiemblo cada vez que hablo con él... Tengo miedo de hacer ésto o lo otro. Ya soy incapaz de decidir u obrar por mí misma. Que tartamudeo cuando él me habla. Que mis manos transpiran...

Y escribo

Requiem  Cadi  Paxi

Asustada

Aplastada

Castigada

Atormentada

Desandada

Desarmada

Borrada

Crucificada

Sepultada 

Y me voy a la mierda.

Mis nuevas paredes se visten con mis versos.

LIBRE – mayo del ´03  aparece determinante en mis graffitis.

En septiembre u octubre, caigo en depresión.

Y otra vez reclamo por mi Amo y Señor.

Mayo del ´04 – El Juez, en la Tacita de Plata.

La mala mujer en su país de dulces y cañaverales.

Está gozosa.

Es Mercedes.

Está libre.

Y pinta y escribe y re decora a gusto y piaccere

Hasta se permite conocer otro hombre. Y está bien.

Y es autorizada por el Amo, quien ahora es el padre bueno que estás en los cielos, hágase tu voluntad..., por eso de que “te lo merecés, mercedes, sos una gran mujer, sos joven, yo ya no; mamá lo merece, hijos... Qué tal el ingeniero? Fijate que sea una buena persona, carissima merchedes. Te llega a hacer daño, lo mato.

En una sesión mi psiquiatra me pregunta cómo lo veo a Sergio.

Y bue... contesto . Es Mi Espada de Damocles.

Describo emociones, sensaciones, sentimientos

Yo tengo un bar en mi amplia sala.

Construído y decorado el ambiente por mí, maderas, sogas ; troncos y ramas cuelgan por doquier.

Un travesaño de lapacho suspendido entre el techo y la barra sostiene un machete que simboliza Mi Espada de Damocles.

Maggie, con su humor característico dice:

Che, ésto parece una carnicería: la mesada (la barra), la heladera, la pileta, un espejo, el gancho (un gancho cuelga del techo de madera para hacer de perchero de mis húespedes) , ese espejo y el cuchillo. (Ja... no tiene mi vuelo literario y arquitectónico)

Sergio regresa al hogar en mayo del 2005.

He sacado el machete

Ya no le temo.

Lo enfrento

Y me interesa un bledo qué piensa o siente por mí

 Lo dijo N. K

La casa de Mer

Es

Mágica

Exótica

Alucinante

Seductora

Cautivante

Artesanal

Se respira

A

Mercedes

(una noche de julio ´04 en el país de dulces y cañaverales)

 

Nota H.M. (1) La espada de Damocles

Según cuentan Horacio en una de sus "Odas" y Cicerón, en sus "Tusculanas", Damocles era cortesano de Dionisio I, El Viejo (siglo IV, AC), tirano de Siracusa, a quien envidiaba por su vida aparentemente afortunada y cómoda.

El rey, con el propósito de escarmentarlo, decidió que Damocles lo sustituyera durante un festín, pero para ello dispuso que sobre su cabeza pendiera una afilada espada desnuda suspendida de una crin de caballo.

De esta manera, Damocles pudo comprender lo efímero e inestable de la prosperidad y del lujoso modo de vivir del monarca.

La frase la espada de Damocles se utiliza desde hace mucho tiempo, para expresar la presencia de un peligro inminente o de una amenaza.

 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI